BeTech: noticias de tecnología

REYES MAGOS

Apps para escribir la carta de los reyes magos por el móvil

Si todavía no la has hecho, te escribimos una app para que los Reyes de Oriente sepan qué quieres este año.

carta reyes

Falta poco, muy poco, para ese día del año en el que los niños se ilusionan con ver todos los regalos que han señalado en los catálogos durante estos dos meses. Los no tan niños también han hecho lo posible para ser buenos este año y que sus Majestades de Oriente les traigan lo que han pedido. Pero si alguno de tus hijos o tú mismo os habéis quedado rezagados este año, te dejamos algunas apps para escribir la carta a los Reyes Magos por el móvil

Lista de Regalos

La Carta a los Reyes Magos es una de las apps para iOS y Android que puedes descargar de forma gratuita para elaborar tu carta. En primer lugar, debes elegir el papel con el que quieres enviarla y después escribir en cada bloque uno de los regalos que has pedido. No te preocupes si te equivocas, puedes eliminar cualquier campo cuando quieras y añadir los que necesites. Después fírmala con tu nombre y ya puedes dar por seguro que Melchor, Gaspar y Baltasar la recibirán.

Carta a los Reyes Magos

Con un diseño algo menos refinado, Carta a los Reyes Magos para Android también es gratuita y te permitirá hacer tu carta a los Reyes Magos desde el móvil. También empieza con unas sencillas preguntas para saber, como es lógico, quién es el que escribe la carta y después tocará escribirla a toque de teclado. Solo te llevará unos minutos y después queda lo más emocionante: enviarla por correo electrónico y esperar a que el día 6 te llegue todo o casi todo lo que has pedido.

Tu Carta a los Reyes Magos

Nombre, edad y correo electrónico. Con estas tres cosas ya puedes enviar tu carta a los Reyes Magos a través de esta aplicación para iOS. Si tienes claro lo que vas a pedir solo tienes que escribirlo en la carta en blanco que tienes a continuación. Después solo tienes que revisar para que los Reyes comprueben que no les falta nada en la lista, aunque siempre puede carbón, algo que nadie quiere ni espera.