BeTech: noticias de tecnología

TECNOLOGÍA MATERIALES

Casas y muebles de goma anti-balas, el curioso entrenamiento del SWAT

Casas y muebles de goma anti-balas, el curioso entrenamiento del SWAT

Los equipos especiales entrenan en una ciudad creada con goma y foam para abaratar costes.

Una de las máximas en todo cuerpo de protección público o privado es la capacidad de la reacción, no sólo para llegar al lugar donde está ocurriendo una catástrofe o altercado, sino para saber adelantarse a la situación. Un bombero debe saber moverse igual por un edificio de oficinas, una fábrica o una casa; un miembro de las fuerzas especiales de la Policía debe saber lidiar con situaciones extremas en un hogar, un centro comercial o por los pasillos de un instituto. Y para ello el entrenamiento es capital.

Una esquina de un salón, toda hecha de goma balística junto al mobiliario

 

‘Kill Houses’

En el Estado de Georgia, fuera de la ciudad de Forsyth existe un complejo de 1000 acres que contiene desde edificios de 10 plantas hasta un instituto e incluso un lago. En él, los cuerpos de Bomberos, SWAT y buceadores de la Policía practican ejercicios de entrenamiento que según comenta un oficial a Motherboard, permiten “que el cerebro y el cuerpo absorban y procesen la experiencia como si de verdad estuviese ocurriendo”. Son instalaciones diseñadas de forma realista para que los bomberos aprendan a apagar un fuego en un edificio, o los oficiales SWAT lidien con una situación de un hombre armado disparando dentro de un instituto.

En el caso de los SWAT, estos suelen entrenar usando pistolas con munición de pintura en los casos que se exige usar armas de fuego. Pero a veces se necesita probar la situación con munición real dentro de escenarios como el citado instituto o el mismo edificio de oficinas. Ello obliga a que los escenarios estén recreados con todo detalle, para lo cual se usan muebles viejos y otros 'props'. Pero en el centro de entrenamiento existe una zona denominada como ‘Máximo realismo” que reproduce una casa con tres habitaciones, una cocina, salón, pasarela y un pasillo. Todo con el mayor número de detalles posible, pero usando un material muy curioso: Goma.

La Casa de Goma

¿Alguna vez habéis visto esas alfombras para niños que parecen grandes piezas planas de goma que se unen unas con otras como un puzzle? Pues imaginad muebles, elementos como lámparas y pantallas de TV, camas, cocinas, baños, etc. Todo eso hecho de goma, y además un tipo de goma a la vez lo suficientemente ligera como para montar un escenario rápido, y suficientemente resistente como para ‘tragarse’ una bala sin romperse en tiroteos con fuego real.

Levantada usando ‘goma balística’ y con muebles y accesorios creados con material basado en espuma de foam, la casa ha sido posible gracias a una compañía del estado de Minnesota llamada Range Systems, experta en crear galerías de tiro y que proporciona el material para lograr ‘componer’ objetos de aspecto realista, a la vez que ligeros y capaces de absorber impactos. En sí el material es goma reciclada, pero la clave está en su tratamiento, una tecnología de “proceso de fabricación desarrollado y patentado” que ha sido probada y aprobada por las Fuerzas Especiales del ejército de los Estados Unidos. De hecho, según un representante de Range Systems, cada mes un mínimo de 3-4 agencias federales o estatales compran una considerable cantidad de mobiliario de goma” tanto en Canadá como en Estados Unidos.

Pero, ¿por qué? ¿Qué hay de malo en usar mobiliario real para escenarios con munición auténtica? Pues simple y llanamente el dinero. A partir de la guerra con Iraq, el Pentágono necesitó crear escenarios muy realistas para sus entrenamientos. El uso de muebles antiguos no lograba la sensación de ‘máximo realismo´, y comprar muebles reales por lo visto era caro incluso para el mismísimo Gobierno de los EEUU, así que optaron por esta solución. Aunque dado que por lo general el presupuesto de Defensa suele ser desorbitante en los USA, ¿qué sucede con la pasta que se ahorran al usar el material de Range Systems?