No has visto cosa igual

El día que Quentin Tarantino salió en un videojuego

El director de cine, que estrena estos días Érase una vez en Hollywood, tuvo un pequeño papel como actor en un juego, una aventura gráfica de los noventa.

Quizás una de las pocas cosas que se le pueden achacar a ese mito de la cultura pop que resulta Quentin Tarantino es que nunca ha sido un gran fan de los videojuegos. “No logro interesarme por ellos”, declaraba a Telegraph hace algunos años. “He tenido y me han regalado consolas, pero después de conectarlas a la tele lo único que hacen es ir acumulando polvo hasta que las desenchufo y pongo en su lugar algún reproductor especial de DVD”. No pasa nada, Quentin, te perdonamos... y lo hacemos por dos motivos. El primero, la inminente llegada de tu novena y penúltima película a salas, Érase una vez en Hollywood. El segundo, que eres un ejemplo más de que todos tenemos un pasado. Y en tu caso, ese pasado contiene un pequeño y maravilloso papel en el mundo del videojuego.

¿El juego en cuestión? Steven Spielberg's Director's Chair, disponible para Windows y Mac. ¿El año? 1996, cuando Tarantino solo tenía dos películas (¡y qué dos!): Reservoir Dogs y Pulp Fiction. Era una época en la que con las bolsas de patatas aún no venían tazos, sino juegos FMV (Full Motion Video). De esos que, como si de una experiencia vouyerística se tratase, consistían en ver archivos de vídeo pregrabados y, entre uno y otro, tomar algunas decisiones y solventar diversos puzles. El fósil de dinosaurio de lo que hoy día son los juegos de Quantic Dream, o propuestas como Her Story y Transference. En la actualidad nos creemos muy modernos y experimentales, pero entonces dabas una patada a un bote y ya salían de debajo subproductos como Night Trap, Sewer Shark y The 7th Guest. Steven Spielberg's Director's Chair quería ir un pasito más allá y darle algo de caché al asunto, por lo que contaba con un elenco de estrellas en su casting entre las que podíamos encontrar a Jennifer Aniston, Katherine Helmond o Penn & Teller.

Semejante repertorio de actrices no salvó al juego de ser... lo que se veía que iba a ser, pero al menos nos regaló un momentazo, la actuación de Tarantino en el quinto nivel. El director tienen una escena en la que su personaje intenta escapar de la cárcel ayudado de su madre y protagonizaba un encontronazo con los guardias de la prisión. Desde luego, verle trepando por los barrotes de las celdas y berreando como solo él sabe hacer es una experiencia que le cambia la perspectiva a cualquiera. Aunque nadie lo diría viendo la secuencia, el juego nació bajo el amparo de Steven Spielberg y en él nos convertíamos en unos don nadie que querían hacer una película y debían pasar por todo el proceso de producción de la misma (escritura del guion, rodaje, montaje...). En cada fase nos encontrábamos decenas de problemas y dificultades, disfrutando de una aventura que a cada segundo parecía gritarnos lo mismo que chilla Tarantino en su secuencia, “Maybe you wanna die!”.

Night Trap 25th Anniversary Edition

Night Trap 25th Anniversary Edition, desarrollado y editado por Screaming Villains para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es una reedición de la clásica aventura interactiva de Sega CD de 1992. Un grupo de chicas decide pasar un fin de semana en la casa de los Martin; nosotros, como parte del Special Control Attack Team, debemos salvar a las jóvenes de los ataques de unos malvados vampiros mediante el control de las cámaras de seguridad de la casa.

Night Trap 25th Anniversary Edition