Actualidad

10 juegos por los que Xbox Game Pass ya merece la pena

Xose Llosa

Colección de Xbox Game Pass

Explorando el catálogo actual de Xbox Game Pass

Xbox Game Pass, el servicio de juegos con suscripción de Xbox One, está revolucionando la comunidad. Aunque atractivo desde el primer momento, el hecho de que Microsoft vaya a lanzar todas las producciones de Microsoft Studios de salida en el servicio, se ha granjeado aplauso unánime. Sin embargo, quedémonos con la primera parte del discurso: “atractivo desde el primer momento”.

Xbox Game Pass lleva varios meses en activo, con la promesa es una colección instantánea de más de 100 juegos bajo una suscripción de 10 euros mensuales. El primer beneficiado de la nueva política de exclusivos de lanzamiento será Sea of Thieves, la nueva IP de Rare que llegará a las tiendas el próximo 20 de marzo. Sin embargo, hoy ya hay una selección de juegos disponible en Xbox Game Pass por la cual seguramente merezca la pena tomar en cuenta el servicio.

Los pesos pesados de Xbox

Uno de los máximos atractivos entre el catálogo de Game Pass es Gears of War 4. La cuarta entrega principal de la saga, es la primera original desarrollada por The Coalition, nuevo estudio a cargo de la franquicia. Más allá de su interés inherente al abrir un nuevo arco argumental, este es un juego perfecto para estrenar Xbox One X. The Coalition es uno de los estudios que más partido la han sacado por el momento al nuevo hardware, y su propuesta representa un título imprescindible.

Muy en la línea de Gear of War 4, Halo 5: Guardians, otro de los exclusivos más destacados de Xbox One, también forma parte de la selección de Xbox Game Pass. El cara a cara del Agente Locke y el Jefe Maestro se convierte en la aproximación más sólida de 343 Industries a la franquicia, y su modo multijugador se ha hecho incombustible gracias a un soporte constante y la certera comunidad de Halo.

Velocidad y juegos injustamente tapados

A falta de Forza, que por ahora no cuenta ninguna entrega en la selección Game Pass, Dirt Rally es uno de los exponentes de velocidad más interesantes del catálogo instantáneo. Codemasters decidió con Dirt Rally sentar un punto y aparte en la franquicia, tomando de nuevo un camino más conservador para el amante del rally. Ahora, Dirt Rally, junto a su reciente segunda entrega, representa el mejor exponente del género.

Una función interesante de un servicio como Game Pass es la posibilidad de acercarse a juegos que, por unas u otras circunstancias, quedan tapados en el momento de su lanzamiento. Uno de los títulos más injustamente tratados del catálogo de Xbox es Recore. La obra de Armature Studio, afectada por errores técnicos en su lanzamiento, no logró despuntar claramente en los análisis ni entre la comunidad. El poso que quedó de su estreno fue más negativo a lo que en realidad el juego esconde. Sin embargo, con el paso del tiempo, además de mejoras a través de actualización, esta aventura de acción ha ido ganando público en el boca a boca. Como parte de Game Pass no hay excusa para no darle un tiento, y cuenta con una posibilidad muy elevada de sorprender.

Bajo esa misma lógica, Xbox Game Pass debe ser la excusa perfecta para jugar el título de Mad Max. Desarrollado por Avalanche, creadores de la saga Just Cause, este lanzamiento de Warner Bros. no busca más que ser un juego de acción en mundo abierto ambientado en el universo de Greg Miller. Sin más pretensiones, todo lo que intenta hacer lo hace realmente bien.

¿Quién ha dicho Resident Evil?

Explorando en el catálogo, hay algún imprescindible más. Con muchos ejemplos de la saga Resident Evil entre la selección, los verdaderos obligados son Resident Evil Remake HD y Resident Evil 0 HD. La Origins Collection de Resident Evil representa una dosis nostálgica para el fan que añora los primeros juegos de la saga, con un acabado de muy altos vuelos en su versión HD.

Retrocompatibles imprescindibles

Xbox Game Pass da cabida también a juegos retrocompatibles del sistema, lo que obliga a tres paradas obligatorias. En primer lugar, Bayonetta, de Platinum Games. El juego de 360, retrocompatible con Xbox One, vuelve a estar de actualidad a través del inminente lanzamiento en Nintendo Switch de las dos primeras entregas. Una buena manera de ir abriendo boca es con la versión retrocompatible. De las ediciones originales, la de Xbox 360 era más solvente en su rendimiento, que con la retrocompatibilidad supone un plus de estabilidad.

También forma parte del catálogo retrocompatible la trilogía de Bioshock. Las tres entregas lanzadas en Xbox 360, disponibles para su descarga directa en Xbox One. Lástima que no se incluya la edición remasterizada de Bioshock publicada recientemente, pero sea como sea es imperativo acercarse a esta veterana saga para todo aquel que no haya tenido oportunidad.

El cierre de esta decena de juegos de Xbox Game Pass viene con el guiño al viejo fan de Xbox. Ninja Gaiden Black fue exclusivo de cabecera de la Xbox original. Más de una década después, el juego de Team Ninja vuelve a ser protagonista en la plataforma de Microsoft, por ser uno de los primeros ejemplos para la retrocompatibilidad de clásicos de la veterana Xbox original con Xbox One. El juego de Team Ninja tiene profundas mejoras al ser jugado en One, por lo que resulta interesante recuperarlo por dos motivos: el primero, por la calidad que lo mantiene vivo y desafiante todavía hoy; el segundo, por la curiosidad de ver lo que pueden dar de sí las funciones de retrocompatibilidad en Xbox One.

Diez juegos que hoy están disponibles en Xbox Game Pass, y que merece la pena jugar o recuperar.

Halo 5: Guardians

Halo 5: Guardians es un nuevo proyecto de la saga de acción futurista first person shooter de Microsoft desarrollado por 343 Industries para Xbox One.

Halo 5: Guardians