BeTech: noticias de tecnología

TATUAJES

Tattoos Hurt, una web para saber dónde duele más hacerse un tatuaje

Tattoos Hurt, una web para saber dónde duele más hacerse un tatuaje

Esta página te muestra qué zona del cuerpo es más delicada a las agujas a la hora de hacerse un tatuaje.

Si nos vamos a la Wikipedia, vemos que un tatuaje es “una modificación permanente del color de la piel en el que se crea un dibujo, una figura o un texto y se plasma con agujas u otros utensilios que inyectan tinta o algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona”. Pero en realidad esta definición tan realista a la par que fría no contempla que un tattoo es algo más. Considerado una forma de arte, un tatuaje puede representar algo que nos gusta, algo que nos importa, marcar un hecho trascendental o ser un símbolo que cuente una vida.

Un símbolo que exige de soportar agujas clavándose en la piel, lo que provoca que una parte de los que lo desean se lo piensen una y varias veces.

¿Dónde dolerá más?

Sin duda que es la pregunta que más se suele hacer. “¿Te ha dolido al hacértelo? ¿Duele mucho la aguja?”. La Belonefobia o miedo extremo, incontrolable e irracional hacia las agujas u otros objetos afilados que pueden hacer sangrar -desde alfileres a ramas, sierras, navajas, cuchillos, ect- impide que muchos pasen por el salón del tatuador a convertirse en obras de arte ambulantes. Pero si es tu caso y estás intentando vencerla, la web Tattoos Hurt puede serte de gran ayuda ya que está hecha para informarte de las zonas del cuerpo en las que más y menos duele tatuarse y los cuidados que hay que tener.

Como ellos mismos señalan, “todo el mundo tiene su propio umbral del dolor y habilidad para soportar el dolor” en mayor o menor grado, pero para haceros una idea aquí tenéis una gráfica del dolor en base a una escala en la que un extremo sería una mera irritación y el otro sería directamente el desmayo. Como vemos en las caderas, glúteos u hombros, el dolor de un tatuaje no es tan intenso. Pero en las corvas, axilas, costillas, pezones o toda la zona de la ingle, la sensibilidad de esas partes puede hacer que los no iniciados se desmayen debido al dolor extremo de esa zona, e incluso que el tatuado se tome unos días libres para sobrellevar la recuperación.

Tipos, estilos, colores

Dado que hablamos de un proceso artístico, hay que tener cuidado con elementos como el lugar, el nivel de detalle que queremos ver en la obra, si será en blanco y negro, relleno, con colores, y sobre todo el nivel de destreza del tatuador. La web Tattos Hurt te informa de todo lo que tienes que tener en cuenta, aunque para reforzar la experiencia recomendamos el uso de la app para móviles Inkhunter de la que hablábamos aquí, ya que gracias a la Realidad Aumentada esta aplicación Android e iOS te enseña cómo te va a quedar sobre la piel el diseño que has escogido y si lo quieres modificar o retocar. Y todo sin un solo agujazo previo.