REPORTAJES

Halo: Infinite, entre la revolución y los orígenes

Uno de los anuncios más esperados fue la nueva entrega protagonizada por el Jefe Maestro. Repasamos todo lo que sabemos y lo que esperamos ver en una entrega con una vista puesta al pasado y otra al futuro.

Por: Alejandra Pernías

Halo: Infinite se presentó en el E3 2018 de Microsoft como un golpe sobre la mesa para dar el pistoletazo de salida a una conferencia épica. Durante la feria angelina nos hemos deleitado con todos los juegos que están por llegar a nuestras consolas, pero fue en el evento de la compañía norteamericana donde se dejaron ver varias perlas a tener en cuenta. Y una de ellas fue el Jefe Maestro.

 Halo es una de las franquicias más queridas por los usuarios de la marca Xbox. No hay duda del amor que se le profesa desde hace ya muchos años. Halo agitó el mundo de los videojuegos, del género shooter en consolas, y las mecánicas que implementó Bungie con su creación fueron una completa revolución en su época.

Halo: una evolución que llegó en el momento perfecto

Estamos acostumbrados a varios factores en los juegos de disparos en primera persona. Tomamos como algo habitual el escudo que protege al protagonista, ese que se regenera al cubrirnos, mientras pegamos tiros a mansalva contra los enemigos que se ciernen sobre nosotros. Resulta algo indispensable el botón que asigna una granada para lanzarla. El esquema de jugabilidad del primer Halo se convirtió en la tabla de los Mandamientos para programar el movimiento en este tipo de juegos en plataformas que no habían sabido abrazar un género reinante en PC. El lenguaje de Halo: Combat Evolved, a través de los botones, ha sido la base sobre la que han evolucionado los títulos de disparos hasta nuestros días. Son solo algunos ejemplos de lo que estableció este exclusivo de la primera Xbox que se coronó como el rey absoluto.

Tal y como podemos leer en PC Gamer, ese título del año 2001 fue el precursor de todo lo que, a día de hoy, intuimos como algo normal. Hay mucho que agradecerle a Bungie y a Microsoft. Durante el paso de los años hemos podido disfrutar de multitud de juegos de la saga que recordamos con cierto aire de nostalgia. Algunos con el Jefe Maestro como protagonista, otros estratégicos como Halo Wars y precuelas que nos ponían en situación, como Halo: Reach. Con el paso del testigo a 343 Industries llegaba un vasto horizonte por explorar.

Bungie dejó la saga para encarar un nuevo proyecto más ambicioso, como ya detallaron en algunas entrevistas para The Verge o Engadget, pero con tintes de lo que habían creado durante los últimos años, Destiny. Un título online que requería un mantenimiento constante y en el que su universo no dejaba de crecer. Halo no se quedó huérfana y 343 Industries llegó al rescate ofreciendo hasta el momento dos títulos que ya forman parte de un lore tan profundo como el espacio: Halo 4 y Halo 5: Guardians.

Halo: Infinite como un ambicioso regreso a las raíces de la saga

Ahora está en marcha Halo: Infinite y es mucho más que un motor gráfico con músculo. Después de algunos traspiés y otros éxitos, 343 Industries regresa para relatarnos una nueva aventura del Jefe Maestro. Y es que lo que vamos a vivir en esta entrega va a profundizar en el universo de Halo para ofrecernos una experiencia mucho más inmersiva, una que pretende exprimir todas las bondades de un mundo del que solo hemos visto el caparazón.

Una cosa quedó clara. Halo: Infinite va a llegar como un soplo de aire fresco, como una reanimación para una saga que había decaído en ciertos puntos de su campaña, e intentará regalar algo más emocional con un modo historia de aspectos más complejos. Esto es algo que han relatado desde Microsoft, con Aaron Greenberg para Gamespot: “Halo Infinite será una vuelta a las raíces, algo más ambicioso, audaz y grande”.

Pero, ¿por qué no es una entrega numerada? Según Greenberg, 343 Industries se está alejando de las secuelas para hacer "algo completamente diferente". Así de contundente lo expresaba para el medio Gameslice. Además, Chris Lee, uno de los miembros del estudio, dejó claro en HalowayPoint que el equipo quiere: "hacer un gran juego de Halo para los seguidores y que también sea la puerta de entrada para nuevos jugadores a nuestra franquicia".

Parece que Infinite no es un reinicio o un spin-off. Hay cierto aroma a un nuevo punto de partida para este baluarte de los FPS. Es un comienzo y una continuación, según el propio Chris Lee: “Continuamos la historia después de los eventos de Halo 5. Halo: Infinite es un juego ambicioso y necesitamos construir un nuevo motor para respaldar eso”. Así que, sí, nos encontraremos con una Cortana revivida y con The Created: un grupo de IA, con pensamientos supremacistas sobre los orgánicos, que están capitaneados por la famosa compañera del Jefe Maestro. Este es el punto de partida desde el que se quiere devolver a las raíces.

Ese infinito en el título del juego también deja entrever que el enfoque podría cambiar. Las posibilidades irían más allá de una campaña y un multijugador al uso. Existe la posibilidad de que quiera encarar una faceta de “servicio” en la que poco a poco llegue contenido. Esto sería un cambio de rumbo para nutrir de horas de entretenimiento a la comunidad amante de este universo.

Los minutos de aperitivo de Infinite nos mostraron que Zeta Halo será una de las ubicaciones que podremos explorar en la contienda. Esto es algo a tener en cuenta, algo importante en lo que se está trabajando. Zeta Halo no es un lugar que hayamos visitado en otras entregas de la saga (jamás hemos pisado este escenario), sin embargo, sí que se ha mencionado en otros juegos y también hemos podido ver un leve atisbo a través de recuerdos. 343 Industries nos ha hecho saber, con este detalle, que Halo: Infinite va a ir al compás del lore más oscuro de la franquicia.

En Halo Nation podemos indagar un poco en la historia de Zeta Halo y comprendemos que, de tomarla como punto de partida, vamos a sumergirnos en un mundo de secretos y con una tremenda carga emocional para los personajes que luchan por la libertad. La Zeta Halo era, en apariencia, un anillo en el que una comunidad de humanos iban a vivir en paz. Sin embargo, los Foreruners no tardaron en aprovecharse de ellos y los utilizaron para llevar a cabo macabros experimentos con los Flood. Pasado el tiempo, el anillo cayó en mano de esta sociedad tras una cruenta guerra entre razas. Todos estos argumentos nos sirven para sacar varias teorías de la dirección que se quiere tomar con Halo: Infinite.

Descrito como vuelta a las raíces, podemos teorizar e imaginar una mayor toma de contacto con este conflicto a través recuerdos en los que formaremos parte de la vida, o de las batallas, en el anillo. También podría existir la posibilidad de que lo visitemos, muy en profundidad, con el Jefe Maestro y compañía. Una cosa es segura y, es que vamos a conocer toda la oscuridad y complejidad de un lore en el que merece la pena sumergirse y del que se ha rascado poco en los videojuegos.

Durante el metraje del tráiler de Halo: Infinite pudimos observar la flora y fauna que habita el lugar. Una especie de ciervos y rinocerontes se dejaron ver en un bello paraje que parecía desolado por la guerra. Siempre pasa lo mismo, la naturaleza se abre paso en la batalla por sobrevivir. Una pista más sobre el nivel de detalle con el que contará el juego, dejará a un lado un escenario más plano para dotar de vida todo a nuestro alrededor, algo que fomentará la inmersión en este rico universo.

¿El Jefe Maestro al desnudo?

Como colofón final al ver el tráiler fuimos testigos de la aparición del casco del Jefe Maestro. Se ha reiterado ya en varias ocasiones, Halo: Infinite es un juego sobre el protagonista indiscutible de la epopeya y viviremos con él una nueva propuesta. En esta ocasión, hemos sido testigos de cómo sujetaba su mítico casco con la mano, esto podría ser un guiño a lo que nos espera en el futuro. ¿Veremos el rostro del Jefe Maestro por primera vez? Y lo más importante, ¿es eso necesario? No hay duda, el misticismo que se esconde tras esta figura enmascarada es parte de su grandeza,y aunque podría resultar algo impersonal, con el paso del tiempo hemos procesado la figura de este héroe junto a su casco.

El casco del Jefe Maestro es un símbolo de poder y fuerza, de perseverancia cuando está intacto, de cierta fragilidad, pero de entereza, cuando se ha rasgado. Nos sería complicado cambiar la imagen del ídolo a la par que lo humanizamos, lo convertimos en algo más parecido a nosotros y eso podría restarle gancho.

Ya hemos sido testigos, en esto de los videojuegos, del abandono del anonimato de varios protagonistas como la propia Samus Aran en Metroid.Desvelar la identidad de este personaje fue toda una revolución, descubrimos que era una mujer, cuando por aquella época todos pensábamos que se trataba de un hombre. Es cierto que esto dotó de más fuerza al personaje, una personalidad que se afianzó tras colgar la máscara.

De todas formas, podría ser una posibilidad de la que ya vimos un atisbo de realidad en el emocionante final de Halo 4, el héroe se despojaba de su armadura al completo. Si lo miramos con el corazón, el casco es parte de su esencia, el misterio es intrínseco al trono que se ha ganado este shooter.

Halo: sinónimo de revolución

Sí, Halo es sinónimo de revolución en los videojuegos. Ya lo demostró poniéndose a la cabeza de los títulos de disparos en primera persona, regalándonos la evolución de una jugabilidad que sigue vigente a día de hoy. Con Halo: Infinite pretenden mostrarnos un nuevo mundo de la mano del motor gráfico Slipspace Engine, algo sobre lo que Mike Ybarra ya detalló  para Famitsu. Se trata de una maquinaria muy potente diseñada como una propuesta realmente ambiciosa y de la que conoceremos más con el paso de los meses.

Lo que vimos en el E3 2018 solo fue una muestra de lo que está por llegar. Grandes detalles, profundidad de escenarios y potencia para dotar a este infinito de la epicidad que reclama. Mundos repletos de vida en movimiento con los que distraernos de la misión que se nos haya encomendado. El motor de Halo: Infinite promete dejarnos impresionados si alcanza el nivel de ambición que se plantean desde el estudio.

Todavía no sabemos nada sobre una fecha para el aterrizaje de esta entrega de la saga, buque insignia de Microsoft, en Xbox One y Windows 10. Tendremos que esperar para conocer más detalles sobre lo que nos acontece, ya hay algunas pistas que han dejado más de una duda. El juego podría estar dividido en dos partes, tal y como dictan en Thurrott, una que se centraría en la campaña principal y otra que nos situaría en trincheras para la batalla multijugador online.

Solo queda esperar y que la magia haga su trabajo en forma de desarrollo, investigación y conocimiento de un lore que clama por ser implementado en este formato. Solo hemos rascado la superficie de las historias del universo del Jefe Maestro, podría ser una inmersión a tiempo con un cambio de rumbo acertado que le devuelva el trono al rey.

Halo Infinite

Halo Infinite, desarrollado por 343 Industries y editado por Microsoft para PC y Xbox One, es la sexta entrega de la saga principal de acción en primera persona Halo, la que promete ser la aventura más grande del Jefe Maestro.

Halo Infinite