Una entrega largamente deseada

Darksiders 3: El largo camino de THQ Nordic hasta la tercera entrega

Pedro Herrero

Furia cerrará una trilogía dada una vez por perdida tras el cierre de THQ y la desaparición de Vigil Games. Afortunadamente, solo Madureira no continúa en la labor de Darksiders 3.

A mediados del año pasado pudimos celebrar el anuncio definitivo de Darksiders 3 después de no meses, sino años de rumores acerca del regreso de esta querida franquicia. Hoy, estamos a apenas 4 meses de disfrutar de esta nueva aventura protagonizada por Furia y tenemos que congratularnos por ello, porque hubo un tiempo en que esto estaba muy lejos de ocurrir. Todo nace del cierre de THQ, hoy llamada THQ Nordic, tras una serie de fracasos comerciales sin paliativos.

Caída de THQ y salvación de sus franquicias

Sería injusto señalar un solo juego entre los responsables de la caída en desgracia de la antigua THQ Games. Probablemente el primero que se nos venga a la cabeza sea Homefront, un shooter que partía de la premisa de la invasión de Estados Unidos por parte del ejército coreano y que pretendía hacer algo que simplemente era imposible por entonces, y prácticamente también ahora: competir con Call of Duty. No era posible sencillamente por que hablamos de un fenómeno anual, y también, por qué no decirlo, porque el juego a cargo de Kaos Studios no alcanzaba ni de lejos unas cotas de calidad exigibles, con una campaña corta y pasillera y un multijugador insulso.

En el anterior caso hablamos de un juego mediocre, pero ni siquiera cuando los lanzamientos de THQ llegaron a un estándar de calidad notable, como la franquicia Saint’s Row o justamente, Darksiders, se alcanzaron unas cifras de ventas que permitieran subsistir a una editora que estaba abocada a lo que finalmente ocurrió: la quiebra y desaparición. La salvación no ya de THQ, ya que era demasiado tarde sino de sus franquicias, estaba en las manos de una editora semidesconocida hasta entonces, Nordic Games, que demostró ir en serio, haciéndose con todas aquellas licencias y evitando así su desaparición. De hecho, desde la compañía sueca nunca se explicaron el fracaso final de THQ, como confesaron en Games Industry, reconociendo además que tomar el nombre de THQ Nordic había sido una decisión con varias interpretaciones. Es decir, por una parte, les hacía más reconocibles al adoptar la denominación de una editora con una larga trayectoria, pero por otra, temían que esa denominación fuera asociada al fracaso anterior, algo que afortunadamente y como hemos visto, no ha sucedido así.

¿Qué nos encontramos en Darksiders?

Darksiders se había hecho un nombre propio en la industria gracias a muchas virtudes, pero principalmente se le conocía por ser “el Zelda adulto”, por su carácter de aventura semiabierta y su acertadísima combinación de acción y puzles. No importa que hablemos de la primera o segunda entrega, ambos tuvieron una recepción notable tanto entre la crítica como entre los jugadores, que pedían a gritos una tercera entrega, algo que cuando ocurrió el “affaire THQ”, obviamente, no pintaba bien. Claro, en Vigil Games, el estudio a cargo de la franquicia, estaban relativamente nerviosos ante aquella situación, porque al fin y al cabo, eran creadores de una saga de éxito. Eramos los creadores de Darksiders, ¿cómo nadie nos querría comprar?, decían desde el estudio en IGN. Efectivamente, nadie compró Vigil Games, pero THQ Nordic sí rescató a gran parte de los miembros del estudio para el desarrollo de Darksiders 3.

Nunca es tarde para disfrutar de esta franquicia, y tanto Darksiders como Darksiders II están presentes en las actuales consolas, además de, por supuesto, en PC. La fórmula de ambos no es innovadora pero sí tremendamente solvente, y como decíamos antes, se sostiene sobre pocos pilares pero muy sólidos, ya que no intentan abarcar demasiado, pero sí hacerlo bien. Sin embargo, con la segunda entrega nos encontramos con un entorno aún más grande y un protagonita, Muerte, mucho más ágil, lo que convierte el combate en algo más cercano al hack & slash que en su predecesor, donde Guerra presentaba un aspecto y habilidades más de “personaje tanque”. Cualquiera que sea la opción, ambos son aventuras más que recomendables -y casi imprescindible jugar ambas desde el punto de vista argumental- y que mantienen una frescura jugable sorprendente aún 8 y 6 años después de su lanzamiento, respectivamente. Pero… ¿qué cambiará en Darksiders 3?

La respuesta obvia es el apartado gráfico. Es el primer juego de la franquicia desarrollado exclusivamente para esta generación de consolas, pero más allá de la calidad visual, el equipo de Gunfire Games -así se llama el estudio hoy formado por los miembros del extinto Vigil Games- ha asegurado que presentarán una paleta de colores más viva y variada, a pesar de no contar con la colaboración del dibujante Joe Madureira. Si nos hacemos la pregunta anterior respecto a la jugabilidad, la respuesta no es menos evidente: prácticamente nada, y es que Gunfire sigue la premisa siempre inteligente que dice que si algo no está roto, no lo arregles. Furia como protagonista es más similar a lo que vimos con Muerte un personaje tremendamente ágil con unas cadenas como arma a modo de látigo, lo que nos recuerda irremediablemente a Castlevania: Lords of Shadow o God of War antes de su última y excelente entrega. Por lo demás, nos encontramos con el ya reconocible backtracking en busca de zonas anteriormente inaccesibles que escondan objetos valiosos o jefes opcionales. En definitiva, un título que promete no ya estar a la altura de sus predecesores, sino convertirse por derecho propio en una de las grandes aventuras de la generación.

Darksiders III

Darksiders III, desarrollado por Gunfire Games y editado por THQ Nordic para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es la tercera entrega de la saga de acción y aventura Darksiders, ahora protagonizada por Furia, en un mundo abierto orgánico y en el que deberemos acabar con el ejército de los Siete Pecados Capitales.

Darksiders III