BeTech: noticias de tecnología

DRONES

Mira cómo este dron autónomo esquiva los balonazos en tiempo real

Mira cómo este dron autónomo esquiva los balonazos en tiempo real

El aparato es capaz de detectar, analizar, procesar y esquivar en tiempo real una pelota lanzada contra él.

Internet, los teléfonos móviles, la música digital, los smartphones, los wearables. Y los drones. Queda patente que la tecnología dron se ha convertido en el último gran trending tecnológico, puesto que de comenzar como una aplicación militar y derivar a dispositivos de entretenimiento, los drones han pasado a convertirse en una herramienta indispensable para filmaciones, como elementos de seguridad, para espectáculos e incluso su tecnología sirve de base para la revolución aérea de los transportes urbanos. Y más ahora, que se les puede añadir una capacidad defensiva autónoma.

Balón prisionero con un dron

Los drones son ágiles, son rápidos y cada vez mayor autonomía de vuelo. Pero hay un elemento en el que dependen de quien los controle: la capacidad de esquivar. Un dron esquivará un obstáculo tan rápido como el usuario que lo esté manejando reaccione y lo haga moverse. Y aquellos que vuelan solos, que son autónomos, poseen ahora mismo una capacidad de reacción limitada ante obstáculos repentinos. Es por ello que derribarlos puede ser sencillo, y es por ello que un equipo de investigadores en la Universidad de Zurich se han propuesto corregir este defecto.

Del proceso ha salido un dron que, como vemos en este vídeo, puede esquivar balones a distintas velocidad, incluso si se trata de tiros a lo balón prisionero con la pelota para darle. Bien es verdad que no son precisamente pelotazos a toda velocidad, pero sí sorprende ver cómo el dron reacciona microsegundos antes que el propio balón haya salido de las manos del investigador. ¿Cómo lo consigue? Con la tecnología que monta, que tras ser entrenada previamente, demuestra su capacidad de anticipación.

Hacer los drones más seguros

Equipado con elementos como una cámara y sensores que registran, analizan, procesan y controlan el aparato, la respuesta del dron en tiempo real sorprende, viéndolo cómo esquiva, se mueve a un lado o sube o baja para evitar un obstáculo que le llega de improviso y no es algo estático. Esta tecnología rápida de reconocimiento dinámico de obstáculos es algo de lo que carecen incluso los drones más avanzados que están a la venta. Y aunque hay auténticas bestias, “aún tienen problemas para evitar objetos en movimiento”.

¿Qué ganaríamos implementado una capacidad autónoma de esquiva en tiempo real? Pues un dron que podría por ejemplo volar entre una bandada de pájaros, moverse entre personas, o, por descontado, ser una gran arma para el despliegue en conflictos bélicos o en operaciones de agencias de la Ley y gubernamentales. El problema es que las cámaras de evento que el dron de estos investigadores monta son a día de hoy dispositivos carísimos de cara a verlas a un precio asequible en en el mercado. Pero para contratistas de Defensa, personal militar, etc, está claro que no.

0 Comentarios

Normas Mostrar