BeTech: noticias de tecnología

Tesla

Tesla se va de compras para desarrollar la conducción autónoma

Tesla ya piensa en la conducción autónoma con su último movimiento

Tesla se va de compras para desarrollar la conducción autónoma

La compañía Tesla ha sido capaz de desarrollar sorprendentes tecnologías que permiten al usuario disfrutar del autopilot, una versión inicial de lo que quiere conseguir con la inteligencia artificial que está desarrollando. La idea del equipo tesla se centra en conseguir crear la conducción autónoma.

Para llegar a crear una tecnología así, Tesla ha adquirido DeepScale, una startup con gran potencial dentro de la visión artificial y que podría ayudar a que sus vehículos mejoren exponencialmente.

El propio CEO de DeepScale hizo oficial la compra en Linkedin

Mediante la red social Linkedin, Forrest Iandola, CEO de la compañía hizo saber que la empresa había sido adquirida por Tesla y por lo tanto trabajarían a partir de ese momento con ella.

Con el siguiente mensaje dejó clara sus funciones dentro de la compañía de Elon Musk: "Me he unido a Tesla, parte del equipo del Autopilot. Emocionado de trabajar con algunas de las mentes más brillantes en conducción autónoma y aprendizaje profundo".

Robotaxis, el primer paso para la conducción autónoma

Entre los muchos planes de la compañía Tesla están los robotaxis, una revolución que daría cabida posteriormente a la conducción autónoma en tu propio vehículo.

La adquisición y compra de estas empresas está también destinada a la creación de los robotaxis, no solo para el software que puedan recibir los vehículos para particulares Tesla.

Conducción inteligente Tesla

Este duro trabajo necesita de mucha inversión y de un importante desarrollo que más tarde será revisado primero en Estados Unidos para comenzar a realizar las primeras pruebas y más tarde comenzar a aprobarse en todo el mundo.

Una tecnología a la altura de los mejores

 La CNBC ha sido la encargada de dar a conocer la noticia de la compra de Tesla, un movimiento muy enfocado en las redes neuronales y que sin duda alguna está centrado totalmente en el desarrollo de la conducción autónoma con la que tantos soñamos.

La compra de DeepScale no es la única compra que ha realizado la compañía Tesla en los últimos años. Son varias las empresas cómo Maxwell Technologies, una compañía dedicada a la fabricación de baterías, las que se ha unido al equipo Tesla para ser capaces de desarrollar un software capaz de cumplir con las altas expectativas y el alto valor que tienen entre sus manos con el desarrollo de la conducción autónoma.

Por su parte, DeepScale se centra en desarrollar una tecnología capaz de reconocer obstáculos mediante la gran cantidad de imágenes que capturan las cámaras que llevan instaladas los coches, sin necesidad de tener que acoplar un sistema informático extra. De este modo Elon Musk cumpliría con su promesa de que toda la flota de vehículos creada después de 2016 tendría la capacidad y recibiría la actualización FSD (Full Self-Driving) con un mayor rango de actuación y permitiendo tomar decisiones mucho más rápidas y precisas.