Actualidad

La OMS reconoce los videojuegos como adicción

Fran García narfm

Un problema mental en ciertas condiciones

La Organización Mundial de la Salud ha reconocido el gaming, jugar a videojuegos, como una adicción, un problema de salud mental que tiene lugar al adoptar ciertos comportamientos ante el entretenimiento interactivo. La OMS compara (vía CNN) el problema con otros trastornos como las apuestas.

El patrón de comportamiento que debe tener una persona adicta a los videojuegos según registra la OMS en su página web se basa en tres tendencias. El individuo debe mostrar una discapacidad de control en cuanto al gaming, como la frecuencia de juego o no tener la habilidad o determinación para parar de jugar.

Además, el jugador debe dar más prioridad al videojuego que a otros elementos de su día a día, afectando a su vida diaria. Por último, el trastorno con el videojuego debe continuar o crecer a pesar de las consecuencias negativas. El problema, según la OMS, debe ser tratado clínicamente.

La propia organización dice que esta no es una adicción común. En una entrevista con CNN, Vladimir Poznyak, del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, dice: "Millones de jugadores alrededor del mundo, incluso cuando se aproximan al gaming intenso, nunca podrían ser calificados como personas perjudicadas por un trastorno del juego".

La OMS anunció en diciembre la intención de incluir la adicción a videojuegos como problema mental, aunque ciertos científicos se oponían a ello. El nuevo epígrafe del listado de enfermedades y trastornos de la organización, actualizado por primera vez en 18 años, ha acabado incluyéndolo.