BeTech: noticias de tecnología

SEGURIDAD

Roban un coche Tesla usando una tablet para hackearlo

Roban un coche Tesla usando una tablet para hackearlo

Así es como unos ladrones han conseguido entrar y arrancar un vehículo Tesla por medio de una tablet.

Hoy día muchos coches traen tecnología Bluetooth de serie, e incluso Internet móvil que los convierte en routers / móviles gigantes. Pero al igual que cualquier dispositivo inteligente, un coche 'smart' es un objetivo en potencia para un hacker que sólo necesita un pirateo OTA (Over the Air, como las actualizaciones de un móvil) para acceder al cerebro del coche, intervenirlo y controlar todas sus funciones. Y entre todos los vehículos actuales, los coches Tesla son tanto un objetivo deseado como complicado. Deseado porque son coches exclusivos, y complicados por las medidas de seguridad anti-hackeo que precisamente ofrecen. Entonces, ¿cómo se puede robar un Tesla?

Robar un Tesla con una tablet

El propietario de un Tesla Model S tenía su coche aparcado justo en la entrada, dentro del típico barrio residencial USA, y las cámaras de seguridad que tenía instaladas grabaron cómo dos individuos lograron sustraer su coche. Como vemos, primero uno de ellos se paseó por delante con una tablet, con la que intentar capturar la señal pasiva dejada por el mando a distancia situado en el llavero del coche. Lo curioso es que, a pesar de encontrarse a una distancia alejada de él, parece que consigue hacerse con esa señal.

Una vez capturada, los datos de la señal son pasados al móvil del otro ladrón, con el que logra abrir el vehículo sin más complicaciones, y sin activar la alarma de este. El único contratiempo que los ladrones encontraron es que no sabían cómo quitar el cable de recarga del vehículo. Y durante lo que parece demasiado tiempo -si tenían Internet podían haberlo buscado en la tablet- se los ve forcejeando para desenchufarlo hasta que uno de ellos cae en la cuenta de que hay que liberar el cable usando el botón que hay al lado. Una vez hecho, se marchan con el coche desactivando el acceso remoto, lo que incluso para Tesla hace imposible encontrar el vehículo a distancia.

Las medidas no estaban activadas

¿Es tan fácil robar un Tesla? Spoiler: no, no lo es. De hecho, la marca de Elon Musk implementa medidas como el tener que introducir un número PIN para que el coche arranque; o quitar el desbloqueo pasivo del vehículo y hacer que para que se abra la puerta haya de pulsarse el botón del mando.

Pero el dueño, que colgó el vídeo del robo en YouTube, admite que no usó ninguna de estas medidas, ni siquiera el PIN de seguridad o meter el llavero smart en una funda a prueba de escaneos para proteger la señal. Por descontado estamos ante el robo de un coche y por tanto un delito que debe ser castigado y con los ladrones a juicio, pero está claro que si el dueño del Tesla hubiese usado las funciones de PIN y desbloqueo pasivo desactivado, los ladrones no habrían podido acceder ni arrancar el coche.