Star Wars: Jedi Challenges, Impresiones

Jose luis Lopez de Garayo Felgueroso

El pasado Viernes acudimos al evento conjunto de Lenovo y Disney Star Wars: Desafíos Jedi en Madrid, donde pudimos probar por primera vez sus gafas de realidad aumentada Lenovo Mirage. Te contamos como fue nuestra experiencia.

Conviértete en un Jedi

El lugar que Lenovo escogió para hospedar sus Desafíos Jedi en Madrid no podría haber sido más apropiado. El parking Orbit subyacente al lugar donde se celebró el evento parece sacado de una película de ciencia ficción de los noventa, laseres blancos adornando paredes negras al entrar y una temática de atardecer en Miami creando un espacio distinto a lo habitual. A la izquierda de la entrada al parking y usando un esquema similar de laseres sobre tonos apagados se encontraba la sala donde transcurriría la presentación española de Lenovo Mirage, las nuevas gafas de realidad aumentada con las que Lenovo quiere subirse a este popular tren con Star Wars: Desafíos Jedi.


Durante una breve presentación pudimos aprender las intenciones que tiene Lenovo con respecto a este producto. Se trata de su forma de utilizar el poder y atractivo mediático de la franquicia de películas más popular del momento mientras que emplean sus nuevos dispositivos para entrar en el sector de la realidad aumentada y virtual. Así, el producto que ya hoy se puede comprar en tiendas incluirá no solo las susodichas gafas de realidad aumentada sino también una réplica de una espada laser y lo que llaman una “baliza de posicionamiento” con la que el juego podrá determinar en todo momento la posición y orientación de nuestro sable. Al hacer su alianza con Disney y compromiso con Star Wars tangible en estos productos Lenovo dijo saber que “muchos de estos sables laser acabarán en las estanterias”.

Pero para conseguir captar a las masas no bastará con la licencia más cotizada del momento, Lenovo deberá distribuir un producto de acuerdo a la misma a un precio adecuado. Durante la ronda de preguntas comenzamos a dudar de que fueran a hacerlo, especialmente en lo relativo al precio. Lenovo pretende cobrar la friolera de doscientos euros por el kit completo, una cifra que inicialmente nos chocó especialmente al tener en cuenta que Jedi Challenges será (por ahora) el único juego disponible para Lenovo Mirage. Esto lo convierte en un producto que se compara más facilmente con Rock Band que con cualquier otra oferta de realidad virtual en el mercado. Aquí tenemos un juguete pensado para llevar a cabo una fantasía concreta y sin ningún otro uso práctico, acompañado de periféricos que solo podemos usar para el juego en cuestión.



Con esto en mente, más vale que el juego en cuestión sea por lo menos decente si queremos justificar la compra. Afortunadamente, Jedi Challenges es muy divertido y la tecnología que lo acompaña intrigante e innovadora. El juego incluirá cuatro modos: una especie de defensa de torres, el ajédrez que pudimos ver en el Halcon Milenario durante la primera película, una modalidad en la que simplemente devolveremos rafagas laser con nuestras espadas laser y, por supuesto, duelos mano a mano contra los más reconocibles villanos de la saga. De estos pudimos probar los dos que involucraban el sable laser, dejando los más estratégicos quizás para otra ocasión.

Carencia de contenido

En el caso del modo de oleadas, se trata de una experiencia relativamente simple. Usando nuestro sable laser deberemos devolver el fuego inminente, teniendo cuidado también de acabar con los enemigos que se acerquen demasiado. El modo de duelos es bastante más complejo, recordándonos a juegos como Punchout o Infinity Blade. Tendremos que arrearnos con un rival, aprender sus movimientos y contrarrestarlos. Está por ver la complejidad que esto alcance en la versión final pero el segundo de los dos combates que probamos ya era una experiencia dinámica e involucrada. Con ocho planetas y por tanto ocho duelos en la versión final puede que este modo tenga mucho jugo, pero no sabemos si el de las oleadas dará tanto de sí y la escasa duración de los duelos puede hacer que hasta esos ocho nos sepan a poco.



El hardware es lo que hace que esta sea una experiencia distinta a la mayoría de realidad virtual. En primer lugar, las gafas Lenovo Mirage. Se trata de realidad aumentada que no virtual, lo cual implica que sigamos pudiendo ver nuestro entorno mientras las usamos a través del frontal transparente de las mismas. Desafortunadamente no pudimos probarlas fuera de los kioskos completamente oscuros donde tenía lugar la demostración así que no podemos confirmar que su funcionamiento sea óptimo en lugares mejor iluminados. Lo que si podemos decir es que la calidad de imagen y resolución de las que disfrutamos son mayores a la mayoría de dispositivos de realidad virtual en el mercado, a excepción quizás del HTC Vive Pro. Las imágenes son claras, nitidas y en ningún momento aparecieron borrosas sin requerir ningun toqueteo por parte del usuario.

La espada laser incluida funciona bien, ayudada por la baliza de posicionamiento que con su diseño de bola de goma brillante nos recuerda a los periféricos de Sony. La ilusión de estar blandiendo nuestra propia espada laser está bien conseguida, si bien al fijarnos específicamente en el sable notamos determinados fallos visuales, especialmente al moverlo más rápido. Las gafas son ligeras y cómodas de usar, en unos veinte minutos usándolas apénas sentimos molestias.



A pesar de la calidad del producto y del juego incluido, no llegamos a estar convencidos de que el precio escogido unido a la exclusividad para un solo juego vaya a ser la receta de un éxito. El caso es que Jedi Challenges no deja de ser un juguete especialmente caro, algo que regalar a nuestro sobrino si es fan de Star Wars y que sin duda disfrutará unos días. Pero, a no ser que la versión final incluya desafios mucho más difíciles y entretenidos de los que pudimos comprar, va a ser difícil recomendar esta compra. La tecnología involucrada es francamente interesante y funciona muy bien, lo que hace aun más difícil pensar que este producto puede tener sus días contados ántes de salir siquiera al mercado. Está por ver pero desde aquí justificar un producto así, que va a ocupar espacio necesario en nuestros domicilios y tiene una vida útil claramente limitada por las limitaciones de su contenido, nos resulta difícil. Quizás nada de eso importe porque Jedi Challenges no deja de ser una de las mejores formas de encarnar a los míticos jedis y esa fantasía puede ser suficiente para hacer de ello un éxito.

Kinect: Star Wars

Título de Star Wars que basa su jugabilidad en el detector de movimientos Kinect

Kinect: Star Wars