BeTech: noticias de tecnología

IBM

Las prohibiciones de IBM a sus empleados: Ni USB, ni tarjetas SD ni memorias Flash.

Las prohibiciones de IBM a sus empleados: Ni USB, ni tarjetas SD ni memorias Flash.

El pánico a las filtraciones de datos ha hecho que la multinacional informática se blinde bajo nuevas reglas.

Aunque desde que empezó Internet ha habido pirateo informático, hackeos de bases de datos y ransomware, el escándalo de la filtración de los datos personales de casi 100 millones de usuarios de Facebook ha sido como un punto y aparte cuyos ecos vamos a estar viendo mucho tiempo. Ecos como la reforma de reglas internas en la compañía IBM, que al parecer ha decidido blindarse para evitar filtraciones de ningún tipo.

 

Nada de USB ni unidades extraíbles

International Business Machines Corporation, más conocida como IBM, es una de las más antiguas en el sector de la Tecnología y la más en cuanto a Informática. Fundada nada menos que en 1911, posee más patentes que ninguna otra empresa de Tecnología de Estados Unidos; es conocida por inventos como el cajero automático, el disquette informático, el disco duro, la banda magnética o la memoria RAM dinámica. Y a tenor de lo que la web The Register ha publicado, parece que sus directivos se han tomado muy en serio el actual clima de hackeos, ‘leaks’ y robos de datos, y han decidido revisar las reglas internas para el personal.

En un mensaje interno dirigido a los empleados, el Oficial de Seguridad y Jefe Global de Información de IBM, Shamla Naidoo, les ha señalado que la compañía está “expandiendo la práctica de prohibir la transferencia de datos a todos los dispositivos portátiles de almacenamiento (USB, tarjeta SD, memoria Flash)“, lo que comprende todas las unidades extraíbles. Algunos departamentos de la compañía ya tenían esta política en marcha, pero “en las próximas semanas vamos a implementar esta política a nivel global“, en todas las divisiones, fábricas, oficinas y laboratorios de la compañía, por lo que ningún empleado podrá usar una llave USB o una tarjeta SD para descargar datos.

Pánico a las filtraciones

¿El motivo? Bien claro: porque “el posible daño financiero y de reputación por perder o usar de forma errónea dispositivos portátiles de almacenamiento debe ser minimizado”. De esta forma, todos los departamentos usarán un servicio de Sincronizar y Compartir para mover los datos de un sitio a otro. Un método que parece incompatible con algunas de las acciones que el personal de la compañía debe acometer, como el caso de los empleados que tienen que descargar parches y programas para instalarlos en dispositivos y productos de clientes, algo que requiere de memorias USB para el proceso.

Sea como fuere es bastante significativo el hecho de que este anuncio interno se haya hecho después de lo sucedido con Facebook. ¿Veremos a otras empresas seguir el mismo camino para protegerse a ellas, sus activos y sus clientes?