Borderlands 3
Borderlands 3
Carátula de Borderlands 3

Borderlands 3, análisis: ¿el mejor de la saga?

Analizamos en profundidad Borderlands 3, para PC, PlayStation 4 y Xbox One para averiguar si es el mejor de la saga de Gearbox Software y 2K Games.

Gearbox regresa con su buque insignia. Uno de los shooter looter más característicos llega a la generación actual por todo lo alto con Borderlands 3, años después de que the Pre-Sequel (2014) y Tales from the Borderlands (2016) hicieran su aparición. Ya teníamos ganas de embarcarnos en una nueva aventura rodeados de otros busca-cámaras y esta es la ocasión ideal para hacerlo. La espera ha merecido la pena, ya que la entrega que nos ocupa reúne todos los elementos que hicieron destacar a cada uno de los títulos anteriores y los eleva a un nuevo nivel. Tenemos más planetas, más personajes, más armas, más enemigos y todo ello mejorado. Pasemos pues, sin más dilación, a analizar cada uno de los apartados que componen la obra que tenemos entre manos.

Una nueva historia de los busca-cámaras

Marcus toma una vez más el papel de narrador inicial de la historia de los buscacámaras que nos ocupa. A través de una cinemática cargada de acción podemos descubrir a los 4 nuevos protagonistas que llegan a Pandora en busca de fama, riquezas y aventuras. Tenemos a Amara, una sirena con poderes elementales, a Moze, una artillera que puede montar a un mekka, Zane, pistolero que es capaz de crear dobles de sí mismo y a FL4K, un domabestias robótico.

Cada uno de ellos posee unos movimientos singulares que desatar de forma eventual a modo de ulti y que se pueden mejorar con tal de hacerlos devastadores. Además, el árbol de habilidades que posee cada uno de ellos es amplio y detallado, con tal de que cada jugador se decante por una build u otra en función de su estilo de juego. Hay algunas que otorgan una mayor resistencia y amplian la barra de salud, mientras que otras se centran en la ofensiva al proporcionar un incremento en el daño elemental (en el caso de la sirena, por ejemplo) y una infinidad más de características que se pueden mejorar a medida que subamos de nivel.

Volviendo a la historia, una vez que hemos escogido a nuestro personaje nos encontraremos al carismático Claptrap, quién será el encargado de guiar nuestros primeros pasos por Pandora. Nos entregará un dispositivo ECHO (que funciona a modo de menú al disponer del inventario, el mapa, la lista de misiones, árbol de habilidades y demás) y nuestra primera arma y escudo. Con ellos, acabaremos con nuestros primeros enemigos y tal vez sintamos que se nos acaba enseguida la munición y no hallamos suficiente loot, pero es algo que dura poco y al avanzar en la aventura acabaremos nadando en botín, nos sobrarán armas y dinero y no habrá problemas de munición. Todo a su tiempo.

Borderlands 3 buscacámaras protagonistas
Amara, la sirena, mostrando sus habilidades

En cuanto Lilith (a quién conocemos por ser la sirena protagonista del primer Borderlands) haga su aparición y se presente una vez más como el halcón de fuego, nos informará de que está reuniendo a un ejército llamado los Invasores Carmesíes con tal de pararles los pies a los siameses Calypso: Tyreen y Troy. No contaremos mucho más con tal de no adentrarnos en terreno de spoilers, pero sí podemos afirmar que no será fácil detener sus alocados y oscuros planes y que para ello necesitaremos ayuda de algunos personajes icónicos ya conocidos y otros nuevos que pasarán a estar en nuestra lista de favoritos.

Una vez que estemos a bordo de nuestra nave espacial, la Sanctuary, y que avancemos en la trama, iremos encontrándonos a viejos amigos como Maya, Tannis, Ellie, Cer0, Rhys, Vaughn y muchos otros. En este punto se nota la intención de Gearbox de contentar a los fans de la saga al reunir a un gran número de personajes reconocibles en un solo juego y podría tacharse de fan-service, pero hemos de aclarar que el conjunto funciona a la perfección y consiguen tejer una trama interesante (aunque en su mayor parte previsible) que logrará sorprendernos y emocionarnos en ciertos puntos.

A bordo de la Sanctuary y a explorar la galaxia

La Sanctuary funciona a modo de base de operaciones y nos permitirá tener nuestro alijo personal, visitar la tienda de Marcus para ampliar el espacio de munición y de la bolsa, aceptar algunas misiones secundarias, charlar con los personajes y usar una máquina para personalizar a nuestro protagonista. Podremos ponerle máscaras, gorros y peinados distintos, además de variar el estilo y color de la ropa que lleva y otros ajustes menores como el tema del ECHO. Con tal de conseguir nuevas skins deberemos gastar nuestros lingotes de eridio en una tienda a bordo. A pesar de que en un inicio sea muy difícil conseguirlos, cuando lleguemos a cierto punto en la historia se facilitará el hallarlo y recogerlo y dispondremos de un mayor número de lingotes para gastar en armas épicas e ítems de personalización.

Ya que se trata de una nave espacial, cumple su función al ser el vehículo que nos transporta entre los distintos planetas de la galaxia. Y es que en Borderlands 3 podremos visitar hasta 6 planetas distintos que se irán desbloqueando a medida que progresemos y terminemos la campaña principal. Esta es una novedad de agradecer en la saga, ya que hasta ahora la principal protagonista había sido Pandora y por mucho que nos atraigan sus gentes psicópatas y sus arenosos escenarios, teníamos ganas de viajar y movernos por el espacio. En anteriores entregas de la saga podíamos hacerlo a través de los DLC, pero ahora lo tenemos disponible en el juego base y podemos afirmar que cada uno de los planetas tiene una identidad propia y está diseñado al detalle para tener su propio bioma, fauna y elementos característicos.

Con tal de explorar las amplias localizaciones que tiene cada planeta contaremos una vez más con el sistema Motorízate. Gracias a ello podremos escoger el tipo de vehículo que queremos llevar y personalizar su aspecto y elementos que lo componen con tal de añadirle unas ruedas con pinchos, un láser que dispara rayos a los enemigos cercanos o una carcasa que le aporta una mayor protección ante colisiones, por ejemplo. El número de vehículos posibles se ha ampliado y, a pesar de que el sistema de conducción no se haya pulido demasiado, sigue resultando divertido y alocado el moverse en vehículo por los escenarios.

A medida que visitemos localizaciones y conozcamos a diferentes personajes principales y NPC podremos cumplir una serie de misiones secundarias para intercalar entre la línea de misiones principal. En nuestra partida las hemos cumplido prácticamente todas y nos hemos encontrado con algunas interesantes y distintivas pero otras un tanto repetitivas en cuanto a planteamiento y desarrollo. Después de todo, es difícil pensar misiones con carácter y que se nos queden marcadas en un shooter, pero sus elementos de rol hacen que algunas secundarias sean incluso mejores que las principales.

Un ejemplo es cuando Tina nos pide que recuperemos a su skag de la custodia de su ex, una psicópata que se unió a la banda de los Calypso. A pesar de que tengamos que pegar algunos tiros, las conversaciones que tienen lugar en esa misión resultan hilarantes y nos recuerdan el sentido del humor que aporta Gearbox en cada una de sus obras: respetuoso con los diversos colectivos y alocado al mismo tiempo. Sin embargo, esto no siempre ocurre, y también habrá misiones repetitivas que se basen en ir a recoger un cierto ítem a una base enemiga, donde tenemos que acabar con todo aquel que se oponga a nuestra tarea.

Armas, botín y enemigos cabronazos

El arsenal de armas disponible es amplio y nos permite escoger entre una selección de pistolas, revólveres, fusiles, subfusiles, escopetas, francotiradores y lanzacohetes. Pero no hay dos armas exactamente iguales, si no que cada una de ellas presenta un aspecto, valor y características distintas. Por ejemplo, algunas producen daño elemental corrosivo, criogénico eléctrico o de fuego, mientras que otras sueltan una copia de sí mismas al recargar y ésta explota como si de una granada se tratase. Incluso hay un arma que crea 10 armas al disparar a cambio de 10 lingotes de eridio.

Cada tipo de arma tiene sus propios valores de daño, precisión, manejo, tiempo de recarga, cadencia de fuego y tamaño del cargador, además de unas características propias que la hacen única y aumentan su valoración y el nivel necesario para empuñarla.

El gunplay ha recibido una mejora respecto a anteriores entregas de la saga. Al disparar notamos una mayor precisión y control, aunque en ocasiones acaba siendo difuminada debido a la locura de situaciones que se crean si se acumulan muchos enemigos alrededor que producen daño elemental y todo lo que podemos ver a nuestro alrededor son explosiones y confusión.

El equipo que escojamos depende de nosotros y os aseguramos que os pasaréis gran parte de la partida cambiando de una a otra a medida que recojamos nuevas armas en los diversos botines que nos encontremos. Este loot se ha ampliado en gran medida y lo hallaremos en cofres, al acabar con enemigos, como recompensa de las misiones, en las misteriosas e imponentes Cámaras y de forma aleatoria. Un punto a agradecer es el hecho de que el “looteo” se haga de forma automática y no tengamos que pulsar el botón adecuado con tal de recogerlo, ya que esos segundos extra pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte si estamos en medio de una batalla.

Además de armas, también contaremos con distintos tipos de granadas, escudos que nos protegerán e incluso soltarán pequeñas recargas cuando nos disparen y mejoras de las habilidades del personaje. Éstas últimas permiten, por ejemplo, aumentar el daño que hacemos con nuestra ulti o incrementar todavía más la defensa ante ataques enemigos.

En cuanto a los enemigos, encontramos algunos clásicos como los skags, raaks y psicópatas pero también hay muchos nuevos, algo de agradecer debido a que en anteriores entregas nos acabábamos aburriendo de disparar siempre a los mismos blancos. En esta ocasión, Gearbox ha diseñado nuevos tipos de enemigos y estrategias concretas para derribarlos. Podemos hacerlo de forma alocada, pero si nos fijamos sabremos que cada uno de ellos tiene un punto débil en el que aprovechar para causarle críticos.

Los bosses finales son también más abundantes y diversos que antes. Algunos de ellos están diseñados a gran escala y nos supondrán un gran reto. Tanto, que incluso deberemos llamar a algún buscacámaras amigo con tal de que nos eche una mano para evitar que el jefe recupere toda su vida si morimos. Porque ya es suficientemente fastidioso el tener que pagar unos cuantos billetes por regenerar nuestro cuerpo al resucitar.

Modo cooperativo o competitivo y modos de juego extra

Esta “ayuda amiga” viene gracias al modo cooperativo del juego. Una vez más, podemos reunirnos hasta cuatro jugadores para jugar tanto a la campaña como a modos de juego extra. Aun así, hay una nueva distinción y viene en el momento de decidir si queremos el modo Cooperativo, en el cual cada uno dispone de su propio botín y los niveles de los enemigos se regulan o el Competitivo, donde nos pelearemos por quién se lleva la mejor arma del botín obtenido y tendremos que apechugar si, por ejemplo, somos nivel 10 y entramos en la partida de un amigo de nivel 30.

En cuanto a los modos de juego extra mencionados, disponemos de “Círculo de masacre”, el cual se basa en acabar con diversas oleadas de enemigos, cada cual más peligrosa que la anterior y con “Campo de pruebas”, que nos propone una breve mazmorra con un peligroso jefe final.

Además, al terminar la campaña principal podremos escoger un nivel de dificultad más elevada y el activar el llamado “Modo Caos”. Al tenerlo activo la calidad del botín, la experiencia obtenida, el eridio y el dinero aumentarán un 200% pero a cambio la salud de los enemigos se incrementa en un 15% y sus escudos y blindajes suben un 25%. Además, podemos establecer ciertos modificadores para personalizar este modo caos, tales como “A prueba de balas”, el cual recude un 15% el daño que hacemos a los enemigos.

Este aspecto amplía en gran medida las opciones del endgame del juego, en el cual todavía tendremos diversas misiones secundarias por realizar, localizaciones por explorar, coleccionables que recoger y aventuras que vivir ya sea en solitario o bien en cooperativo.

Apartado técnico, gráfico y sonoro

La mejora gráfica de Borderlands 3 es clara y se puede observar a simple vista. El estilo cell-shading particular de la franquicia sigue presente, pero podemos encontrar muchos más detalles en los escenarios, ítems y personajes que antes. Todo ello se puede capturar con el nuevo modo foto incluido en el juego, una característica prácticamente imprescindible en los juegos de esta generación. Gracias a ello, podremos capturar momentos clave y añadirles profundidad de campo, más brillo, diversos filtros de color y demás.

En lo técnico, el juego aguanta bastante bien en su mayor parte y los FPS suelen estar siempre por encima de los 60. Aun así, en algunas ocasiones (sobre todo al jugar en cooperativo), nos encontramos con algunos tirones de frames, carga lenta de texturas inicial e incluso bugs como la desaparición repentina de un personaje o enemigo, quedarnos atascados en un punto y tener que teletransportarnos para salir o el no poder completar una misión secundaria hasta que salimos de la zona y volvemos a entrar.

El apartado sonoro sigue siendo excelente, tal y como ya estamos acostumbrados en la saga Borderlands. Con una banda sonora compuesta por temas propios y otros ya conocidos y un doblaje al español cuidado al detalle, Borderlands 3 supone un buen ejemplo de cómo hacer las cosas bien en lo que a acústica se refiere. Además, la localización al español es muy acertada y nos sitúa en la cultura millenial actual al soltar expresiones como “lol”, “niño rata”, “relaja la raja” y demás. Todo ello va ligado al espíritu del juego y a su tono, que sigue siendo gamberro y desenfadado pero no por ello pierde su carácter épico.

En definitiva, Borderlands 3 es, sin duda, el mejor título de la saga. A pesar de ser continuista en muchos de sus apartados, consigue mejorarlos y dotar al conjunto de una sensación de enormidad al ampliar en gran medida las opciones disponibles. Con un mínimo de 35 horas de juego y el máximo en nuestras manos, se trata de una obra que gustará a los fans de la franquicia y supone una buena puerta de entrada a los recién llegados. A partir de este viernes día 13 podremos disfrutarlo en PC, Xbox One y PlayStation 4 y escribir una nueva historia de los buscacámaras que Marcus se encargará de contar a futuras generaciones.

CONCLUSIÓN

Borderlands 3 se corona como la mejor entrega de la saga hasta la fecha. Reúne todos los elementos característicos de la franquicia y los eleva a un nuevo nivel: más y mejor. Los escenarios aumentan de tamaño y son más detallados, además de ampliar hasta 6 el número de planetas disponibles para visitar. Presenta una historia interesante gracias a convocar a muchos personajes icónicos que ya conocemos y dispone de otros nuevos que mantienen el listón alto. En cuanto a gunplay, observamos una clara mejora en la precisión y opciones disponibles y contamos con una infinidad de combinaciones distintas de armas y habilidades, para que cada jugador decida cómo jugar. Aguanta bien el lo técnico, aunque presenta algunas bajadas de FPS ocasionales y bugs menores que podrían arreglarse mediante parches. Su apartado gráfico mantiene el cell-shading caracerístico pero con una calidad más alta y en lo sonoro destaca su banda sonora y un excelente doblaje (y localización) al español. Estamos ante un producto que gustará a los fans de la saga y supone una buena puerta de bienvenida para los recién llegados. Un shooter looter alocado y característico que nos invita a vivir una aventura que pasará a la historia entre los futuros buscacámaras.

LO MEJOR

  • La reunión de muchos personajes icónicos de la saga, la llegada de nuevos y el tener una historia interesante
  • Poder explorar hasta 6 planetas distintos
  • Muchas más armas, habilidades y botín
  • La mejora en el gunplay
  • Un apartado sonoro excelente, con gran BSO y doblaje y localización al español

LO PEOR

  • Algunos tirones de FPS y bugs menores
  • Ciertas misiones secundarias resultan repetitivas
9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.

La megadrive mini cae

Soy jugador veterano. Escribí un hilo que incluye muchas menciones a la megadrive y a los juegos que trae la mini.     Sega ha hecho un esfuerzo maravilloso en esta mini que me trae innumerables recuerdos. Voy a hacer un pequeño comentario de cada juego:   Sonic the Hedgehog':...