Vídeos

Análisis de Marvel's Spider-Man: El gran regreso

Vuelve el trepamuros de la mano de Insomniac Games con un producción exclusiva para PlayStation 4.

Hubo una época no tan lejana en la que hablar sobre juegos basados en películas o superhéroes era un suplicio. Un castigo al redactor. Algo que cambiaba en ciertas excepciones y que dio un vuelco con Batman: Arkham. Ya lo decimos de entrada: este Spider-Man va en el saco de la saga de Rocksteady. Superhéroe y calidad de la mano.

¿Qué ha hecho Insomniac con nuestro trepamuros favorito? Pues ha tomado una aproximación relativamente conservadora, creando un juego de mundo abierto clásico (de los de montones de iconos en el mapa) que rodea una campaña principal muy cinematográfica de entre 15 y 20 horas de duración, el doble si buscamos el 100%.

Estamos ante probablemente la mejor entrega de la franquicia Spider-Man en muchos años. Tal vez una entrega que por fin le hace justicia por la cantidad de detalle, de inversión y de cariño que se ha puesto en ella. No es el juego definitivo del trepamuros sin lugar a dudas y, aunque parezca algo negativo, significa que hay espacio para que nos sorprendan con una segunda parte.

Spider-Man

En Spider-Man para PlayStation 4 encarnarás al superhéroe más emblemático del mundo y usarás las habilidades acrobáticas, la improvisación y las telarañas que han hecho famoso al trepamuros. Además, encontraremos en él elementos jamás vistos en un juego de Spider-Man. Desde cruzar la ciudad haciendo parkour y usando el entorno hasta un sistema de combate novedoso y escenas nuevas de superproducción... Este es un Spider-Man como nunca antes habías visto. Marvel e Insomniac Games se han unido para crear una historia de Spider-Man completamente nueva y auténtica. Este no es el Spider-Man que conocías ni el que has visto en las pelis, es un Peter Parker experimentado que domina mucho más la lucha contra la delincuencia de Nueva York. Al mismo tiempo, se debate por equilibrar el caos de su vida personal y de su carrera mientras el destino de nueve millones de neoyorquinos depende de él.

Spider-Man