BeTech: noticias de tecnología

ROAMING

El roaming volverá a Reino Unido si no hay acuerdo para el Brexit

samsung brexit

Tanto turistas como quienes contraten una tarifa local tendrán que pagar en sus viajes.

Salir de la Península hacia Europa y no preocuparse por la tarifa de voz y datos de tu móvil es algo excepcional. Y es que desde que desapareció el roaming hace poco más de un año los usuarios europeos han viajado algo más tranquilos, al menos hasta ahora. Y es que uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años amenaza con traerlo de nuevo. Resulta que si no hay acuerdo para el Brexit habrá roaming cuando viajes a Reino Unido.

El Brexit podría restablecer el roaming

23 de junio de 2016, Reino Unido convoca un referéndum para que el pueblo elija el futuro de su país. La decisión no es aprobar unos presupuestos o una nueva ley, se debate algo más serio: la desvinculación de Europa. Después de la votación queda clara la postura del Si a favor de salir del grupo europeo y ahora toca a ambas partes juntarse en los despachos para negociar una salida que no tiene marcha atrás.

Esto ha acarreado muchas dudas sobre cómo serán las cosas en las islas después de su marcha y sobre todo qué supone para sus vecinos a nivel socio económico. Si nos centramos en el ámbito tecnológico, como te comentábamos al principio, ya no existe el roaming en Europa, ¿pero cómo afectará la salida de Reino Unido a tu factura cuando viajes hacia allí?.

smartphone

En principio, los operadores no tenían intención de volver a las andadas, pero el Secretario de Estado para la Cultura, Medios de Comunicación y Deporte, Jeremy Wright (46), apunta al lado contrario. Es decir, Reino Unido podría implementar de nuevo el roaming en su territorio.

El acuerdo 

Aunque estén claras las limitaciones del roaming, es posible que pronto se añada un nuevo punto a la lista. De momento, lo que está claro es que el próximo 15 de mayo se establecerán tarifas fijas de voz y mensajes en Europa, pero en los despachos se libra un conflicto de intereses en el que está en juego que Reino Unido imponga de nuevo el roaming.

Al desligarse de la Unión el país anglosajón perdería sus privilegios, por lo que los ciudadanos ingleses que entren en Europa verán cómo su factura recibe un sobre coste. En definitiva, si Reino Unido no aplica el roaming cualquier europeo seguirá con las normas aplicadas desde junio de 2017, pero a un inglés se le aplicará un coste adicional por no ser europeo.

Esto supone un segundo problema, y es que Reino Unido perdería dinero a menos que suba las tarifas nacionales. Supondría una medida que provocaría un gran descontento social, así que todo será cuestión de esperar al 29 de marzo para saber si Reino Unido aplica o no el roaming.