Golazo! Liga de Fútbol
Golazo! Liga de Fútbol
Carátula de Golazo! Liga de Fútbol

Golazo!, análisis: tras la estela del fútbol arcade

El Estudio Purple Tree se atreve con una tipología de juego que intenta reverdecer viejos laureles

Es conocido y compartido por todos que hubo una vez un juego nos hizo cambiar el chip futbolero. Se admite casi unánimemente que hasta el primer Fifa International Soccer para Mega Drive, los videojuegos de fútbol no tenían en cuenta casi nada de lo que en realidad pasa sobre un campo de fútbol. Formaciones, reglas, lesiones, sustituciones y casi todo lo que hoy damos como aspectos más que básicos en los FIFA y Pro Evolution Soccer no estaban ahí, porque lo que importaba era otra cosa. Y es que los los juegos de fútbol de la primera mitad de los noventa no eran simuladores deportivos, sino más bien arcades ambientados en un campo de fútbol. Propuestas mucho más disparatadas en las que los jugadores peleaban, casi literalmente, por el balón, en refriegas en las que se desarrollaba otro espectáculo: los tackles se convertían en el gesto básico del juego y las reglas del fútbol se reinterpretaban en función de un espectáculo inmediato. Hay muchos resultados de esta premisa que hoy ha desaparecido casi del todo como sagas, a pesar de que muchos de ellos aún se dejan jugar más que bien hoy día: el magistral Super Sidekicks para Neo-Geo, los primeros International Superstar Soccer de Konami o los juegos de Tecmo o Visco Systems son únicamente unos cuantos, pero hay que recordar que hasta Megaman llegó a jugar al fútbol.


El fútbol japonés de los noventa

Por más que los videojuegos de fútbol sean ahora mucho más complejos y completos que todo aquello, la idea de un juego de fútbol a la antigua usanza no ha dejado de rondar las mentes de muchos aficionados, por lo que ya ha habido algún intento de recuperar este tipo de propuestas de hace años, que no dieron juego únicamente en el fútbol, por cierto. Super Arcade Soccer, por ejemplo, recuperaba la tendencia del fútbol con perspectiva aérea del legendario Sensible Soccer, y no lo hacía nada mal, por cierto. Pero la realidad es que los juegos más tradicionales de las recreativas apenas han gozado de sucesores espirituales. Pues bien, Golazo! viene a intentar ocupar ese hueco.

Es evidente que este Golazo! es un proyecto bastante humilde. Técnicamente va bastante justo, y sus modelos están en ese límite algo difuso entre lo que podríamos considerar una caricatura simpática y lo que no dudaríamos en calificar como poco cuidado. El problema es que en esa misma dualidad se instalan las sensaciones que, en general, transmite todo el juego. Salta a la vista que el estudio Purple Tree viene de realizar proyectos para móviles, pero nos da la sensación de que en este primer intento de juego de fútbol arcade para consolas se han quedado demasiadas cosas en el tintero que lastran en exceso el resultado final, incluso aunque tengamos en cuenta que la premisa no es más que la de un videojuego de fútbol sin muchas pretensiones quue tiene en Switch su plataforma ideal.

Golazo! es extremadamente parco en modos de juego. A saber: partido rápido para meternos rápidamente en faena, complementado por dos modos para encadenar partidos a más o menos largo plazo en forma de una copa y una liga. Aparte de una tienda en la que convertir las victorias en desbloqueables, no hay nada más -aunque tampoco diríamos que haga mucha falta-. Una vez saltamos al campo, lo cierto es que las primeras partidas pueden ofrecer exactamente lo que prometen, pero en los desenfadados partidos pronto empiezan a suceder cosas que no deberían, lo que evapora gran parte de la magia. Golazo! promete partidos entre equipos de siete en los que no hay faltas (no es del todo cierto, ya que sí que se pitan penalties, como en los juegos en los que se inspira) y sí muchos tackles y ausencia de linieres. La premisa funciona un rato, pero pensamos que podría convencer mucho más de lo que lo hace, incluso con estos mimbres técnicos tan humildes.

Partidos locos, a todos los niveles

Jugar a Golazo! es entretenido y funciona en el corto plazo. Sus partidos duran unos minutos y se puede jugar con unos amigos, por lo que nada debería ir mal. El problema principal es el poco tiempo que transcurre hasta que nos demos cuenta de que la inteligencia artificial del juego está absolutamente loca. A priori, no está del todo mal que un juego de partidos locos tenga como resultado partidos desenfadados, pero no por los motivos que al final terminan decidiendo demasiados lances del juego. Hay muchas cosas que mejorar en un juego en el que los jugadores controlados por la IA son capaces de salirse ellos solitos del campo con el balón controlado, cuando no se entretien en pasearse por la portería vacía -para terminar chutando fuera tras pasear por delante del arco rival un buen rato-. Por si fuera poco, los porteros alternan momentos de invencibilidad dignos de una mezcla entre Gianluigi Buffon y varios de sus colegas, con situaciones absurdas como pasarle el balón a un rival para que los fusilen alegremente. Todo lo que decimos puede pasar en un partido real de las ligas más importantes del mundo, pero el problema es que estos momentos los vivimos con demasiada frecuencia en Golazo!.

Es justo admitir algo. Las mecánicas de los juegos que comentábamos al principio de este análisis pueden ser algo duras para la actualidad, y cualquiera que los haya jugado con cierta insistencia sabe que siempre existían trucos para burlar a la IA y marcar goles con desenfreno. Pero cualquiera que los conozca sabe también que ese primer Super Sidekicks era un juego con un ritmo fantástico, en el que los pases, centros y chuts funcionaban a la perfección cuando entendíamos su lógica. Nada de eso pasa aquí, por desgracia. Los pases adelantados y al pie cumplen con su cometido, pero los pocos gestos técnicos en defensa (un salto para esquivar los tackle y una ruleta para emular a Zidane que casi nunca logra su cometido) se quedan en muy poco, y no diríamos para colmo que estén bien integrados en el juego. Por otro lado, los regates se fían a la pura colocación y a la carrera, sin existir gestos propios de regateo que podrían haber mejorado mucho el entramado jugable. La cosa termina yendo de coger el balón y correr, pero tan pronto nos comemos un puñetazo en la cara como encontramos una autopista desde la defensa hasta las inmediaciones del portero, sin que haya mucha lógica en uno u otro extremo.

En definitiva, Golazo! divierte lo justo. Es un juego sin pretensiones de trascendencia, en el que un partido o dos pueden tener su gracia, pero pronto muestra unas graves carencias en su jugabilidad que lo dejan bastante a medias. Huecos en su sistema atacante y defensivo que, a nuestro juicio, lo alejan de poder considerarlo un heredero natural de los viejos arcades deportivos a los que intenta emular. A muy pocos días de que el mismísimo FIFA vuelva a la carga con su aproximación más arcade gracias a Volta, este Golazo! únicamente apela a la nostalgia, por lo que lo disfrutará quien busque poco más que un par de partidas relajadas a un juego simpaticón, que no se toma demasiado en serio a sí mismo. Y es una lástima, porque pensamos que la premisa funciona bastante bien en 2019 y este Golazo! podría haber sido un gran juego de fútbol arcade, con sus melodías que parecen más bien de Megaman y sus locuras durante los partidos. El problema es que en esos partidos suceden cosas que no tienen gracia.

CONCLUSIÓN

Golazo! se queda a medias en su intento por recuperar un tipo de juegos que aún podría tener mucho que decir. Aunque entretiene a pesar de un apartado técnico discreto, son demasiado obvios algunos desajustes en su jugabilidad así como lo alocado de su inteligencia artificial, por lo que únicamente es recomendable para un par de partidas informales sin demasiadas pretensiones.

LO MEJOR

  • Se titula Golazo!
  • Entretiene si no tenemos muchas pretensiones
  • Visualmente puede tener su gracia

LO PEOR

  • Inteligencia artificial de locos
  • Desajustes jugables que lo vuelven demasiado impredecible
  • ...pero también puede considerarse descuidado técnicamente
6

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

Las nuevas series Swamp Thing

Esta serie lo tenía todo para ser un referente en el género de terror. Algunas de las mentes creativas más perversas y experimentadas el género de terror, un personaje y una historia a adaptar de lo mejor que se ha en el género de terr...

¿Recomendáis Horizon Zero Dawn y su expansión?

Está tirado ahora mismo en su edición completa, tanto en la Store (15 euros), como en Amazon en físico (18 euros).   Tengo que decir que el último juego de mundo abierto que he jugado ha sido RDR2 y por momentos se me ha hecho pesado, siempre me ha gustado este género y he disfrutado mucho...