BeTech: noticias de tecnología

POKE-ESPÍA

Pokémon GO te espía el móvil en su última actualización

Pokémon GO te espía el móvil en su última actualización

La popular app incluye una función que escanea el terminal para ver si está ‘rooteado’ y bloquearlo.

Lejos del fenómeno global que una vez fue, Pokémon GO sigue siendo una de las aplicaciones más jugadas actualmente. Las constantes actualizaciones, eventos e incluso torneos al aire libre lo demuestran. Pero en su obsesión por mantener un servicio y una plataforma a salvo de tramposos, puede que Niantic Labs haya ido muy lejos con la última actualización de GO, que le permite a la app espiarnos el móvil a ver si está rooteado o no.

 

Pokémon GO te espía el móvil en su última actualización

El rooting o rooteo de dispositivos Android es “el proceso que permite a los usuarios de teléfonos inteligentes, tablets y otros aparatos con el sistema operativo móvil Android obtener control privilegiad, conocido como acceso root o permisos de superusuario”. Significa que podemos hacer y deshacer a voluntad en el terminal e incluso quitar esas apps instaladas por el fabricante que no se puede con el móvil sin modificar. Como en todos los juegos populares, en Pokémon GO también se pueden hacer trampas, y con un móvil rooteado puedes modificar la región en la que estás jugando para que en vez de en España, la app crea que estás en Estados Unidos por ejemplo, y otras acciones que a Niantic no le hacen gracia porque alteran el equilibrio de la experiencia.

Como leemos en su web, hace tiempo que el estudio nos habló de su política de disciplina de tres toques de atención, una política que “sirve para imponer a los infractores una serie de medidas disciplinarias que aumentan gradualmente en severidad y les ofrecen varias oportunidades para modificar su comportamiento. A los efectos de la presente política, definimos las "trampas" como los comportamientos que infringen las Condiciones de servicio de Pokémon GO y las Normas de Entrenador. Se consideran infracciones la falsificación de la ubicación (redireccionamiento de ubicaciones GPS) o el acceso a clientes y backends de Pokémon GO sin autorización, incluso por medio del uso de software y complementos de terceros”.

Lo que sale cuando iniciamos Pokemon GO en un móvil rooteado, o también que parece estarlo: acceso denegado

En su cruzada por evitar un comportamiento tramposo y tóxico, Niantic ha cruzado la raya de lo permisivo y ha implementado en la última actualización del juego una función por la cual la app puede saber si el móvil en el que está instalada se encuentra ‘rooteado’. O sea, que Go escanea nuestro móvil buscando los archivos y directorios que suelen aparecer en un smartphone modificado. Y si los localiza, pues recibimos un error la próxima vez que queremos jugar a la app.

Un método roto que no funciona

Como leemos en Forbes, el autor del artículo ha probado a crear en un móvil no modificado una carpeta usual que suele verse en un móvil ‘root’ llamada MagiskManager. Es una simple carpeta vacía con ese nombre que Pokémon GO ha detectado y dictaminado en el acto que el teléfono esta rooteado y por tanto la app cierra su servicio de golpe. Tras borrarla, sorpresa, Pokémon GO funciona. Hay usuarios en la Red que hablan de otros ‘falsos positivos’ en los que el auto-baneo de la app salta con archivos zip y APKs de aplicaciones root.

Fuera parte de temas de garantía con las marcas, el tener tu móvil modificado o rooteado no es una práctica ilegal en sí, por lo que no tiene sentido lo que Niantic Labs ha hecho, que es jugar sucio y aprovecharse colándonos una función en su app que nos espía, se entromete en la privacidad del usuario. Y lo que es peor: lo hace mal diseñada, dando falsos positivos así de fácil. De momento los creadores de Pokémon GO no se han pronunciado y guardan silencio, pero ante la gravedad de lo que han hecho deberían hablar pronto.