BeTech: noticias de tecnología

SMARTPHONES

Japón se está quedando sin números de teléfono, esta es la solución

Japón se está quedando sin números de teléfono, esta es la solución

La actual numeración de 11 dígitos se agotará en 2022, motivo por el que el gobierno creará nuevos números.

¿Recuerda alguno/a cuando hablar por teléfono -sí, llamadas de voz, no videollamadas, ni WhatsApp ni nada- sólo exigía marcar un número de 6 cifras? Después, con el aumento de líneas de teléfono vinieron los prefijos con el 9 delante para los números en España. Pero con la proliferación imparable del sector de la Telefonía, cada vez hay que conceder más números, más líneas. Y al igual que las matrículas de los coches, estos números se acaban terminando, lo que precisamente le está pasando a Japón.

Japón se queda sin números para 2022

Con un sistema actual basado en números de 11 dígitos, el Ministerio de Comunicación de Japón ha hecho cálculos y ha visto que para 2022 -dentro de apenas 3 años-, se pueden quedar sin números que asignar. Por ello ha puesto en marcha una medida: crearán 10.000 millones de números de teléfono de 14 dígitos para arreglarlo, un plan que ya ha sido aprobado por las tres principales operadoras de telefonía móvil del país, NTT Docomo, KDDI y SoftBank. De momento la nueva numeración no tiene una fecha exacta de integración, pero podría empezar a llegar en unos dos años y medio, antes de que termine 2021.

Para ello, Japón se valdrá de una numeración que empezará por el prefijo ‘020’, que ya se usa ahora mismo para los dispositivos del IoT (Internet de las Cosas). Introducido en 2017, el problema es que de los 80 millones de números creados para dispositivos IoT, en apenas dos años ya se han asignado 32,6 millones de números. Y con el advenimiento de la red japonesa 5G en 2020, eso significará más dispositivos, más números usados y más presión sobre el Ministerio de Comunicación nipón.

No serán los únicos

Este problema de falta de números no solo atañe a Japón, sino que es algo generalizado en todo el mundo. Por ejemplo, Reino Unido tuvo en 2014 un problema similar, teniendo que aplicar en ciertas áreas del país un prefijo de zona de 5 dígitos, incluso aunque fuese una llamada local. Los números largos no son un problema para los dispositivos IoT, ya que están diseñados para que un humano no tenga que marcarlos, pero el problema es que pueden afectar a la numeración tradicional.

En España, los prefijos o códigos telefónicos que empiezan por ‘9’ fueron obligatorios desde junio de 1998, hace ya 21 años, conformando números de 9 dígitos. La duda es, ¿tendremos que añadir más dígitos cuando las redes 5G empiecen a ser implantadas?