BeTech: noticias de tecnología

ROBÓTICA

Un juego de lucha en VR en el que te pegan de verdad físicamente

ia cmbate

Robots VR, lo último en combates virtuales contra una IA dentro de un robot real que cuando te pegan en el juego, lo sientes físicamente.

A pesar de que el videojuego es una experiencia interactiva, su naturaleza de verlo en una pantalla limita cosas como la respuesta física. Pero desde finales de los 90, cosas como el Force Feedback intentan mezclar lo más posible lo que vemos en una TV con lo que experimentamos en el cuerpo, usando por ejemplos volantes de consolas para que a través de la tecnología sintamos la sensación de un coche con una dirección real, o que tiemble al subirnos al piano, notemos la dureza en las curvas, etc.

Cuando una persona dice que va a jugar una partida contra la máquina uno se imagina que jugará en su ordenador o consola sin nadie más. Pero puede que en el futuro haya mejoras que van mucho más real la experiencia de jugar contra la IA como este robot fabricado en casa que reproduce en la vida real los golpes que da y recibe el virtual. Y es que el ingeniero James Bruton ha inventado un elemento que casa muy bien con la búsqueda del máximo realismo dentro de la fantasía de la Realidad Virtual: Un Force Feedback robótico que más es un 'Fight Feedback'.

Un sistema hidráulico inteligente

Puede que como manitas solo sepas arreglar cosas básicas de casa. Ve si un enchufe funciona, instalar un router, cambiar el motor de una batidora o incluso el display de tu portátil. Parece que es muy difícil o que es una labor de una persona experta, pero si eres de los que acepta un reto puedes hacer esto y mucho más. Esto le ocurre, pero a gran escala, a James Bruton.

El usuario de YouTube no solo ha logrado jugar a la realidad virtual, algo al alcance de cualquiera, sino que ha construido su propio robot combatiente. El hombre contra la máquina, así se podría decir. Colocado sobre un soporte móvil, ha construido mediante bricolaje y alguna que otra pieza impresa en 3D un adversario robotizado. Con un poco de código ha conseguido que el aparato responda a los golpes que lanza mediante un sistema hidráulico. En el video no se aprecian grandes golpes y la máquina, aunque los lanza, solo los marca. Pero aún así el conjunto es genial: tu golpeas en la VR, y si no te cubres te golpean en la vida real.

¿Te atreverías a echar una partida?