Más detalles

209 de los despidos de Activision corresponden a Blizzard

De los más de 800 trabajadores despedidos de la compañía, que afectan a departamentos de marketing y eSports, una cuarta parte son de Blizzard.

Tras conocerse que Activision Blizzard había confirmado un recorte masivo en su plantilla que afectaba al 8% de los empleados, ahora hemos sabido que 209 de los más de 800 trabajadores despedidos corresponden a la división de Blizzard Entertainment.

La información, adelantada por PC Games Insider y más tarde confirmada por la propia Blizzard Entertainment en respuesta a este medio, ahonda en los detalles de esta reducción de capital humano en las oficinas de la gigante liderada por Robert Kotick.

Tal como se ya se intuía, una gran mayoría de todos esos puestos de trabajo se corresponden con los departamentos de marketing, comercio y recursos humanos, aunque también se hizo referencia a una porción de afligidos que afectaba al departamento dedicado al impulso de los deportes electrónicos.

La respuesta de Blizzard Entertainment al reporte de este medio reza que “Aunque los cambios sean difíciles de asumir, fueron importantes para apoyar nuestras actuales propiedades de desarrollo en la actualidad”.

La compañía asegura que han tenido que sacrificar este volumen de empleos para volcarse de lleno con otras áreas de trabajo donde prevén un mayor rédito en el presente y en el futuro de Blizzard. “Esto nos provisionará en la mejor posición para ofrecer contenido épico, de alta calidad, y experiencias entretenidas para todos nuestros jugadores alrededor del mundo”, terminan.

Cambio de prioridades en Activision Blizzard

Bobby Kotick, CEO de la corporación, explicó en la presentación de los resultados financieros que “una vez más hemos alcanzado un récord en nuestros resultados de 2018”. A pesar de todo, estos resultados de ingresos —que no de beneficios— se quedaron por debajo de las estimaciones previstas a comienzos del pasado curso. En el documento oficial correspondiente al cuarto trimestre de 2018 también se confirmaba un aumento en inversión para el desarrollo de sus “grandes franquicias”, aproximadamente un 20% más de capital para sagas como Call of Duty, CandyCrush, Overwatch, Warcraft, Heartstone y Diablo.

Sin embargo, la compañía espera hacer una restructuración por haber quedado por detrás de las ambiciosas expectativas que tenían puestas para el recién terminado curso. J. Allen Brack añadía que “Esto significa que nos vemos forzados a realizar recortes en algunas de las áreas de nuestra organización. Siento compartir con ustedes que tendremos que despedir a algunos de nuestros empleados en Estados Unidos”.