Cazadores de Lore

Fallout New Vegas y el lejano Mojave

Fabio Rodriguez

Uno de los yermos más hostiles, variados y ricos que recordamos en la saga Fallout. Lo despedazamos a trozos y detalles.

El Yermo siempre ha sido un lugar difícil. La Gran Guerra dejó las cenizas de lo que un día fue la civilización y ha convertido el mundo en una masa amorfa de escombros, chatarra y mutación. Los acontecimientos no se pudieron tornar de otra manera tras el ataque nuclear que el mundo sufrió a gran escala en Octubre de 2077; causa directa de la increíble escasez de combustible fósil y una guerra sin cuartel entre los Estados Unidos y las fuerzas comunistas de China.

La devastación atómica acabó con la mayoría de lugares que componían la gran nación de la bandera de 14 estrellas, convirtiendo su extensión en un infierno viviente de muerte y radiación. Sin embargo, existen varios lugares que contaron con la suerte de prevalecer, ajenos a la mayoría de bombas que cayeron de la costa este a oeste. Muchas historias se podrían contar acerca de estos yermos; pero hoy vamos a hablar de la tierra tostada por el sol y su increíble zarzaparrilla, la tierra del oso bicéfalo y el toro, la tierra donde la fortuna da, pero también quita. Hablamos esta vez del Mojave y Fallout New Vegas.

Conocido por ser el desierto más grande de Norteamérica. El Mojave se compone de varios terrenos formados por los estados de California, Nevada, Utah y Arizona. Como todo buen desierto postapocalípctico; el Mojave guarda cientos de secretos que esperan ser descubiertos por errantes aventureros de sombrero de ala, guardapolvos y rifle láser; dispuestos a crear su propio imperio de fama, fortuna y armas. Todo el mundo trata de hacerse un nombre en el Mojave, tomar una ración del poder que está repartido a lo largo y ancho de su extensión. Sin embargo, a lo lejos de cualquier rincón del desierto, como si de un oasis se tratara, se puede divisar un halo de luz impregnando las atómicas noches del Mojave. Una ciudad de neón donde todo el que quiere ser alguien acude para quedarse y no salir jamás. Su nombre es New Vegas, y sin lugar a dudas, es el corazón del Mojave.

New Vegas es la ciudad del pecado. Una perversa utopía donde una persona puede ganarlo y perderlo todo; la tormenta perfecta para ludópatas, mafias, y demás gentes de poder… New Vegas lo es (casi) todo en este entramado de seres mutados y gente que viste de forma muy elegante. Siendo una de las pocas supervivientes del desastre nuclear, New Vegas ha servido de faro para muchos vaqueros solitarios y hombres de fortuna. El Freeside, el Westside, el Strip, la plaza de North Vegas, … Todo forma parte de la sintonía de luces, casinos, torres altas y personajes que componen la maravillosa melodía de New Vegas. Una melodía llevada al son de una persona cuyo poder sólo es eclipsado por su misterio. El Sr. House.

El Sr. House y la ficha de platino, un hombre de cristal y un comodín en la baraja

Robert Edwin House es un excéntrico y misterioso multimillonario poseedor del Strip así como del Lucky 38, el casino más grande de New Vegas. También fundador principal de Robco Industries, gran parte de su fortuna viene de los años previos a la guerra, donde a través de su renombre como maestro de la tecnología y sus contactos dentro del estado, consiguió hacer de New Vegas un lugar seguro y próspero donde pudo resistir la catástrofe nuclear que asoló todo el país. A sus 261 años de edad, el Sr House sigue manejando desde su ostentoso casino cerrado el Strip de Vegas a través de su ejército personal de securitrones. Un ejército que cuenta con un as en la manga con el propósito de no sólo manejar New Vegas, sino el Mojave entero.

Creada en un primer momento para ser entregada antes de la gran guerra, la ficha de platino es uno de los objetos más buscados y codiciados de todo el yermo. Una suerte de llave maestra que permite al Sr. House expandir su imperio como la pólvora. Con la capacidad de abrir búnkeres de procesamiento de Securitrones; dota a sus robots de nuevo equipamiento armamentístico, así como una actualización completa de su software y un mejor sistema de defensa del Lucky 38. De esta manera, el Sr.House lleva a su máximo potencial la capacidad de sus filas, en ansias de hacerse con el poder de algo más allá de los muros de New Vegas; la presa Hoover.

La Presa Hoover, el Jackpot del Mojave

Sí antes hemos dicho que New Vegas es el corazón del Mojave; puro instinto y concupiscencia; la Presa Hoover sería el cerebro de este desierto. Un lugar más racional y estratégico donde se concentra la mayor cantidad del recurso más importante de este mundo desolador: El agua. Creada en 1936, la presa aún sigue en funcionamiento y es el principal suministro de electricidad y agua para el mapa.

Quien controle la presa, controla el Mojave; y pese a que pueda parecer algo sencillo en principio, sólo unos pocos tienen el poder como para tratar de hacer suyo el control de la presa. Ya conocemos las intenciones de posesión del Sr. House; sin embargo, aún existen otras facciones de considerable envergadura que crean una competencia directa con los planes del misterioso magnate. Y es que en este juego tendrá como contrincantes a la República de Nueva California y a la Legión del César; ávidos y veteranos jugadores que llevarán las reglas a otro nivel, donde cada uno deberá utilizar sus cartas sabiamente.

La RNC y el oso bicéfalo

Creada a partir de la prosperidad que siguió a la zona de Shady Sands tras la incursión del morador del Refugio en los acontecimientos del Fallout 2; la República de Nueva California ha crecido de manera exponencial hasta convertirse en una de las principales fuerzas de Maxson, El Eje, Los Ángeles y Dayglow, entre otras zonas.

A través de sus valores, su amplia capacidad de extensión y sus duros castigos, la RNC se ha asentado a lo largo del Mojave como salvaguardia para agricultores, comerciantes y colonos con el nivel adquisitivo suficiente como para pagar sus servicios. Unos impuestos que en su mayoría van dirigidos a la mejora del contingente militar; obteniendo con ellos nuevos reclutas, así como nuevo equipo y armamento. De este gran ejército, cabe destacar la punta de lanza de sus fuerzas especiales, los Rangers de la RNC; ávidos y experimentados soldados altamente preparados comprometidos a defender al pueblo de los males que asolan el yermo como ejércitos de un solo hombre.

Los estrictos valores de la RNC así como su política expansionista han hecho que se fragüen muchos enemigos a lo largo del Mojave. Hermandad del Acero, Enclave, Legión… La lista es interminable. Sin embargo; a través de su embajada con sede en el Strip de New Vegas, la (inestable) alianza con el Sr. House, el Campamento McCarran (centro de operaciones central de la RNC en el territorio) y el resto de bases montadas a lo largo del Mojave; la RNC domina con mano firme la mayoría de la región portando con orgullo la bandera del oso bicéfalo allá por donde pase.

La Legión del César y el toro

La historia de la Legión es interesante; y es que el motivo por el cual se han asentado como una de las facciones más poderosas del Mojave es principalmente por la ideología e historia de una persona muy concreta, el propio César. Siendo anteriormente un seguidor del Apocalipsis, César fue apresado por la tribu de los Pies Negros; uno de los muchos grupos que se encontraban al este de la región que se encontraban en guerra con otras tantas bandas tribales. Gracias a su gran conocimiento de la guerra y sus dotes como estratega, los pies negros ganaron sus batallas y liberaron al César, convirtiéndolo finalmente en su líder.

Con César al mando, la tribu de los Pies Negros pasaron a llamarse la Legión, y a través de su dura política expansionista, comenzaron una campaña militar que llevó a anexionar de forma muy violenta gran cantidad de grupos, bandas y zonas; llegando a convertir a la Legión en la poderosa facción que hoy día es. Su misión principal es acabar con la identidad individual de cada grupo y unirlos en una entidad militar, económica y política superior, la del propio César.

Invicta tras más de 80 batallas, la Legión controla la mayoría de Nuevo México, Arizona, Colorado y Utah. Sin embargo, esta expansión en busca de la Pax Romana se ha visto truncada en última instancia con la aparición de la RNC y la Presa Hoover, dos objetivos de interés para la Legión que no han conseguido diezmar pese a sus muchos intentos. A través de su duro ejército y sus fuerzas de élite (como Legados, Centuriones, Frumentarii y Decanos), la Legión trata de imponer sus ideales allá por donde pase, a base de guerra y muerte.

Las otras tribus

Pese a que la región esté controlada mayoritariamente por estos tres grupos; el desierto del Mojave está lleno de personajes y bandas de lo más rocambolescas. Debido a ello, es conveniente hacer un repaso por, sí no todas, algunas de las más interesantes a la par que singulares.

Por importancia remanente a New Vegas, hay 3 grupos que controlan los diferentes casinos de la ciudad. Estos grupos antes eran tribus que asolaban la zona circundante al Strip. Con el desarrollo de la ciudad, el Sr.House les ofreció una posición de privilegio dentro de la ciudad así como sus respectivos casinos, y acabaron formando parte intrínseca del entramado de New Vegas. En primer lugar tenemos el Tops, el casino controlado por los Chairman. Esta elegante banda antes conocida por el nombre de Boot Riders destaca por su líder Benny, el hombre más carismático a este lado del Mojave, que será una figura crucial en el proceder de la aventura. Por otro lado tenemos a los Omerta, que se encargan del casino Gomorra. Esta banda de gángsters célebre en el pasado por drogar a sus víctimas para después robarlas y ejecutarlas, toman como principal y único mandamiento la lealtad a la familia, y su castigo por no hacerlo es la muerte.

En último lugar, pero no por ello menos importante, contamos con el casino Ultra Luxe, regentado por la Sociedad del Guante Blanco. Conocido por ser el más lujoso y elegante en relación a los otros dos casinos, destaca por el increíble trato y mimo hacia sus clientes más asiduos, así como socios y gente cercana. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce; y es que la Sociedad del Guante Blanco guarda un terrible secreto de su pasado escondido bajo llave. Un secreto que algunos dentro de sus filas están dispuestos a abrir, y con ello, disfrutar de un verdadero festín… (son conocidos por haber practicado el canibalismo, y algunos lo siguen practicando).

A las afueras del Strip, en el Freeside, otra banda “reina” las calles... Los Reyes. Debiendo su nombre al edificio donde establecieron su sede (una antigua escuela para imitadores de Elvis Presley), Los Reyes estudiaron de cabo a rabo todo en relación a su persona y adaptaron toda su filosofía y organización en torno a la figura de “El Rey”. A día de hoy tratan de mantener la paz en el Freeside de New Vegas con su estilo y carisma tan característicos.

Otra banda que no podía faltar en este loco mundo postapocalíptico es la Hermandad del Acero. Este grupo tan bien preparado armamentística y tecnológicamente busca recuperar a toda costa el conocimiento así como los recursos científicos y tecnológicos de antes de la guerra y ponerlos a buen recaudo. A través de sus valores y su estricto reglamento, la Hermandad del Acero tiene como objetivo principal rehacer el Mundo tal y como era antes de la gran guerra. Sin embargo, el Mojave no les ha tratado bien. La pérdida de la base HELIOS 1 en una cruenta batalla contra la RNC, hizo que la Hermandad perdiera gran parte de su contingente y tuvieron que retirarse a un búnker de Hidden Valley, mermando la capacidad del grupo a un par de expediciones cercanas.

El Mojave cuenta también con la presencia de los Boomers; antiguos habitantes del refugio 34 que se asentaron en la antigua base de Nellis, al noreste de New Vegas, y que a través de la información y armamento recogidos en la zona, hicieron de la artillería pesada y las explosiones su religión. Su desconfianza hacia los forasteros, así como su pasión por las bombas llevó, de forma inevitable, a que se les conociera con el nombre de los Boomers. Nadie osa adentrarse en el territorio de los Boomers, a menos que quiera recibir una “explosiva” bienvenida por parte de esta banda tan rocambolesca.

Entre los poderosos Sanguinarios y los infinitos barrancos de Red Rock Canyon se encuentran escondidos los últimos integrantes de los Grandes Khan; una banda de saqueadores profesionales asolado (y desolado) por su pasado. Los constantes conflictos contra la RNC a lo largo de su vida han convertido en cenizas lo que un día fue esta tribu; y pese a que sepan que no pueden contra su enemigo, muy superior en número a ellos, esperan un momento de debilidad en el conflicto contra la Legión para vengarse de lo que otrora les hizo la RNC.

Hay muchos otros grupos, bandas, facciones y tribus a lo largo del Mojave; así como lugares inhóspitos, personajes e historias. La buena gente de Goodsprings, la jovialidad de Prim, la enigmática Jacobstown, el tesoro de Sierra Madre... Pero ya hemos hablado bastante y no hay necesidad de echar a perder una aventura así; hay cientos de secretos y zonas en este vasto desierto que esperan ser exploradas por solitarias almas perdidas en busca de andanzas. Así que ponte el guardapolvos, acomoda tu sombrero, coge tu revólver y que tus botas comiencen a adaptarse a pisar del Mojave, que con el paso del tiempo, lo amarán más que un vaquero ama la zarzaparrilla.