BeTech: noticias de tecnología

DERECHOS DE AUTOR

Europa aprueba el artículo 13: tranquilos, no quitarán los memes ni GIFs

Europa aprueba el artículo 13: tranquilos, no quitarán los memes ni GIFs

Las plataformas de internet como Google o Facebook serán responsables del contenido subido por los usuarios.

A pocos días de producirse la votación oficial, la semana pasada Internet fue un pequeño hervidero de detractores del temido Artículo 13 de la Directiva de Copyright que la Unión Europea quiere establecer / imponer (táchese lo que proceda) en el viejo continente. Plataformas como Reddit y la Wikipedia y organizaciones como la OCU protestaron en contra por un artículo que recoge la obligación de los proveedores de Internet de analizar el contenido subido por los usuarios para detectar posibles infracciones a la propiedad intelectual. Este artículo establecería unos "filtros de subida", como han señalado lo detractores.

Hace escasos minutos, el pleno de la UE aprobó la directiva con 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones, terminando así con una tramitación legislativa que dio comienzo en 2016. El Artículo 13 ha sido aprobado en la UE, ¿cómo cambia Internet a partir de hoy?

Garantías para la libertad de expresión

Una de las medidas principales es que creativos y editores de noticias podrán negociar con los gigantes de Internet, según las nuevas normas europeas sobre derechos de autor, que incluyen garantías para la libertad de expresión. La normativa extiende la protección de los derechos de autor al entorno virtual, y por tanto compañías y plataformas online como YouTube, Facebook y Google News son algunas de los operadores que se verán directamente afectados por esta legislación. El texto también trata de garantizar que internet siga siendo un espacio en el que reine la libertad de expresión.

La clave de la Directiva aprobada es que ésta pretende facilitar a los titulares de derechos, como músicos, intérpretes y guionistas, así como a los editores de noticias, “la negociación de acuerdos más ventajosos de remuneración por el uso de sus obras en plataformas de Internet”. O sea: de que reciban una compensación económica mayor por un trabajo que ellos han creado y otros comparten obteniendo beneficios en el procesolucrándose. Para ello, y lo más importante es que “las plataformas serán directamente responsables del contenido que alojen”. Asimismo, los editores tendrán automáticamente el derecho de negociar en nombre de sus periodistas con los agregadores por la publicación de sus productos.

Tranquilos: los memes y GIFs seguirán libres

Por ello, el compartir fragmentos de artículos de noticias queda específicamente excluido de la directiva, pero el acuerdo incluye disposiciones para evitar que los agregadores de noticias abusen de esta prerrogativa. Así, dicho fragmento podrá seguir apareciendo en Google News, por ejemplo, o compartirse en Facebook, siempre que sea "muy breve”, a modo de preámbulo y no de la noticia o pieza entera o casi en su totalidad.

Pero, ¿qué pasa entonces con ese lenguaje propio online que existe en las redes sociales y apps de mensajería? ¿Qué pasa con el uso de GIFs que tengan material de series películas o actuaciones protegidas por derechos de autor? ¿Y con los memes? Pues que parece que en este apartado podemos respirar tranquilos, ya que la UE los ha protegido: “La subida a la red de obras protegidas con objeto de citar, criticar, reseñar, caricaturizar, parodiar o imitar queda protegida”, lo que garantiza que los memes y GIF seguirán disponibles y se podrán compartir en línea, aunque tengan material con copyright.

Plataformas no afectadas e ingresos proporcionales

La medida también tiene en cuenta a enciclopedias en línea sin objeto comercial como la Wikipedia, o plataformas de software de código abierto como GitHub, las cuales según la nueva norma “quedan exentas“. Por su parte, las empresas emergentes estarán sujetas a requisitos menos estrictos que las grandes compañías, una ayuda de la UE para proteger a las nuevas start-ups y animar a que se creen más.

Otro detalles que los autores e intérpretes podrán reclamar una remuneración adicional al distribuidor que explota sus derechos cuando el acuerdo original les reporte unos ingresos desproporcionadamente bajos en comparación con los beneficios que obtiene el distribuidor. Según la UE: “Responsabilizar a las empresas sobre el contenido aumentará las posibilidades de los titulares de derechos (en particular, músicos, intérpretes y guionistas, así como editores de noticias y periodistas) de asegurar acuerdos de licencia justos, obteniendo así una remuneración más justa por la explotación de sus obras en el entorno digital”.

 Dos años para adoptar la normativa

Tras su aprobación, los países miembros de la UE tienen ahora un plazo de 2 años para integrar estas medidas. El problema, como reseña ADSLZone, es que con estas medidas Internet pase a ser un lugar mucho más restringido y menos creativo. Y como señalaba OCU, las herramientas de filtrado automático de las que hablabamos antes "no son capaces de distinguir entre el contenido que infringe los derechos de autor y el contenido legal". Por lo tanto existe una alta probabilidad de que los videos legales no comerciales creados por los consumidores no puedan ser cargados”.

¿Realmente de aquí a dos años cambiará esta nueva directiva el panorama del Internet actual, al menos en Europa?