Strange Brigade
Strange Brigade
Carátula de Strange Brigade
  • 7

    Meristation

Strange Brigade, análisis

Alejandra Pernias

Analizamos Strange Brigade, el nuevo shooter sobrenatural de Rebellion. ¿Merece la pena sumergirse en su campaña? Exploramos su rendimiento y opciones.

El formato de serie de televisión mediados del siglo XX regresa a nuestros días con Strange Brigade. Lo nuevo de Rebellion nos deja un título muy divertido para jugar solos, o en cooperativo, contra hordas de enemigos que no dudarán en cernirse sobre nosotros. En este análisis de Strange Brigade vamos a hacer un repaso que nos permitirá visitar desde las momias de Egipto hasta los tesoros piratas sin movernos del sofá. Acción a raudales y unos héroes muy pintorescos nos acompañarán durante las horas de juego de esta propuesta de Rebellion que parece tan valiente. No hay duda: el juego aporta variedad al catálogo de videojuegos para todas las plataformas ya que podremos disfrutarlo en Xbox One, PayStation 4 y PC.

Mucha acción nos aguarda, desde luego. Ya pudimos ver las intenciones de este juego con sus imágenes y algunos gameplay. El humor y los chascarrillos no se quedan atrás y vamos a tener muchos de estos típicos clichés de héroe junto con la ambición por el oro. ¿Merece la pena sumergirse en este shooter sobrenatural?

Disparos a la cabeza, tumbas y tesoros

Las intenciones de Strange Brigade son muy claras. No pretende ser un cabeza de cartel ni ser el mejor shooter del momento. Rebellion quiere aportar diversidad, cooperación y diversión al mismo tiempo. Lo mejor es que lo han conseguido, sobre todo en su apartado cooperativo en el que echar unas partidas rápidas con los amigos se convierte en un patio de recreo. El título cuenta con tres modos de juego: Campaña, Horda y Contrarreloj. Si quieres disfrutar de una historia no esperes una profundidad enorme.

La campaña de este juego de Rebellion es superficial y bastante liviana en contenido. De todas formas, es entretenida y capta el interés por la adicción que genera el combate. Todo se basa en encontrar el lugar al que tienes que dirigirte, resolver un pequeño puzle que abra la siguiente sección y derrotar al enemigo. Es una especie de avance frente a hordas de peligros que nos llevan al final de la fase para descubrir algo. Somos portadores de un medallón que alberga oscuros secretos, al recolectar las almas de los enemigos caídos en combate se llenará su barra de poder. De esta manera, al colmar su sed de espíritus antiguos, tendremos acceso a un ataque especial que nos salvará de más de un apuro. También podremos—debemos— recopilar tesoros. Es una de las cosas que más gustan a los protagonistas, no te olvides de ellos porque son un punto importante en el progreso.

Encontraremos monedas repartidas por todo el escenario. Cogerlas y encontrar tesoros nos permitirá comprar armas de un moderado arsenal en la tienda. Podremos adquirir armas primarias, más potentes, secundarias, especiales como explosivos y medallones. También hay algunos coleccionables repartidos por el mapa que tendremos que destruir para acceder a recompensas más jugosas.

Los dos modos de juego restantes son perfectos para compartir en cooperativo. Horda y Contrarreloj permiten que pulamos nuestra puntería y habilidades para desempeñar un mejor papel con el gatillo.

Nada más comenzar tendremos la oportunidad de escoger a nuestro personaje. Ese que nos acompañará en esta aventura con sabor a los años 30. Entre un elenco de cuatro protagonistas tendremos que seleccionar a nuestro héroe de Strange Brigade. Cada uno tiene una habilidad distinta que inclinará la balanza en nuestra elección.

Nalangu Rushida es una cazademonios con rápidos reflejos. Gracie Braithwaita, su ataque principal es la carga rápida, es hábil con los explosivos y sus puñetazos tumban al enemigo más grande, perfecta para el cuerpo a cuerpo. El Profesor Archimidies de Quincey es capaz de localizar secretos ocultos y tiene una afinidad especial para la magia, también lo tiene fácil para abrir estancias antiguas. Por último, pero no por ello menos importante, encontramos a Frank Fairbune un veterano de la guerra que no falla al disparar a la cabeza. Todos ellos están disponibles para elegir desde el principio, ve marcando a tu elegido.

Strange Brigade: jeroglíficos egipcios y piratas

Este título se centra en que el jugador destroce enemigos. Era necesario contar con un amplio catálogo de monstruos con los que no caer en la rutina. Debemos confesar que las momias más simples copan el elenco, pero sin embargo, sí que hay peligros más potentes y bestias mucho más enormes y especiales que supondrán un reto. No todo queda en momias y guardianes de los grandes dioses de Egipto. Los piratas también tienen su hueco y encontraremos zonas muy bien ambientadas en el mapa con esta temática. La variedad de escenarios es bastante aceptable para un título de estas características. Explorar será uno de los puntos más importantes, para encontrar coleccionables—destruibles— y tesoros, muchos tesoros.

Como ya hemos señalado arriba, la campaña no es más que una sucesión de zonas con hordas de enemigos combinadas con nimios puzles que no suponen un gran reto. Sin embargo, esta característica aporta variedad a un título que se torna repetitivo con las horas de juego, aunque no es necesariamente algo negativo ya que no pretende ir más lejos de lo que propone y sabe captar la atención.

A los egipcios les encantaba el misterio, los acertijos y los jeroglíficos. En Strange Brigade no podían faltar desafíos para la mente con esta temática por lo que se han incluido en el juego aportando cierta variedad. Encontraremos varios tipos de puzles que tendremos que resolver disparando. Sí disparando. No hay pausa para el gatillo ni cuando tenemos que poner el cerebro a trabajar, es un shooter en toda regla. En ocasiones tendremos que buscar símbolos repartidos por el mapa para resolver el enigma. En otros derroteros, habrá que disparar para crear un mosaico y descubrir el tesoro. En definitiva, pasar un rato diferente para conseguir una recompensa y olvidarnos de los enemigos que acechan. No son rompecabezas al nivel de The Witness o de Portal pero sí que añaden más miga al asunto.

Disparos que enganchan entre arena

A pesar de no ofrecer una gran variedad de situaciones, Strange Brigade, engancha. Su fórmula no es novedosa ni sobresale en el panorama, hay grandes titanes en este género y ni siquiera se propone competir. Su fórmula tiene gancho. Combinar las armas y explosivos con las trampas repartidas por la zona de horda es adictivo. Trazar una estrategia para el asalto y salir vivos de la contienda es bastante estimulante y satisfactorio. La dificultad, en un principio, no parece algo complicado. Con el paso de los niveles, el número de enemigos va en aumento y las situaciones se vuelven peliagudas. No es un título excesivamente complicado, es bastante accesible.

Strange Brigade no cuenta con voces en español. Escucharemos a nuestros héroes en un selecto y caballeresco acento inglés. Sin embargo, sí que podemos disfrutar de una excelente localización a nuestro idioma que es de agradecer para captar en todo momento los detalles. Un punto negativo lo encontramos en el tamaño de los subtítulos. Son excesivamente pequeños y no serán de fácil lectura.

Técnicamente no es un juego puntero. Es aceptable y no he encontrado ninguna caída de frames que haya desmejorado la experiencia. La fluidez está presente hasta en los momentos más críticos de la partida y no hay puntos negativos en este aspecto. Strange Brigade es una experiencia que puede aportarte mucha diversión en su modo cooperativo y un pequeño reto en su campaña. Si te gustan las historias te faltará algo y sentirás un ligero vacío, si te fijas en sus bondades y en su objetivo encontrarás algunas horas de entretenimiento bastante placenteras.

CONCLUSIÓN

Strange Brigade es un juego muy divertido en cooperativo de hasta cuatro jugadores. Si decidimos enfrentarnos a él en solitario, y disfrutar de la campaña, puede tornarse un tanto repetitivo aunque su fórmula de disparos engancha. El modo historia no tiene la profundidad que esperaría un apasionado de las campañas para un solo jugador, está enfocado a la acción y deja de lado la cara argumental y narrativa. Para aportar variedad cuenta con puzles que nos apartarán de la acción desmesurada. Sin esta inclusión el juego sí que habría caído en una espiral de repetición. Si estabas buscando un shooter diferente para jugar acompañado es una muy buena opción.

LO MEJOR

  • Originalidad y locura en la propuesta
  • Adictivo en cooperativo con hasta 4 jugadores
  • Ambientación egipcia y con sorpresas

LO PEOR

  • Subtítulos demasiado pequeños
  • Puede volverse repetitivo en solitario
  • La campaña no es demasiado profunda
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.