Censura

Negligee: Love Stories, el primer juego pornográfico de Steam, vetado en 28 países

Borja Ruete borjaruete

Las nuevas políticas adoptadas por la plataforma de Valve, permiten la publicación de juegos con contenido sexual explícito en Steam, como Negligee: Love Stories.

Negligee: Love Stories debutó en Steam como el primer juego para adultos de la plataforma. Ocurrió después de que Valve decidiera abrir las puertas a la publicación de títulos “sólo para adultos”, tal y como informamos en MeriStation. Sin embargo, ello no ha evitado que la obra sea censurada en 28 países, entre los que se encuentran Alemania y Australia.

A través de los foros de Steam (vía Kotaku), el equipo de desarrollo ha informado de que el veto a Negligee: Love Stories se debe a que cada país tiene sus propias regulaciones con respecto a los juegos calificados para adultos. Según Dharker Studios, el grupo responsable, “desgraciadamente todos los países tienen sus propias reglas y leyes”, y “los diferentes países son más estrictos o laxos en función de los asuntos”, han escrito.

De acuerdo con las palabras del estudio, no han tenido “más opción” que regirse por las leyes “para la venta” de sus juegos. “Negligee: Love Stories es un juego para adultos, pero siento anunciar que debido a las leyes” de algunos países, “no podremos vender nuestro juego”. La compañía que esta decisión no se ha realizado para aprovecharse de la cobertura mediática: “Dharker Studios Ltd es una compañía. Si lanzamos un juegos en un país donde esta contenido es ilegal o puede considerarse ilegal, podríamos sufrir”, afirman.

La lista de países es la siguiente:

  • Japón
  • Malasia
  • Botsuana
  • Egipto
  • Marruecos
  • Nigeria
  • Sudáfrica
  • Sudán
  • Uganda
  • Bangladés
  • China
  • Líbano
  • Corea del Sur
  • Pakistán
  • Arabia Saudi
  • Turkmenistán
  • Bielorrusia
  • Islandia
  • Ucrania
  • Rusia
  • Australia
  • Papua Nueva Guinea
  • Indonesia
  • República Cooperativa de Guyana
  • Iraq
  • Dubai
  • UIE
  • Alemania

Dharker Studios ha descartado publicar una versión censurada, ya que a diferencia de sus otros juegos, cuyo contenido erótico fue incorporado en adición a la historia, en este caso es no es así: “Las historias poseen una naturaleza adulta desde el principio hasta el final. Si lo censuramos para que todos puedan jugar, tendríamos que eliminar más del 90% o más del contenido. Desafortunadamente, eso significa que no es una opción para este juego”.

Sin embargo, han abierto la puerta a lanzar futuras “versiones alternativas”, aunque manifiestan que por el momento no están “preparados” para publicar ese tipo de versiones modificadas.