Distraint 2
Distraint 2
Carátula de Distraint 2

Distraint 2, análisis: una desesperada búsqueda de esperanza

Price navegará por su psique en pos de la Esperanza, la única capaz de salvarle de una carrera profesional deshonesta.

Sobrevivimos en un mundo donde el dinero lo es todo. Nuestro valor como seres humanos se calcula en función de nuestro éxito profesional y nuestro poder económico. “Ser alguien en la vida” es un sinónimo siniestro de afianzar nuestra vocación profesional. Durante una escalada social en la que perseguimos esa preciada cima, perdemos nuestra humanidad por el camino, al igual que le sucedió a Price, protagonista de Distraint, aventura gráfica de terror psicológico que ahonda sobre los remordimientos de conciencia de un agente inmobiliario dedicado a desahuciar a los habitantes de hogares embargados.

Distraint (2015), diseñado íntegramente por el finlandés Jesse Makkonen, es una aventura gráfica indie que hace un uso exquisito del terror psicólogico para relatarnos la enfermiza carrera profesional de Price y cómo éste acaba siendo víctima de su codicia manchada de sangre. El mismo diseñador, amante de los videojuegos de terror de antaño, declara en su misma página web que aspira a huir de los sustos y el gore facilones, para apostar por un terror más elegante al estilo de Silent Hill. Su primer proyecto, The Human Gallery, no llegó a ver la luz debido a un proceso creativo que Makkonen describe en su blog como “lento y doloroso”. En 2014, el finlandés lanzó The Silence Of The Sleep, su primer survival horror sobre un hombre que, al intentar terminar con su propia vida, se despierta sin memoria. En 2015, meses antes de Halloween, la esposa de Makkonen le sugirió que creara un título adecuado para la Noche de Brujas. El resultado de tres meses de desarrollo fue Distraint, que mantenía en vilo al jugador con una ambientación en la que la realidad y la pesadilla despierta convivían en el mismo plano. Distraint 2, lanzado en PC Windows el pasado noviembre, llega a iOs y Android este 12 de abril. Situado en la última escena de su predecesor, Distraint 2 nos invita a una instrospección por la psique de un Price devorado por la depresión y la autoculpabilidad.

En busca de la Esperanza

Antes de jugar a Distraint 2, es imprescindible haber completado Distraint para no perder detalle del hilo narrativo y comprender la historia de Price. La segunda parte de esta aventura indie de terror se sitúa en el interior de la mente de nuestro agente inmobiliario, con lo que nos situaremos en una ambientación mucho más onírica y, a su vez, con un terror más sobrecogedor. Asimismo, la historia cobra un cariz mucho más emotivo y se aleja de la crítica social que empapaba su anterior entrega. Price tendrá como objetivo su propia salvación, que sólo será posible si halla la Esperanza. Su periplo, dividido en cinco episodios, no nos llevará más de 2-3 horas, las cuales aprovecharán muy bien el ritmo de una historia que reivindica la importancia del perdón, de la aceptación de uno mismo y de las segundas oportunidades. Price conocerá diferentes personificaciones de las partes de su psique: Razón, el anciano sabio que nos guiará en nuestra aventura; Codicia, el ejecutivo que tentará a nuestro agente con el deseo enfermizo por el poder; Consuelo, un barman que reconfortará a nuestro deprimido protagonista. Y, como es de esperar, las secuencias terroríficas vendrán dirigidas por Agonía y Miedo, que acechan en la oscuridad de la psique de Price.

Price explorará recuerdos distorsionados de sus vivencias y deberemos resolver una serie de puzles para abrirnos camino hasta la lección aprendida en cada episodio. Al contrario que en la anterior entrega, la resolución no consistirá en tareas desagradables como ofrecer carne humana de comida o importunar a una secretaria explotada.

El sueño de la razón produce monstruos

En Distraint 2 contaremos con su habitual y escueto inventario con el que resolveremos acertijos simples, mecánica a la que se suman los rompecabezas tradicionales basados en la composición de imágenes y otros tantos que requerirán una contraseña que descubriremos en pistas —algunas demasiado obvias— de la propia trama. Además, las persecuciones tendrán un mayor protagonismo que en Distraint: en breves secuencias muy lineales, la Criatura del Miedo atravesará el pasillo en el que nos hallemos, para lo cual deberemos escondernos en el armario más próximo y aguardar hasta que cese la amenaza. Así, la dificultad de Distraint 2 resulta muy asequible para todos los públicos, puesto que su objetivo es priorizar la narrativa y la tensión en el jugador que, si bien resulta fácil ponerse a salvo de las amenazas, nos mantendremos en vilo ante una repentina aparición de la Criatura del Miedo. Por otro lado, se echa en falta una mayor versatilidad en dichas secuencias de persecución que favorezca la libertad del jugador y le invite a elegir entre varios escondites. En cuanto a los controles, éstos pueden ser personalizados, lo cual favorece todo tipo de preferencias y necesidades.

Pixel-art feísta en televisor analógico

Al igual que el anterior título, los escenarios en Distraint 2 se dan en 2D y en scroll lateral, sin embargo, sus delimitaciones resultan peculiares. Al límite de cada pantalla nos aguarda una neblina oscura, en la que podremos adentrarnos hasta que el pitido agudo nos anuncie que no podemos avanzar en dicha dirección.

La profundidad de Distraint 2 va mucho más allá del mero terror, si bien viviremos momentos aún más espeluznantes que en Distraint. No sólo nos angustiaremos ante la duda de cuándo será la siguiente aparición del Miedo y la Agonía de Price, sino que nos emocionaremos con su historia de redención narrada con un simbolismo tan delicado como acertado. Distraint logró hacernos conectar con un hombre que, pese a tener un trabajo deshonesto, se veía dividido entre sus remordimientos y la vorágine de éxito social de la que no sabía huir. Con todo, Price tiene buen corazón, y en Distraint 2 le acompañaremos en un aprendizaje vital: ver nuestros errores, aceptarlos y perdonarnos por ello. Asimismo, veremos temas difíciles tratados con mucha elegancia y sensibilidad, como la superación de la pérdida de seres queridos. Cabe mencionar la conclusión final en la que, sin destripar la historia de Price, trata con mucha madurez las luces y sombras de uno mismo.

Jesse Makkonen ha realizado a mano los gráficos de Distraint 2 y ha superado la anterior entrega, animaciones más pulidas que acentúan los torpes andares de Price —quien además puede correr en esta entrega— y el movimiento inquietante de la Criatura del Miedo. Con un estilo feísta en el que apreciamos la depresión de Price, las luces y sombras de su psique lucen bien en sus respectivas alegorías audiovisuales, sin perder de vista, incluso en los escasos remansos de paz, que nos hallamos ante un título de terror. El tono onírico del juego queda subrayado por un filtro granulado (graduable en el menú de opciones), mientras que la nieve y el ruido blanco protagonizan las escenas más perturbadoras en la vida de Price. No hay que olvidar el sorprendente uso de la imagen real para uno de los personajes.

El sonido en Distraint 2 es otro personaje más. La música distorsionada, aunque arquetípica, acompaña a todas las escenas más tensas, en contraposición con temas bellos y melancólicos en violín para las secuencias más emotivas. Los personajes, además de su aspecto, se diferencian en el tono de sus murmullos —similares al efecto de oír a alguien en sueños— por el color de su fuente de letra. La localización, llevada a cabo por “un gaditano en el exilio que se ha sentido identificado en varias ocasiones con Price” —nombrado así en los créditos— luce un esmerado trabajo casi perfecto, que llena de autenticidad en los personajes, si bien hallamos una ocasional falta de ortografía o un puzle sin traducir.

Distraint 2 nos angustiará y nos deshará en lágrimas hacia su final, puesto que todos, en nuestra vida profesional, podemos vernos reflejados en Price. Víctimas de la precariedad, en pos de un sueño imposible y autores de errores que forman parte de nuestra complejidad humana. Pero, sobre todo, dignos de hallar la Esperanza y obtener una segunda oportunidad.

Este juego ha sido analizado en su versión para PC Windows.

CONCLUSIÓN

Distraint 2 retoma la historia de Price desde la última escena de Distraint y da un cierre redondo a su arco. A través de esta secuela, realizaremos un viaje introspectivo por la psique de nuestro agente inmobiliario, atormentado por las malas decisiones tomadas en su deshonesta carrera profesional. Con un terror psicológico más refinado y un simbolismo delicado pero efectivo, Distraint 2 es una aventura gráfica simplificada que añade rompecabezas —algunos con pistas muy obvias— y secuencias de persecución muy lineales. Nos emocionaremos con una historia que reivindica el perdón, la autoaceptación y las segundas oportunidades.

LO MEJOR

  • Narrativa con poderosa carga emocional
  • Simbolismo delicado y efectivo
  • Dificultad asequible para todos los públicos
  • Terror psicológico bien construido
  • Una estética pixel-art feísta con personalidad

LO PEOR

  • Las escenas de persecución son muy lineales
  • Algún puzle es demasiado guiado
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...