Nuevas normas

Nintendo anuncia el final de su Creators Program de YouTube

Iniciado en 2015, Nintendo decide clausurar la plataforma, que pretendía compartir los ingresos de monetización de contenido de la compañía en YouTube.

Nintendo ha decidido poner punto y final a su iniciativa de llevar a cabo una relación formal para la monetización compartida de los vídeos de páginas como YouTube que hicieran uso de sus propiedades intelectuales, el Nintendo Creators Program.

El programa, que buscaba poder compartir de manera legal y formal los ingresos derivados por la creación audiovisual de contenido con los canales que usasen las propiedades intelectuales de la compañía de Kioto para monetizar vídeos, cesará próximamente su actividad.

Ha sido la propia firma desde la división americana la que ha indicado que el día 20 de marzo de 2019 se clausurará el servicio y, con ello, finalizarán todos los acuerdos contractuales que se firman con varios miles de creadores a través de YouTube, Twitch, Twitter y otros portales similares.

Nuevas reglas a partir de 2019… y para todos

La pregunta que muchos se hacen ahora es cómo se podrán monetizar los vídeos de contenido de Nintendo, ahora explicada a través de una guía preliminar con las nuevas líneas rojas y objetivos de la metodología para no infringir lo que consideren válido e inválido. Por ejemplo, ahora se podrán monetizar vídeos usando las normativas de las networks ajenas a Nintendo, pero siempre deben ser copias legales y no descargadas a través de métodos ilegítimos, como está sucediendo recientemente con Super Smash Bros. Ultimate o hace unas semanas con Pokémon Let’s Go Pikachu/Eevee, salpicados gravemente por la piratería.

El porcentaje que se llevará Nintendo de esa monetización no ha trascendido, pero tras echar un vistazo a la nueva guía, podemos resumir los nuevos límites de esa normativa, que será ahora para todos los usuarios a nivel invidivual, sean o no creadores en algunas de estas plataformas.

Por ejemplo, todo jugador podrá usar su contenido para hacer let’s plays o análisis de videojuegos. De esta manera, será posible monetizarlo; pero no se podrán monetizar vídeos que simplemente se basen en subir tráileres oficiales, bandas sonoras, música, secuencias cinemáticas o recursos artísticos de Nintendo. Todo eso está lejos de lo permitido y no se podrá monetizar.

¿Cómo era el Nintendo Creators Program?

Echando la vista atrás, hay que remontarse a comienzos de 2015, cuando Wii U luchaba por ser una más en el mercado y, por su parte, Nintendo 3DS traía al mercado occidental el modelo New 3DS y New 3DS XL. Era entonces cuando YouTube vivía uno de sus mayores momentos de esplendor en lo que a la aparición de nuevos canales dedicados a la producción de contenido de videojuegos; con ello, de la explotación de los videojuegos de Nintendo para monetizar muchos de esos contenidos.

A Nintendo eso no le gustaba, no lo consideraban justo, y crearon el llamado Nintendo Creators Program, que a resumidas cuentas permitía que se firmase un acuerdo legal entre la marca y el creador de contenido en la plataforma de Google para compartir las ganancias derivadas con los siguientes porcentajes: 60% para el youtuber; 40% para Nintendo. El contenido debía regirse, en cualquier caso, a gameplays, walktroughs, guías y demás. El porcentaje podía verse incrementado a un 70% si el canal se comprometía a subir exclusivamente contenido de Nintendo.