BeTech: noticias de tecnología

SEGURIDAD VIAL

La DGT propone quitar 6 puntos de carné por usar WhatsApp conduciendo

La DGT propone quitar 6 puntos de carné por usar WhatsApp conduciendo

Y 4 si no se lleva puesto el cinturón de seguridad o el casco. La DGT llevará la propuesta al Congreso.

"Tranquilo. Puedo hacer dos cosas: conducir y usar el móvil”. Esa frase, que seguro le hemos escuchado decir a alguien alguna vez, es la típica falacia de alguien que puede salir muy cara, porque usar el teléfono al conducir significa distraerse de la tarea primaria, y por lo tanto puede terminar en un simple frenazo o en un accidente mortal. En la DGT española están hartos de ver que la gente no echa cuenta a esta medida, incluso aunque es por su bien, por lo que han decidido endurecer las penas actuales.

6 puntos de carné por usar WhatsApp conduciendo

Pere Navarro, director general de Tráfico, ha señalado que la DGT llevará al Congreso una propuesta de renovación sobre el carné por puntos. Una renovación que incluye modificar las penalizaciones actuales en infracciones. De esta manera, y teniendo en cuenta que todo conductor tiene 12 puntos en su carné, la DGT quiere que hacer la temeridad de usar WhatsApp mientras se conduce le cueste al conductor un mínimo de 4 y un máximo de 6 puntos de carnet, la mitad prácticamente.

Tras 12 años con el carné por puntos establecido en España desde 2006, Navarro y los suyos quieren revisar el sistema, actualizarlo a la época actual en la que el smartphone se ha convertido en un indispensable para todo. En 2006 no existía el WhatsApp ni las redes sociales, por lo que según Navarro la incidencia que tiene el uso del móvil en los accidentes de Tráfico es tan alta que ahora mismo es un “tema de máxima alarma”, y aumentar las penas quitando más puntos de carné por la misma sanción es un reflejo de esto.

Por desgracia, en los dos últimos años las distracciones al volante, que se penalizan con 3 puntos de carné, se han convertido en la primera causa de accidentes mortales, superando a otras como conducir borracho o ir demasiado deprisa. Es por ello que desde la DGT señalan claramente al “uso excesivo o inadecuado del teléfono móvil”, como el motivo que provoca tal distracción al volante. Y de hecho, el móvil no es solo un problema en España, sino que está generalizado en toda Europa también, motivo por el que según el directivo de Tráfico “hay que darle la visibilidad y la importancia que tiene“.

Una pena necesaria

6 puntos de carné por hacer este gesto

6 puntos de carné por hacer este gesto

Navarro sostiene que aumentar las penas por usar el móvil conduciendo es algo necesario, ya que han pasado 12 años desde que se instauró el carné por puntos y sigue habiendo conductores que no echan cuenta a cosas como ponerse el cinturón de seguridad o el casco -algo que la DGT quiere que cueste ahora 4 puntos de carné en vez de 3. Según el director de la DGT, España es una referencia por estar en el ranking de los mejores países en cuanto a la Seguridad Vial, ocupando el 5º puesto mundial tras Suecia, Reino Unido, Holanda y Dinamarca. Motivo por el que hay que seguir mejorando para poder disminuir la estadística media de 39 fallecidos en accidentes de Tráfico por cada 1 millón de habitantes. La DGT llevará la medida al Congreso, y en última instancia será el Parlamento y los diputados los que decidan si se implanta o se descarta.

No, el manos libres no es una solución

Muy demandado cuando usar el móvil al volante se convirtió en una infracción penada, el manos libres fue una solución a poder utilizar el móvil sin el peligro de distraerse y a la par cumplir con las normas de la DGT. Pero en realidad es más una solución para evitar multas y no el peligro. Para Pere Navarro “es mucho más nocivo hablar con el manos libres, por la distracción que supone para la cabeza, que tener el móvil en la mano“.

El director de Tráfico alude directamente a los fabricantes de smartphones, que son los que “van a tener que mover ficha”, aludiendo a la llamada Responsabilidad Social Corporativa, hacer algo para atender los problemas provocados por el uso excesivo e inadecuado de los dispositivos o servicios que una compañía fabrica / brinda, en este caso el uso excesivo de los smartphones al volante.