Análisis, My Brother Rabbit

Analizamos My Brother Rabbit, un título de Artifex Mundi en el que la imaginación y los puzles son los que nos llevan de la mano por una emotiva historia.

My Brother Rabbit es un título desarrollado por Artifex Mundi. Se trata de un juego de exploración y puzles con un apartado artísitco muy llamativo y cuidado. La originalidad y los rompecabezas son la materia prima con la que se ha creado esta propuesta tan vistosa del estudio polaco. En este análisis de My Brother Rabbit vamos a desgranar la propuesta que se cierne ante nosotros mientras exprimimos al máximo nuestras ideas.

Explorar cada rincón y realizar todo tipo de combinaciones. Ambas cosas van a ser necesarias para avanzar en esta historia única que se han sacado de la manga Artifex Mundi.

Intuición en una historia de sensibilidad

My Brother Rabbit es un título sencillo. Durante las horas de juego no vamos a encontrar diálogos o textos en pantalla que nos indiquen lo que tenemos que hacer. Todo se basa en la intuición y en señales visuales. Esto resulta cómodo, no vamos a encontrarnos perdidos ante este hecho ya que todo está muy bien explicado de esta manera. El juego nos presenta una historia muy emotiva y cargada de sensibilidad.

Descubrimos a dos hermanos que siempre juegan juntos con un tierno conejo de peluche bajo el brazo. Son inseparables. Sin embargo, la enfermedad ataca causando que la niña caiga muy enferma. Los padres tienen que llevarla al médico para curarla y que todo salga bien. Desde ese momento el mundo de la imaginación y el escape de los problemas entran en juego. Pasamos a un plano abstracto y alejado de la realidad en el que evadirse del mundo tangible es la principal misión. Nuestro conejo de peluche cobra vida en este plano de la existencia.

La amiga planta del peluche viviente necesita nuestra ayuda para curarse ya que está muy enferma. Obviamente esta planta es una clara representación de la niña de la que hablábamos antes. Todo es una preciosa metáfora con moraleja.

Rompecabezas abstractos

Los puzles son nuestro medio de avanzar a través de My Brother Rabbit. Recordemos que nos encontramos en un mundo paralelo de la imaginación. El aspecto de lo que encontraremos desborda los límites de la realidad para fundirse con ciertos toques de locura artísitca que le sienta muy bien. Tendremos que hacer uso de nuestra lógica e imaginación para enfrentarnos a los retos que se nos pondrán por delante. Encontrar objetos repartidos por todo el escenario puede resultar un tanto frustrante ya que todo está muy bien escondido. Tendremos que hacer uso de lo que encontremos para poder ir avanzando en el rompecabezas y pasar al siguiente punto de la trama.

A través de cinco capítulos los puzles irán subiendo su dificultad y tornándose más endiablados aunque no llegan a desesperar. Cuando hayamos resulto uno de los puzles tendremos que construir una máquina con unas piezas que se encuentran esparcidas por una sala. Esto sirve para acceder a otras salas o encontrar ciertos objetos.

La jugabilidad es muy sencilla. Con un par de botones tendremos dominado My Brother Rabbit. Todo se basa en encontrar para avanzar por lo que no es necesario añadir más florituras.

My Brother Rabbit: un remanso de paz

El título de Artifex Mundi es un remanso de paz entre tanto lanzamiento inacabable. Su duración es de unas 4 - 5 horas y es de agradecer. Ante la inmensidad de los mundos que se están creando en los videojuegos nunca viene mal tener un compañero más breve en el viaje. Es un pequeño remanso de paz en el que prima la relajación. No hay prisa por resolver un puzle, no hay enemigos mortales en pantalla. No existe la tensión.

My Brother Rabbit cuenta con un apartado artístico muy llamativo. El mundo que se ha creado es precioso y se nota el mimo que se ha puesto en su desarrollo. No estamos ante un juego puntero en el apartado técnico.

En la sencillez reside su encanto y funciona a la perfección. Otro punto a destacar es su banda sonora que encaja perfectamente con los hechos que suceden en pantalla y con el universo, en general. El buen resultado es gracias a su compositor, Arkadiusz Reikowski, que ha participado en juegos como Kholat, Layers of Fear y Observer.

LO MEJOR

  • Su cuidado apartado artístico
  • La emotiva historia
  • Un título diferente lleno de puzles

LO PEOR

  • Si te ha gustado se te hará corto
  • Podría haberse exprimido más

CONCLUSIÓN

My Brother Rabbit nos lleva a un mundo onírico en el que separarnos de la realidad más cruda. La imaginación y los rompecabezas se funden para presentarnos un juego diferente. El título se aleja de la tensión y de los mundos inmensos de los videojuegos para brindarnos un precioso remanso de paz entre tanto lanzamiento. Con unas 4 - 5 horas de duración tendremos suficiente para descubrir una emotiva historia mientras nos exprimimos las ideas para superar los puzles que propone Artifex Mundi. Cierto es que si hubiera adquirido un tono de aventura gráfica clásica estaría mejor aprovechado.

Las nuevas series Swamp Thing

Esta serie lo tenía todo para ser un referente en el género de terror. Algunas de las mentes creativas más perversas y experimentadas el género de terror, un personaje y una historia a adaptar de lo mejor que se ha en el género de terr...

[MERIJUEGO] 10 juegos donde... ¡Cumplimos 5 años!

El juego es sencillo, trata de hacer listas de 10 juegos que sean válidos dentro del tema que se pida. Las normas son: - Cada usuario podrá poner 1 juego por lista. - No vale repetir sagas y franquicias. - No valen mods. - No valen recopilatorios. - Si valen expansiones y contenido adicional si...