Qué esperar del final

Marvel’s Spider-Man y sus DLC, inevitable sensación de déjà vu

Marvel's Spider-Man
Marvel's Spider-Man

A falta de solo un episodio para el final de La Ciudad que Nunca Duerme, reflexionamos sobre el contenido publicado hasta ahora y lo que esperamos del tercero.

Cuando Sony anunció que Marvel’s Spider-Man vería ampliada su historia principal con tres DLC, los fans del trepamuros comenzaron a ilusionarse con la posibilidad de poder enfrentarnos a otro puñado más de villanos clásicos del cómic. Al final, es posiblemente una de las grandes virtudes de la obra de Insomniac Games, su fidelidad a la hora de representar tanto a Peter Parker como al resto de personajes.

La Ciudad que Nunca Duerme

Con la aventura principal nos quedó claro que la jugabilidad era más que notable, que balancearnos era incluso placentero; que Nueva York, en cierta medida, nos pertenecía. Pero era justo pedirle algo más a esos DLC, algo distinto. La Ciudad que Nunca Duerme, que es el nombre de este trío de episodios adicionales, nos ha brindado ya dos de ellos: El Atraco, con Black Cat como protagonista, y Guerras del Territorio, con Hammerhead.

Dos personalidades con mucho carácter y personalidad, solo que posiblemente no se haya aprovechado para ofrecer algo nuevo a la experiencia jugable sino a más de lo que ya habíamos visto, cierto continuismo que deja esa sensación de Día de la Marmota que no ha terminado de llenar a la comunidad, conformándose con un acabado notable.

Con El Atraco pudimos percibir una voluntad de querer poner la guinda del pastel que ya ha sido de por sí Marvel’s Spider-Man, uno de los videojuegos más exitosos de 2018 y candidato a GOTY en The Game Awards 2018. Una veintena de misiones, variedad de situaciones, alguna que otra nueva mecánica y una duración muy bien calibrada para quedar satisfechos; eran 7,99 euros invertidos con cierto gusto al regresar un mes después al traje de hombre araña.

El problema llega con Guerras del Territorio, donde la corta duración de la historia no permite construir una narrativa alrededor de Cabeza de Martillo. Impedir que sobresalva el enemigo protagonista resta epicidad a la pericia, elimina esa sensación de sentirnos gratificados al ver los títulos de crédito. Pero si hay algo que ha dejado en cierto modo decepcionados a los jugadores es la falta de énfasis en servir como nudo de una pequeña historia dividida en tres partes.

El tercero de estos DLC se llamará Silver Lining, que esperamos nos deje con la miel en los labios de cara a una secuela y presente de nuevo un conflicto en el que se planteen nuevos interrogantes, donde se ofrezcan respuestas que al mismo tiempo presenten más incógnitas. Es decir, colmar el vaso con una historia que no sea superficial ni necesariamente autoconclusiva. Queremos ese atrevimiento que sí tuvo la historia principal con un excelentemente construido Otto Octavio.

Porque no solo hace falta reincidir en lo argumental, en lo que se nos está contando, sino en el aspecto eminentemente jugable, cuyo esquema de control, combos y combate podía terminar siendo algo repetitivo después de las veinte horas de partida principal. Con El Atraco y Guerras del Territorio se introducen nuevos trajes que, al final del día, se sienten más como skins que como aportaciones plenas a la jugabilidad.

Hammerhead no cuenta con el pedigrí de otros, no se siente tan distinto a como fueron en la aventura principal Rino respecto a Vulture o Electro, donde claramente tenían diferencias que obligaban al jugador a planear diferentes estrategias y formas de jugar. Tenemos la esperanza de que Silver Lining sea el que vuelva a poner el listón en lo más alto, que vaya más allá con personajes como Yuri —que es la única que está recibiendo cierto protagonismo— o los desafíos Screwball.

Solo hemos visto una imagen de dicho DLC, uno que no puede permitirse durar tan solo tres o cuatro horas ya no porque se pueda sentir corto, sino porque ese tiempo sea insuficiente para narrar una aventura sin sentirse precipitada. Diciembre es el momento indicado para poner el punto y final de un título que, ante todo, nos ha hecho emocionarnos de nuevo con Spider-Man a través de los videojuegos. Solo pedimos, no obstante, que termine por todo lo alto y no presentando dudas que no tuvimos allá por septiembre. Un buen postre puede compensar un dubitativo segundo plato.


A partir de este punto, el artículo contiene spoilers. Si no has terminado la historia, mejor espera.

¿Qué esperar de Silver Lining?

El final de Marvel’s Spider-Man es muy revelador. Por un lado, la confirmación de que los Osborn engendrarán al Duende Verde en algún momento del futuro. Ese momento no va a ser el DLC, sino la secuela; no en vano, sería estupendo un pequeño teaser de cómo avanza ese momento o, lo que apunta quizá más probable, que en algún momento se confirme que Norman Osborn regresa de Europa para poner pies en Manhattan.

Asimismo, Doc Ock está enfermo, pero no muerto. Un personaje con tanto potencial no puede desaprovecharse. Lo más seguro es que en la secuela deje de ser villano y pase a tomar un papel más secundario, pero desde la perspectiva aliada.

Y llegamos al punto más interesante que serviría para ampliar el ya de por sí redondo final de Marvel’s Spider-Man en su historia principal: Miles Morales. Ya sabemos que tiene poderes, que en la secuela será el coprotagonista, pero no estaría nada mal verle de alguna forma en Silver Lining.

El conflicto alrededor de Yuri Watanabe debe finalizarse, pero cerrar el DLC solo con este suceso sería una bala perdida. Sea quien sea el villano, la participación de Morales (sin ser Hombre Araña) dejaría con la miel en los labios a los fans con coherencia y de manera cohesionada. ¿Qué tendrá preparado Insomniac? En unas semanas saldremos de dudas…

Spider-Man

En Spider-Man para PlayStation 4 encarnarás al superhéroe más emblemático del mundo y usarás las habilidades acrobáticas, la improvisación y las telarañas que han hecho famoso al trepamuros. Además, encontraremos en él elementos jamás vistos en un juego de Spider-Man. Desde cruzar la ciudad haciendo parkour y usando el entorno hasta un sistema de combate novedoso y escenas nuevas de superproducción... Este es un Spider-Man como nunca antes habías visto. Marvel e Insomniac Games se han unido para crear una historia de Spider-Man completamente nueva y auténtica. Este no es el Spider-Man que conocías ni el que has visto en las pelis, es un Peter Parker experimentado que domina mucho más la lucha contra la delincuencia de Nueva York. Al mismo tiempo, se debate por equilibrar el caos de su vida personal y de su carrera mientras el destino de nueve millones de neoyorquinos depende de él.

Spider-Man