BeTech: noticias de tecnología

GADGETS

Inventan un airbag para moteros en forma de chaqueta inteligente

smart jacket

Así es la chaqueta con sensores y batería que te protege igual que seis placas.

Quienes se desplazan en vehículo privado para trabajar todos los días saben que el mejor transporte es la motocicleta. La posibilidad de pasar entre los huecos de los coches así como aparcar en cualquier sitio es una gran ventaja que se equilibra con un chasis reducido que deja al conductor expuesto a la intemperie y más vulnerable en los alcances. Nadie quiere que el pase nada, y por eso nadie escatima en protección sin reducir el peso de la indumentaria. Para todos los que buscan más seguridad en menos espacio está la Smart Jacket de Dainese.

Así es la chaqueta inteligente y ultrarresistente

Todo motero sabe que necesita una buena protección para evitar golpes graves en articulaciones y en especial la espada. Estas son las más duras y por eso las chaquetas cuentan con placas rígidas que absorben el impacto. Pero también se busca que la vestimenta sea cómoda y transpirable entre otras características. Esto es lo que consigue aportar pero en mucho menos espacio la nueva prenda de Dainese.

La firma ha desarrollado un chaleco inteligente que funde seguridad con comodidad. Además, lo apoya por una dosis de tecnología que hace que la prenda sea de lo más interesante para cualquier usuario. Entre sus especificaciones que podemos catalogar de ‘clásicas’ nos encontramos frente a una prenda que se coloca justo debajo de la chaqueta o simplemente por encima de la vestimenta que lleva el motorista. Es transpirable y fácil de transportar ya que se dobla y puedes meterla en cualquier cofre.

Pero la parte que más llama la atención es la tecnología de protección que monta en su interior. Por aparte frontal dispone de un sistema de sensores que evalúan la situación en fracciones de segundo. Estos componentes son un GPS, acelerómetro, giroscopio y detección 360 surtidos por una batería colocada en la parte trasera de 24 horas de autonomía. No es que sea una batería gigante, sino que los chips no requieren de tanta alimentación. Todos juntos, en caso de necesidad hinchan unos compartimentos de aire que protegen el cuerpo y la espalda del usuario aportando una fuerza similar a la de 6 placas.

Lo mejor de todo es que si se te activan por error o dejan de funcionar solo necesitarás cambiar las bolsas de aire por unas nuevas, a menos que la tela no sea adecuada para su uso. El precio de esta chaqueta-airbag asciende hasta los casi 700 euros al cambio, aunque de los repuestos no se sabe el precio aún.