BeTech: noticias de tecnología

HORARIO DE INVIERNO

Cambio de Hora: Por qué se hace y el ajuste de los dispositivos móviles

Cambio de Hora: Por qué se hace y el ajuste de los dispositivos móviles

En la madrugada de hoy sábado al domingo tocará atrasar una hora el reloj.

Hay dos momentos en un período de 12 meses en los que tenemos que cambiar la hora del Reloj. En Primavera toca adelantar las manecillas, y por tanto dormir una hora menos; en Otoño toca atrasarlo, y recuperar esa hora de sueño que nos quitaron meses antes. Es el llamado Cambio de Hora o Tiempo de ahorro de Luz, establecido por una directiva europea con el fin de aprovechar mejor las horas de luz solar, lo que deriva en un consumo menor de electricidad.

Aprovechar mejor la luz y los recursos

La mayoría de los Estados miembros de la UE tienen una larga tradición de hora de verano, que puede remontarse a la crisis del petróleo de la década de 1970, o incluso a la Primera o la Segunda Guerra Mundial. En su momento, las disposiciones sobre la hora de verano perseguían primordialmente el ahorro de energía. Sin embargo, también cabían otros objetivos como la seguridad vial, el aumento de las oportunidades de ocio derivadas de la prolongación de las jornadas o, simplemente, la adaptación a las prácticas de los países vecinos o de los principales socios comerciales.

Hay que señalar también que la disponibilidad de luz diurna varía en función de la localización geográfica de los Estados miembros de la UE. A lo largo del año, los Estados miembros septentrionales como Finlandia experimentan un importante cambio de disponibilidad de luz diurna, caracterizado por inviernos con pocas horas de luz y veranos luminosos con noches cortas. En los Estados miembros más meridionales, el reparto entre horas diurnas y nocturnas apenas cambia durante el año. Este elemento es un factor importante en la diatriba anual de si debe mantenerse esta práctica o no..

¿El problema del Cambio de Hora? Que dos veces al año debemos ajustar el biorritmo porque aunque sea simplemente 1 hora más o 1 hora menos, nos desequilibra por completo cosas como el horario de las comidas o el sueño. Y es que mañana domingo nos levantaremos con una rara sensación, tendremos hambre antes de lo usual, iremos medio zombis (algunos) por casa, veremos que anochece antes, nos entrará sueño antes. Es algo a lo que habrá que acostumbrarse. Pero, ¿y que pasa con todos los cacharros electrónicos que tenemos por casa?

Ordenador / Portátiles

En el caso de los PCs no habrá que preocuparse, ya que sistemas como Windows, MacOS o Linux se ajustan de forma automática a la hora imperante. De hecho Windows suele avisar con notificaciones en el espacio de su reloj y la fecha para avisar de que pronto se modificará la hora. Por tanto, cuando los encendamos veremos que están ya ajustados y sincronizados con el horario de invierno.

Móviles

Algo parecido sucede con los smartphones, ya que no tendremos que realizar ajuste manual de ningún tipo porque el cambio de hora les vendrá asignado por la propia red móvil. Al igual que cuando viajamos a un país extranjero y notamos al llegar que el teléfono se conecta a la red local y nos muestra la hora local del país, mañana al despertar el reloj del teléfono estará ajustado, y la hora que muestre será la hora correcta -a pesar de que el reloj de pulsera que usas y no has ajustado aún diga lo contrario.

Y si no lo hace por la red móvil, lo hará en cuanto se conecte por Wi-Fi o datos a Internet. No obstante un consejo: si nuestro smartphone es importado y tenemos por ejemplo un iPhone que hemos comprado en Estados Unidos o un Xiaomi que viene de Japón, comprobad que el cambio se ha hecho efectivo. En el caso de wearables como relojes inteligentes, bastará con sincronizarlos por Bluetooth con el móvil, y así nos ahorramos modificarlos manualmente.

En todo caso, y si quieres intentarlo de forma manual, en los smartphones Android tienes que acceder a Ajustes > Fecha y hora > Zona horaria automática. De esta forma el móvil realizará el cambio vía GSM mediante la información proporcionada por la red telefónica sincronizada con la estación central. En el caso de que tengas un iPhone/iPad (iOS) habrá que activar, en Ajustes > General > Fecha y hora, la opción de 'Ajustar fecha y hora automáticamente'.

Videoconsolas

Sí, desde hace varias generaciones de sistemas, tanto las consolas portátiles como las de sobremesa han mostrado la hora. En caso de la PS4 de Sony, como vemos en su guía esta “se ajusta automáticamente al horario de verano”, aunque “este ajuste solo está disponible si en la región establecida en [Zona horaria] se aplica el horario de verano”. Si lo tenemos desconectado, al iniciar sesión online con la consola, ésta se ajustará al horario que Internet le marque, y que por tanto será el de invierno. Las Xbox de Microsoft y las consolas Nintendo como Wii U, Nintendo Switch o 3DS lo mismo, en sus opciones de configuración tienen la casilla de Horario de Verano. Marcándolo nos ahorramos la configuración manual.

A la izquierda el cambio de hora en verano, a la derecha el de invierno, el que nos toca hacer

A la izquierda el cambio de hora en verano, a la derecha el de invierno, el que nos toca hacer

¿A favor o en contra del horario de verano?

La Comisión Europea recibe periódicamente observaciones de los ciudadanos sobre la hora de verano, que a menudo guardan relación con lo que se percibe como impactos negativos para la salud (como privación del sueño y consecuencias adversas de otro tipo). Sin embargo, en otros casos se pide el mantenimiento del sistema actual, que se considera como positivo. Algunos Estados miembros han abordado recientemente la cuestión de la hora de verano en escritos dirigidos a la Comisión. Más concretamente, Finlandia ha pedido este año que se ponga fin al cambio de hora semestral y Lituania ha solicitado una revisión del sistema actual que permita tener en cuenta las diferencias regionales y geográficas.

En febrero de 2018, el Parlamento Europeo adoptó una resolución en la que pedía a la Comisión que realizase una evaluación exhaustiva de la directiva y, en caso necesario, presentara una propuesta para su revisión. Al mismo tiempo, la resolución confirmaba que es "esencial mantener un régimen horario unificado en la Unión, incluso después de que finalicen los cambios de hora bianuales". El Parlamento Europeo respalda este extremo en su resolución, donde se afirma que es fundamental mantener un régimen horario unificado en la UE.

Por lo tanto, la Comisión Europea está analizando actualmente el tema y dispone de dos opciones, dos resoluciones que podría adoptar:

  1. Mantener las actuales disposiciones sobre la hora de verano en la UE con arreglo a la Directiva 2000/84/CE
  2. O poner fin a los actuales cambios de hora semestrales en todos los Estados miembros y prohibir los cambios periódicos (es importante notar que esto no afectaría a la elección de huso horario y que, en último término, sería decisión de cada Estado miembro mantener una hora de verano o de invierno permanente u optar por otra hora).

Pero que se haya propuesto no significa que la eliminación vaya a ser inmediata. Ahora queda lo complicado: presentar la propuesta de manera formal ante el Parlamento Europeo y ante el Consejo Europeo, que estudiarán el caso y tomarán una decisión, algo que puede alargarse meses e incluso 1-2 años. Así que mientras se decide y no se decide, nos toca fastidiarnos y tener que andar toqueteando relojes por casa.