Saints Row: The Third - The Full Package
Saints Row: The Third - The Full Package
Carátula de Saints Row: The Third - The Full Package

Saints Row: The Third - The Full Package, Análisis para Switch

La tercera entrega de la popular saga de Volition vuelve en formato Switch tal y como la recordamos de la pasada generación... Lo cual no es del todo bueno

Saints Row: The Third para Nintendo Switch sigue siendo exactamente igual a como lo recuerdas en la pasada generación. Lo cuál es una afirmación que va a favor y en detrimento del juego a día de hoy en 2019. Para los que no tuvieran la oportunidad de disfrutarlo, se trata de uno de los títulos de mundo abierto urbano más divertidos de los últimos años. Una mamarrachada que mezcla un guion en clave constante de humor gamberro con misiones tan aleatorias como imaginativas. Y una experiencia de acción con disparos presentada en un sandbox de los clásicos, de los de coleccionables a porrillo, iconos, y minimapas.

Pese al leve cambio de chip que supone adaptarse a este tipo de jugabilidad de nuevo, con sus tics y sus manías, en un mundo ya donde el género tira por otros derroteros, unas cuantas horas al mando de esta loca aventura vuelven a convencernos de lo divertida que llega a ser la propuesta de Volition. Las misiones son cortas y simples, pero endiabladamente imaginativas. Rompiendo cualquier esquema clásico de una historia de gangsters y antihéroes tradicional, el juego se mete hasta el fondo en la ciencia ficción alocada y en lo autorreferencial. No se toma nada en serio y parece una parodia de sí mismo.

The Third fue la cúspide de la fórmula Saints Row, y revisitarlo nos permite ver por qué. Apenas hay puntos muertos en un título que nunca deja de entretener y de ofrecer historias nuevas dentro de su particularmente rígida estructura de conducción + disparos + mejora de habilidades y coleccionismo. Es también un título perfectamente apto para aquellos que nunca hayan disfrutado nada de esta saga, como suele ser el caso de todos estos títulos que se eligen para ser porteados para Switch. Encontramos algunas referencias a aventuras pasadas y a personajes clave de la franquicia que podremos no conocer. Pero el juego tiene una narrativa lo suficientemente sencilla como para no necesitar saber nada de ello para poder disfrutarlo igualmente, y su humor chabacano (que puede no ser del gusto de muchos jugadores) se pone por encima de todo lo demás.

Que Saints Row: The Third es un juego más que notable en su cómputo general es algo fuera de toda duda. Y en esta versión podemos llegar a disfrutarlo en su versión completa. Ese “The Full Package” que ya se pudo disfrutar en las consolas y ordenadores de pasada generación y que trae una buena cantidad de contenido extra, tanto en forma de extrafalarios nuevos trajes como de misiones adicionales que se suman a un plantel ya bastante completo y divertido. Lo que no aguanta bien el paso de los años es el deficiente apartado técnico del juego. Que ya dio que hablar en su día en el lanzamiento para consolas de sobremesa y que ahora se traslada casi intacto a esta nueva versión de Nintendo Switch.

Es precisamente en los primeros compases donde los problemas técnicos son más notables, aunque no vayan a desaparecer a lo largo de toda la experiencia. Antes de entrar en el mundo abierto, el inicio del juego sigue una serie de secuencias de acción a gran escala en las que la espectacularidad se ve diezmada por un rendimiento muy irregular. Caídas de frames constantes, más notables en momentos como explosiones, que hacen de este arranque un espectáculo confuso y caótico. Pero no será el único momento en el que sentiremos esto.

A lo largo de la experiencia otros problemas arrastrados de la pasada generación se presentan. La distancia de dibujado es corta y el popping notable, especialmente en las escenas de conducción. La calidad de imagen en general no es nítida, en las cinemáticas parece apreciarse una ganancia de color con respecto a las consolas de la pasada generación, pero durante el gameplay esto se pierde. Si el juego ya en su mejor versión (la de PC) presenta un apartado visual que tira por el contraste y por los negros, esto en Nintendo Switch da como resultado un juego en general bastante oscuro, que incluso con el brillo al máximo hacen que el apartado visual no luzca, especialmente en portátil.

Pero el juego no presenta precisamente mejoras cuando lo colocamos en el dock. En el televisor problemas como los dientes de sierra son más evidentes y la mejora en la resolución no supone un beneficio aparente, mostrando imágenes igualmente irregulares. Con comparaciones más exhaustivas se puede llegar a descubrir incluso que el rendimiento en numerosos momentos del juego es igual o en algunos casos inferior que el de Playstation 3 en su día, con caídas de frames y popping muy similares, y con incluso mayores tiempos de carga después de ciertas cinemáticas.

Todo esto supone un claro problema para los jugadores más puristas, pero muchos otros que quieran concederle una oportunidad pueden preguntarse ¿afecta algo de esto al gameplay? Pues de hecho, sí. Entre los problemas que tiene el juego está un input lag considerable que lastra toda la acción del juego y que no estaba presente en las versiones anteriores, haciendo que acciones como apuntar se sientan lentas y aparatosas incluso con la sensibilidad al máximo. Lo cual no es especialmente buena noticia en un juego en el que nos pasamos gran parte del tiempo en tiroteos.

Como suele pasar en estos casos, futuros parches pueden paliar este tipo de problemas técnicos paulatinamente hasta quedarnos con una versión más pulida. En el momento en el que se escriben estas líneas, Deep Silver ha lanzado un parche que entre los arreglos, se ha comprobado que estabiliza ligeramente el framerate. Pero en la misma nota del parche, han comentado que problemas como el input lag son más complejos y que están al tanto para tratar de solucionarlos en un futuro algo más lejano.

Para aquellos jugadores que quieran lanzarse a la piscina, Saints Row: The Third - The Full Package para Nintendo Switch no está en absoluto en un estado catastrófico en el que sea injugable, y con tiempo de adaptación y haciendo un poco la vista gorda, llega a ser una experiencia disfrutable. Pero es cierto que vemos necesario advertir de todos estos inconvenientes que, juntos, empañan la experiencia de por lo que por lo demás es un juego notable con picos altos de diversión, y cuya versión para la híbrida de Nintendo esperemos que pueda encontrarse en mejor forma en los próximos meses.

CONCLUSIÓN

Que Saints Row: The Third - The Full Package es un juego divertido, gamberro, muy completo y lleno de momentos imaginativos y locos es algo que está fuera de toda discusión. Lamentablemente, esta versión de Nintendo Switch no está a la altura del buen recuerdo que se puede tener de él, y nos devuelve a muchos de los problemas técnicos más graves que el título tuvo en su día. Un rendimiento irregular en general, baches técnicos arrastrados de la generación anterior como popping y dientes de sierra y un input lag notable a lo largo de toda la experiencia lastran un juego que, cuando nos enganche, nos hará querer ir en busca de una mejor versión del juego para disfrutarlo en su totalidad.

LO MEJOR

  • Divertido como en su día, el ingenio detrás de muchas de sus misiones ha envejecido bien
  • El placer inherente de la consola de poder jugarlo en portátil suma puntos

LO PEOR

  • Numerosos problemas técnicos que lastran toda la experiencia visualmente
  • Input lag notable que hace que acciones como apuntar y disparar sean más incómodas
  • Con la consola en el dock los problemas gráficos son aún más notables
5

Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...