Castlevania Anniversary Collection
Castlevania Anniversary Collection
Carátula de Castlevania Anniversary Collection

Castlevania Anniversary Collection, análisis

Analizamos lo que da de sí el recopilatorio que pasa por parte de la historia de Castlevania

Cuando una compañía cumple 50 años y sigue existiendo, tiene motivos para la fiesta se dedique a lo que se dedique. Si su campo de acción es el de los videojuegos, la empresa en cuestión tiene seguramente algo mucho más complicado entre manos: la necesidad de no defraudar. Se trata con ello de otra oportunidad perfecta para poner en valor un legado que se presupone glorioso a la par que revisitado con cierta frecuencia, porque ese es el pantanoso terreno en el que se mueven nombres como los de las pocas empresas de este mundillo que pueden celebrar algo así. Konami presenta aquí una segunda entrega de nostalgia por fascículos, tras el discutible Konami Arcade Classics Anniversary Collection, que nos dejó bastante fríos hace bien poco.

Echábamos en falta muchos nombres en aquel recopilatorio de shoot ´em up, pero conviene recordar ahora que ni siquiera en aquel intento se atrevió Konami a prescindir de su saga más reverenciada, por alejada que pueda estar del género de las navecitas. Aunque ahora lleva unos años de letargo, el de Castlevania es un nombre que no puede separarse de la historia más brillante de Konami a lo largo de sus cinco décadas. Estamos ante una saga crucial para la definición de la voz de la empresa en consolas a lo largo de etapas muy diversas, porque no debemos olvidar que historia de esta saga son también los recientes Lords of Shadow que tan poco tenían que ver con las primeras andanzas de los Belmont. Aun así, está claro que este recopilatorio no podía centrarse en propuestas tan alejadas del núcleo de la saga, si bien podríamos poner alguna pega a la selección de títulos. Y las pondremos, claro está.

A medias con la alineación

Tras patinar claramente con los videojuegos incluidos en el primer recopilatorio, Konami acierta hasta cierto punto al segundo intento. No puede decirse que el triunfo sea completo, pero al menos sí nos queda claro lo que se ha pretendido llevar a cabo esta vez. Ninguna de las inclusiones nos parece forzada si atendemos a su importancia en la evolución de la saga, si aceptamos por el camino los límites a los que se amolda el recopilatorio, cuestión sobre la que luego nos detendremos. Así las cosas, los tres primeros capítulos de Castlevania para la veterana Nintendo NES son totalmente obligados esta vez, y lo cierto es que cumplen su cometido con creces. Aunque Castlevania: Simon´s Quest seguirá teniendo tantos fans como detractores, tanto el primero como el tercero de la saga se juegan muy bien hoy día, con el añadido de contar con las versiones primigenias de temas musicales absolutamente históricos de los videojuegos. Konami ha tomado también el riesgo de recordar los títulos para la primera Game Boy con Castlevania Adventure y Belmont´s Revenge, lo cual es bastante loable ya que tal cosa ha obligado a utilizar algunos filtros que lucen bastante bien.

Hoy día, estas cosas son comunes en la escena de la emulación, pero aún no resultan tan frecuentes en los recopilatorios comerciales, así que estas sorpresas parecen demostrar cierta voluntad de mejora en este frente tan importante para los más puristas. Pero lo mejor a nivel de los títulos incluidos llega con las dos entregas más monumentales de la etapa 16-Bit. Tanto Super Castlevania IV (SNES) como el vertiginoso Bloodlines (Megadrive) son videojuegos que muestran ahora sus imperfecciones aquí y allá, pero ambos mantienen un enorme carisma jugable que les coloca entre los mejores Castlevania de la escuela anterior a Symphony of the Night. Especialmente el segundo, dada su condición de título algo menos conocido que salió en una consola de Sega a diferencia de sus hermanos. Y con esto llegan los problemas, que surgen en el mismo momento en que mencionamos el nombre que varió por completo el rumbo de la saga.

Una sinfonía que lo cambió todo

Sin duda alguna, la alineación de títulos salva a este segundo recopilatorio de clásicos de Konami de naufragar exactamente donde lo hizo el primero, pero esto no significa que esta nueva colección sea de repente un recopilatorio perfecto para su precio. No puede serlo desde el preciso momento en que ignora por completo una realidad que cualquier aficionado aceptará con pocas dudas a día de hoy. Castlevania era una saga agonizante en 1997, incapaz por completo de adaptarse a los tiempos que desdeñaban el arcade bidimensional, cuando un juego que parecía no cambiar muchas cosas -pero que las cambiaba todas- trajo los vientos del cambio necesarios. Además de entrar directo a las listas de los mejores videojuegos de la historia, Symphony of the Night inauguró la tendencia metroidvania de la saga salvándola de paso de una extinción más que segura, pero parece que el recuerdo de lo que vino después se ha preferido dejar para otra ocasión. Aunque entendemos que títulos totalmente imprescindibles de esta saga como el juego de Alucard en la primera Playstation o el mismísimo Rondo of Blood para Turbo Duo ya han sido reeditados hace poco, podríamos excusar su ausencia si se hubiese atendido a cambio a la otra gran época de la saga. Por desgracia, este no ha sido el caso, y aquí es donde este recopilatorio se resiente a nuestros ojos.

La historia de los Castlevania bidimensionales no se entiende hoy día sin la revolución que trajo aquello de los castillos por los que podías desplazarte libremente, abriendo caminos aquí y allá mientras íbamos desbloqueando habilidades. Incluso dejando fuera al principal paladín de esa tendencia, quedan episodios absolutamente sobresalientes que habrían culminado lo que debería ser un recopilatorio bastante más generoso en contenido si lo que se pretende es homenajear con justicia a una saga tan longeva. Aunque sólidos a nivel jugable, es posible que los títulos para Game Boy Advance hayan envejecido algo peor y planteen problemas en las pantallas de hoy, pero Castlevania vivió una segunda edad de oro portátil que se ha ignorado por completo. Tanto Dawn of Sorrow como el sensacional Order of Eclessia para Nintendo DS son dos metroidvania totalmente esenciales de la tendencia que además se juegan a la perfección hoy día, por lo que ambos habrían venido de perlas para para completar lo que a todas luces necesita ser completado por precio y tamaño de la efeméride. Los títulos que se nos ocurren no son los únicos (también podríamos hablar de la entrega para X68000), pero sí que contribuyen a que este Castlevania Anniversary Collection termine sabiendo a poco pese a sus aciertos.

A nivel de emulación, y tras las dudas que nos dejaba el anterior intento, es justo reconocer que Konami parece haber ido más encaminada en esta ocasión, aunque algunas opciones gráficas no serán del gusto de los más puristas. Por mucho que nos guste ver un juego de Game Boy lucir sin complejos en una pantalla actual, los títulos pensados para pantalla de tubo cuentan esta vez con algún tipo de filtrado que emborrona la imagen y no podemos desactivar, lo cual hace un efecto algo disonante con las scanlines que se ofrecen como opción. Por lo demás, la emulación funciona como es debido y el interfaz es lo suficientemente funcional como para lo que se le pide. Los más puristas podrán tener quejas acerca de las versiones incluidas (ya que con Castlevania pisamos terreno pantanoso en ese sentido), pero la lógica histórica de la saga se ha seguido con pulcritud en esta ocasión. El único problema es que la historia de Castlevania es la de una saga que volvió a comenzar en 1997, por lo que una evidencia tan fructífera y recordada debería haberse reflejado en cualquier celebración de la misma. Aun así, a este recopilatorio le sucede exactamente lo mismo que hacía salvable al primero a ojos de los más hardcore pese a sus evidentes lagunas. No importan las quejas que cada cual pueda tener: algunos de los juegos que incluyen estos recopilatorios son clásicos de un nivel tan alto que no importa cuantas veces los hayas jugado. Siempre se disfrutan

CONCLUSIÓN

Dotado de un libro electrónico cargado de contenido muy curioso y paseándose por lo que dio de si la saga en sus comienzos, Castlevania Anniversary Collection toca bien muchos resortes de la nostalgia. Sin embargo, se queda sin llegar a ser el recopilatorio que podría haber sido de incluirse algunos ejemplos de la vertiente metroidvania de la saga. No en vano, el propio vocablo se inventó por esta saga, y no hay ni rastro de lo que terminó siendo lo mejor de una de las sagas más antiguas de la historia de los videojuegos.

LO MEJOR

  • Los que están tienen que estar
  • Valentía a la hora de sacar los juegos de Game Boy al mercado actual
  • El libro electrónico que incluye tiene mucho contenido curioso

LO PEOR

  • La historia de Castlevania es mucho más amplia, y no se entiende sin la palabra "metroidvania"
  • Aunque es solvente a nivel de emulación, hay aspectos mejorables
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.

Las nuevas series Swamp Thing

Esta serie lo tenía todo para ser un referente en el género de terror. Algunas de las mentes creativas más perversas y experimentadas el género de terror, un personaje y una historia a adaptar de lo mejor que se ha en el género de terr...

[MERIJUEGO] 10 juegos donde... ¡Cumplimos 5 años!

El juego es sencillo, trata de hacer listas de 10 juegos que sean válidos dentro del tema que se pida. Las normas son: - Cada usuario podrá poner 1 juego por lista. - No vale repetir sagas y franquicias. - No valen mods. - No valen recopilatorios. - Si valen expansiones y contenido adicional si...