Nuevas mecánicas para el mundo de Yakuza

Judge Eyes, avance Tokyo Game Show 2018

David Gutiérrez

Tras años dedicados en cuerpo y alma a la franquicia que les da nombre (Yakuza en occidente), por fin en los últimos tiempos el Ryu ga Gotoku estudio se ha ido abriendo tímidamente a otros proyectos. Pero si en el caso de “Puño de la Estrella del Norte: Lost Paradise” la dirección era mantener las mecánicas que han cultivado durante los últimos años y llevarlas a un nuevo mundo y personajes, en el caso de Judge Eyes son precisamente estas la principal novedad.

Así, el estudio no tiene ningún reparo en volver a llevarnos al Kamurocho que todos los fans de Yakuza conocen como la palma de su mano. Un entorno tan vivo y tan fiel al Kabukicho de la vida real al que representa que hace que esta sea una licencia aceptable. Pero esta vez no es nuestro propósito entremezclarnos con el mundo de la Yakuza.

El juego nos pone en la piel de Takayumi Yagami, un tremendamente efectivo y popular abogado que, tras ser informado de que un cliente al que logró declarar inocente ha asesinado a su pareja y prendido fuego a su casa, pierde la fe en su trabajo y decide pasarse al mundo de la investigación.

Una nueva jugabilidad

La demo del juego funciona como un tutorial que paso a paso nos sumerge en las diferentes mecánicas del juego. Como no podía ser de otra forma en Kamurocho, habrá que tener los puños y piernas listos para el combate si la ocasión lo requiere, pero en general nuestro propósito es otro: rastrear, seguir, identificar, perseguir.

La primera nueva mecánica que se nos presenta es precisamente la de identificar rostros. Sobre una foto de una persona debemos mover la cámara con el stick alrededor de la gente hasta dar con el rostro que estamos buscando, el cual se nos muestra como un retrato robot en la esquina superior derecha de la pantalla.

Una vez encontrada la persona, el juego nos propone seguir con sigilo y sin levantar sospechas. Para ello, aparte de mantener una distancia prudencial, deberemos usar las esquinas, paneles y demás elementos de las calles como escondite.

En zonas donde haya posibles pistas de nuestro interés, el juego nos propone de nuevo usar la cámara para rastrear a fondo y seleccionar el objeto concreto de nuestro interés.

Y si el objetivo se escapa y debemos perseguirlo, la acción pasará a un QTE muy similar a las persecuciones que proponía en su día Shenmue, debiendo pulsar el botón adecuado para evitar los obstáculos que surjan a nuestro paso.

Ninguna de estas mecánicas es realmente novedosa o revolucionaria, pero todas funcionan, al menos en esta demostración, como se esperaría de ellas, y suponen un cambio suficiente como para que en el aspecto jugable este título no parezca un simple remedo de Yakuza.

Gracias al uso del Dragon Engine, todo ocurre sin transiciones aparentes entre las distintas partes, integrando de forma convincente las cinemáticas, la exploración y las distintas mecánicas del juego. También los combates, que no son un simple copia y pega de lo visto en los últimos títulos del estudio sino que se ha dotado a Takayumi de dos estilos propios. Uno pensado para hacer frente a grandes grupos y otro más indicado para los combates uno a uno. Eso sí, el control, el uso de los elementos del escenario como arma… Es innegable que en el combate se siente como otra vuelta de tuerca a lo visto en los últimos Yakuza.

Con aires de superproducción, y un protagonista interpretado por uno de los actores más cotizados actualmente en Japón, Takura Kimura, Jugde Eyes Shinigami no yuigon (testamento de los shinigami, dioses de la muerte) demuestra que la tecnología y equipo detrás de la saga Yakuza tienen mucho potencial más allá de la cada día más popular franquicia, pero habrá que ver si el reutilizar de nuevo los entornos de Kamurocho y buena parte del sistema de combate impide que este juego brille con luz propia y acabe siendo recibido como un Yakuza con otras mecánicas jugables.

Judge Eyes

Judge Eyes es una nueva aventura de acción de Sega para PlayStation 4 a cargo de los creadores de la saga Yakuza en la que seguimos las hazañas del detective privado Takayuki Yagami, que persigue la pista de un asesino en serie en la ciudad de Tokio.

Judge Eyes