Dos años seguidos

La ESA también filtró datos sobre los asistentes del E3 2018

La Asociación de Software y Entretenimiento tropieza con la misma piedra, ya que la información se ha publicados dos veces consecutivas por error.

A vueltas con las filtraciones de información personal. Los organizadores de la feria mundial más importante dedicada a los videojuegos, el E3 de Los Ángeles, han estado en el punto de mira después de que se descubriera que los datos de miles de profesionales de los medios de comunicación que asistieron al E3 2019 quedaron expuestos de manera pública. Sin embargo, de acuerdo con GameDaily.biz, la ESA (Asociación de Software y Entretenimiento) también filtró los datos de la edición de 2018.

Según este medio, se publicaron detalles completos de periodistas, analistas y creadores de contenidos, que estuvieron disponibles para descargar, aunque el archivo ya no está operativo. Una fuente ha informado de que descubrieron la filtración en agosto de 2018; dos meses después, se produjo otra. A continuación, decidieron informar a la ESA, pero nunca recibieron respuesta.

Por lo que comenta la fuente, el enlace estuvo online hasta hace apenas un par de meses, cuando posiblemente fuera sustituido por los datos del E3 2019. Los organizadores son reincidentes, puesto que estas últimas filtraciones no han sido las primeras. Una investigación de GamesIndustry ha destapado que en 2004 y en 2006 ocurrió exactamente lo mismo.

E3, filtraciones
Conferencia de Microsoft. Foto: Kotaku

La ESA admite el incidente

"La ESA se ha percatado de una vulnerabilidad en la web que llevaba a una lista de periodistas acreditados y que se ha hecho pública", admitió la asociación en un comunicado oficial. "Una vez notificado, dimos inmediatamente los pasos necesarios para proteger estos datos y eliminar ese enlace, el cual ya no está disponible. Lamentamos este suceso y nos aseguraremos de que no vuelve a ocurrir". Lo cierto es que los datos personales de más de 2000 profesionales han quedado expuestos, lo que incluye teléfono, dirección y email.

De acuerdo con el comunicado, la organización entregó a los publishers una lista con los datos para que estos pudieran concertar citas con los periodistas. "Durante más de 20 años esto no ha sido un problema. Cuando lo descubrimos, eliminamos el portal correspondiente al E3 y nos aseguramos de que esa lista ya no estaba disponible”, se justificaron.