BeTech: noticias de tecnología

MACHACAR Y RECICLAR

El doloroso y fascinante proceso de reciclaje de los iPhone

¿Qué les sucede a los iPhone viejos o irrecuperables? Que caen en manos de Daisy, el robot que los desmonta

0
El doloroso y fascinante proceso de reciclaje de los iPhone

En el panorama actual, un smartphone se queda anticuado en un año, y tras 12 meses sale un sucesor que es mejor, más actual, etc. De hecho hay compañías que lanzan 2-3 modelos importantes dentro de un mismo año. Pero incluso con las que son como Apple, que renueva su popular iPhone de forma anual, se sigue creando un enorme stock de móviles que por una u otra razón -están rotos, brickeados, vienen mal- acaban de vuelta en las factorías Apple. ¿Y qué se hace con ellos? ¿Tirarlos? Ni hablar, se reciclan.

 

Daisy, el robot reciclador de iPhones

Tirar miles de smartphones que están construidos con materiales valiosos desde la pantalla al procesador sería poco más que tirar dinero a la basura. Apple tiene un programa de reciclaje de móviles con los que aprovecha la mayoría de los componentes. Pero como webs tipo iFixit suelen mostrar con sus ‘teardowns’, desmontar un iPhone es un proceso complicado y que lleva tiempo, sobre todo para sacar los componentes sin romperlos. ¿La solución? Un robot llamado Daisy.

Para reciclar un teléfono hace falta desmontarlo y separar cada parte que lo compone. También hay que verificar su estado, ya que de reutilizar un componente defectuoso o dañado no servirá de nada darle una segunda oportunidad. De esto es de lo que se encarga precisamente Daisy

Presentado hoy por Apple y ya puesto a trabajar, Daisy es un robot con varios brazos y cintas que se encarga de desmontar los iPhones de diferentes generaciones para reciclarlos de la forma más completa, eficiente y ecológica posible. Y por supuesto tardando menos que un operario humano, ya que Daisy puede ‘machacar’ hasta 200 iPhone a la hora, quitarles los componentes aprovechables y ordenarlos en pilas para transportarlos de forma sencilla. Daisy está compuesta de un conjunto de escáneres, brazos robóticos y cadenas capaz puede desmontar nueve versiones diferentes del iPhone, clasificando todos sus componentes reutilizables en el proceso.

Un proceso doloroso y fascinante

Segunda incursión en el terreno de los robots recicladores, Daisy ha surgido tras la experiencia obtenida por Apple con Liam, un gigantesco robot que la compañía puso a trabajar en 2016 en el reciclaje de móviles. Pero donde Liam demostraba ser útil aunque limitado -sólo podía desmontar el iPhone 6-, Daisy ha demostrado su versatilidad y puede reciclar componentes de diferentes modelos de Apple como vemos en el vídeo. Excepto del iPhone X.

Daisy es otro ejemplo más del grado de compromiso que Apple tiene con el entorno y el uso de proyectos que no dañen al medioambiente. De hecho su anuncio ha coincidido con el Día de la Tierra, y se ha producido un par de semanas después de que Apple anunciara que ya es la primera compañía que funciona con el 100% de energías renovables en todas sus tiendas, oficinas y fábricas alrededor del mundo, algo que a Steve le habría encantado sin duda.