BeTech: noticias de tecnología

CONDUCCIÓN COLÉRICA

Los coches del futuro no te dejarán conducir si estás enfadado o triste

Los coches del futuro no te dejarán conducir si estás enfadado o triste

Así es Affectiva, la inteligencia artificial que te vigila desde que te montas en el coche y decide por ti.

Imagina esta escena: es el 2023 -por poner un año a medio plazo-, las 8 a.m. y cogemos el coche para ir a la oficina. Pero nos hemos levantado de mal humor, estamos cabreados y el día pinta asqueroso desde el inicio. Vamos a arrancar el coche y… no funciona, no se inicia, porque la inteligencia artificial que el fabricante ha integrado nos ha escaneado nada más entrar y ha decidido que no, que estamos muy enfadados como para conducir sin riesgos… No, no es un episodio de Black Mirror, la serie británica que esta anticipando el futuro de la sociedad, sino algo real que ha sido inventado.

 

Affectiva, la IA que te vigila

Lo mismo sucedería si entramos en el coche demasiado tristes, que la IA llamada Affectiva no dejaría que condujéramos porque ese ‘exceso’ de emociones podría intervenir negativamente en la conducción. Suena un poco absurdo, ¿no? Al fin y al cabo el ser humano lleva conduciendo enfadado y triste desde hace un siglo -de hecho hay quien lo hace todos los días-, pero en la perfecta sociedad a medio / largo plazo que esta tecnología que estamos creando va a dibujar, Affectiva suena más lógico y razonable.

Cómo Affectiva nos ve y analiza

Cómo Affectiva nos ve y analiza

Creado por una startup con base en el prestigioso Media Lab del MIT (Instituto Tecnológico de Massachussets), Affectiva es un programa con IA emocional, una pieza de software fácil de instalar por el fabricante, por lo que podría convertirse en un estándar entre las marcas de coches en pos de esa seguridad al volante que acabará convirtiéndonos de conductores a pasajeros.

Según sus creadores, Affectiva podría ayudar a evitar accidentes y situaciones de peligro provocadas por conductores distraídos, adormilados y demás. Pero, ¿no es el hecho de que nuestro propio coche nos esté escaneando y nos quite privilegios sin nuestro permiso un caso de cederles el poder a las máquinas?

Nuestra cara en una enorme base de datos global

Visto desde el plano de evitar accidentes por conductores distraídos o adormilados, Affectiva es una gran idea. Pero extender eso a situaciones como alguien enfadado (según la situación, claro) o triste ya parece más del tipo ‘futuro siniestro de máquinas al mando’ que otra cosa. Obviamente, si estamos en un estado de ‘conducción colérica’ entonces sí tiene sentido que el coche nos quite el privilegio hasta que nos calmemos. Es en el nivel de intrusión al que programar la IA donde radicaría la cuestión clave.

El CEO de la empresa que ha creado Affectiva dice que su IA tiene una base de datos compuesta por 6 millones de rostros de 87 países diferentes, por lo que el software tiene un aprendizaje de máquina a nivel emocional. Si esto no es ideal para un episodio de Black Mirror…