Night Call
Night Call
Carátula de Night Call

Nightcall: Análisis, un thriller noir en la ciudad del amor

Análisis de Night Call para PC. La nueva aventura conversacional que mezcla Taxi Driver con el comic noir llega de parte de Blackmuffin y Monkeymoon Studios.

La Luna cae sobre París, las calles se impregnan de oscuridad y misteriosos interrogantes que se esconden entre las sombras. Las únicas luces que salvaguardan la noche son las tenues farolas, la lumbre de los cigarrillos y los faros de unos pocos bienaventurados que osan cabalgar las frías y lluviosas noches de París. De entre todos estos especímenes, hay un caballero de negra armadura, con el peso del pasado a sus espaldas, en una cruzada contra su voluntad hacia alguien que intentó matarle. Un caballero que, pese a sus muchos demonios internos, tratará de ayudar a los transeúntes de la noche parisina, y de paso investigará al asesino en serie que casi acaba con su vida.

Aventuras y desventuras por las calles de París

Bajo este pretexto de corte épico se desarrolla Nightcall, la nueva obra que Black Muffin Studio y Monkeymoon han creado para diversas plataformas. Una interesante aventura conversacional de corte independiente con un más que atractivo apartado visual que nos hará disfrutar la experiencia de principio a fin. Una idea muy original y bien elaborada formada por una serie de tramas y modos que instarán a su rejugabilidad y que nos sorprenderá con potentes conversaciones y diálogos que instarán a reflexionar sobre las relaciones, la amistad, la muerte o nosotros mismos. De todo hay bajo la atenta mirada de la noche parisina.

Como ya hemos dicho antes, y tal y como habíamos mencionado también en nuestras primeras impresiones, Nightcall se presenta con una potente premisa. A las pocas semanas de despertar de un complicado coma, nuestro protagonista (un enigmático taxista con un evidente don de palabra) vuelve a lomos de su flamante taxi para recorrer las calles de París e investigar al asesino en serie que quita el sueño a la Ciudad del Amor. Una trama con un inicio tenso que se pondrá aún más tenso a medida que vayan pasando las noches; y es que más allá de la parte conversacional del juego, Nigthcall también cuenta con un sistema de dinero y gasolina que hará que tengamos que estar pendientes de nuestro total de ingresos y de no quedarnos tirados con nuestro Taxi en medio de un arcén; algo que nos podría costar el trabajo, o peor aún, la vida.

Un gameplay centrado en el diálogo y la investigación

En términos generales el gameplay de Nightcall se presenta como la rutina que bien podría tener un investigador privado. Sales a hacer tu ronda nocturna. Tienes 6 horas y media para recabar la mayor información posible del asesino. Sacar pistas de clientes, reunirte con informadores, leer la prensa, escuchar la radio … Hasta hablar con el dependiente de una gasolinera para ver si ha oído algo. Todo ello con el taxímetro en marcha para no perder dinero, y con otro ojo al nivel de la gasolina, por si hay que repostar.

Al final de nuestra jornada, y depende de lo bien o mal que se haya dado la noche, filtraremos y estudiaremos las informaciones y pistas más relevantes en nuestra casa, donde a través de un clásico corcho con hilos, tendremos que ir organizando las pruebas, los hechos, las pistas, los sospechosos y los pasos. Las primeras noches serán más sencillas y tendremos menos presión para familiarizarnos con el juego. Sin embargo, a partir del cuarto o quinto día la cosa se va complicando, y tendremos que ser diestros a la hora de optimizar al máximo el tiempo para llevar o traer clientes por unas buenas propinas. Cierto es que no será tan complicado en modo fácil (el juego cuenta con tres niveles de dificultad) sin embargo, sigue suponiendo un curioso reto el recoger suficientes pruebas para desenmascarar al asesino.

De todas estas características citadas, la sección conversacional comprende el grueso del gameplay de Nightcall, y su funcionamiento, así como su contenido, nos ha parecido algo muy interesante dentro del juego. Y es que alejado de otros títulos del mismo género o corte, que se pierden en el camino con mensajes superficiales e insustanciales enmascarados con ostentosidad y pedantería, Nightcall consigue conectar de una forma u otra con el jugador. El uso de diferentes pasajeros, todos ellos de diferentes ocupaciones, razas, etnias, creencias u orientaciones; otorgan al juego la posibilidad de ofrecer varias historias, todas igual de relevantes e irrelevantes al mismo tiempo. Una señora rica con síndrome de Touret, unos chavales jugando a un juego de rol, un cura que se acuesta con una mujer casada .... ¡Hasta espectros del pasado y hologramas del futuro! Nightcall no duda en jugar con las posibilidades que les otorgan las vidas de los transeúntes de un París lleno de secretos. Unas historias que estamos obligados a leer con detenimiento si queremos descubrir las diferentes pistas que nos podrán dar y que se irán desarrollando a medida que les vayamos recogiendo. Algunas son más divertidas, otras son más tristes, pero por lo general, todas son muy introspectivas e interesantes.

Rejugabilidad y un apartado sonoro y visual excepcional

Una vez hayamos obtenido todas las pistas (o tal vez no) y desenmascaremos al asesino (o tal vez no) nos habremos pasado la partida… Pero esto no es el final. Tras esta primera partida (de unas 7 horas aproximadas de duración), el juego nos da también la posibilidad de jugar a otros modos, con unas características diferentes unas de otras. Pistas que parecen no llevar a ninguna parte, rastros que se desvanecen… Lo único que no diferirá es el pretexto de la trama principal. En todos los modos seremos un taxista que ha salido de un coma y va tras la búsqueda de un asesino. Aún así, según las respuestas o decisiones que tomemos, el desenlace de los hechos nos pueden llevar a un lado u otro, por lo que incita a rejugarlo para saber qué otras cosas pueden ocurrir.

Por si no fuera poco, a todo ello le acompaña un apartado visual y sonoro exquisito. Un estilo que mezcla el ambiente noir de novela gráfica con otros elementos que nos llevan desde L.a Noire hasta Drive. la ruptura de la pantalla a modo de viñetas, el diseño de arte, reminiscencias del jazz y el synthwave… Una mezcla de estilos que, pese a que ya lo hayamos visto otras veces, dota al juego de un carácter muy original que pega a las mil maravillas con su tipo de historia y su atmósfera.

Sombras en la Ciudad de la Luz

Pero pese a que en términos generales no le pongamos ninguna pega, Nightcall a parte de sus luces también tiene sus sombras. Algún que otro bug nos hemos encontrado con el GPS o con la desaparición esporádica de nuestros pasajeros; las ilustraciones y diseños ambientales se acaban repitiendo cada cierto tiempo y el desarrollo de algunos diálogos pueden llegar a ser demasiado forzados.

Cómo en muchas aventuras conversacionales, es ineludible el hecho de pensar que quizá hubieran estado bien más opciones de pregunta, respuesta o decisiones. Sin embargo, el resultado final es encomiable, y Blackmuffin y Monkeymoon merecen una especial atención por lo que han conseguido.

CONCLUSIÓN

En definitiva, Night Call es un juego sobrio y elegante que no precisa de casi ningún tipo de interfaz para impactar. Su estilo y su diseño rebosan calidad al más puro estilo de un cómic de novela negra. Su historia es interesante y la forma que tienen de desarrollarla hace que nos sintamos en una tensión constante, que crece a medida que la historia llega a su clímax. Un indie más que interesante que se convierte en un casi-obligado juego del verano para cualquier fan de las aventuras conversacionales… O de Taxi Driver también.

LO MEJOR

  • Su ambientación y su estilo artístico.
  • Una historia tensa que evoluciona de manera convincente.
  • El trasfondo de los personajes.
  • Su banda sonora, que mezcla a la perfección diferentes géneros.

LO PEOR

  • Algunos bugs que nos sacan durante unos instantes de la experiencia.
  • Mayor duración para no hacer algunos diálogos demasiado forzados.
  • No hay mucha variedad en lo referente a animaciones.
7.3

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...