BeTech: noticias de tecnología

VEHÍCULOS

Adiós a los puntos ciegos de un coche con una simple webcam

Con una webcam e inventiva, una adolescente ha dado con una solución ingeniosa y barata para evitar accidentes.

Adiós a los puntos ciegos de un coche con una simple webcam

Los pilares o montantes de un coche son las partes sobre las que se apoya el techo en la carrocería en el parabrisas, la luneta trasera y los centrales de las ventanas entre las puertas. Dependiendo del vehículo, estos son más o menos delgado, pero todos comparten la misma característica: son opacos, y por tanto representan un punto ciego que puede provocar un accidente con, por ejemplo, un ciclista que el conductor no ha visto porque el pilar le tapaba la zona donde éste estaba circulando.

Adiós puntos ciegos del coche

¿Cuál sería la solución? Pues obvio: montantes o pilares translúcidos. Pero claro, hablamos de un cambio de diseño y materiales que costaría mucho a cada marca, que habría que probar, valorar y certificar. En cambio, la inventora Alaina Gassler propone una solución más rápida, ingeniosa, igual de efectiva y por encima de todo, barata: crear pilares opacos que se vuelven translúcidos gracias a una simple cámara web.

Usando exactamente la misma tecnología ‘low cost’ que vemos en estos conseguidos disfraces de Halloween desde hace unos años, Gassler consigue que un montante opaco sea transparente colocando una webcam en el propio pilar que graba todo lo que el conductor no puede ver. La imagen se envía a un proyector montado en la parte interna del pilar (la parte de dentro del coche), usando para ello “partes impresas en 3D” para alinear exactamente la imagen externa con el diseño interno del montante. ¿Resultado? Este se vuelve translúcido al encender el sistema.

Una genio de 14 años

Como se puede ver en el vídeo, la solución de la inventora es tan sencilla como efectiva, permitiendo ver a través de los pilares del coche en tiempo real aunque esté en movimiento. Esto elimina los puntos ciegos provocados por el diseño de la carrocería usando materiales baratos y al alcance de todos. Alaina, que sólo tiene 14 años y viene de Pennsylvania, ha presentado su diseño a una competición de jóvenes talentos, ganando los 25.000 dólares de premio.

De momento, es sólo una idea y necesita ser pulida -el input lag es inapreciable con el vehículo parado, aunque en marcha ya se nota más. Aunque puede que el invento de Alaina Gassler se abra paso o inspire nuevas medidas de seguridad para eliminar los puntos ciegos de un coche que la industria convierta en obligatorias, sobre todo porque ya estamos en la era de los vehículos inteligentes y ese tipo de detalles ya debería pertenecer al pasado.