BeTech: noticias de tecnología

Uber

Uber: "Los taxis sin conductor serán una realidad en 2019"

Uber: "Los taxis sin conductor serán una realidad en 2019"

Uber está preparado para lanzar sus taxis sin conductor el año que viene, y no se trata de una prueba.

Un paso más hacia el transporte del futuro, eso es lo que acaba de dar el CEO de Uber, Dara Khosrowshahi en un evento de Bloomberg que se celebraba hace unas horas en Suiza. Y es que para el magnate, Uber está preparado para lanzar al mercado los taxis sin conductor para que pueblen las calles a partir del año que viene, concretamente a mediados de 2019.

No obstante, antes de lanzar los coches sin conductor, la empresa tiene pensado incorporar a las carreteras sus primeros vehículos autopilotados donde un responsable de la marca ocuparía el asiento del conductor para evitar posibles fallos, al menos en un primer momento. Tras ese primer periodo de pruebas Uber pondría a disposición del consumidor vehículos autónomos que realizaran un número limitado de recorridos preestablecidos, rutas que la compañía está segura de que los taxis sin conductor podrían realizar sin problemas.

De esta manera, en vez de solicitar el destino a la hora de subirte a uno de estos taxis autónomos, Uber propone que los mismos realicen rutas prefijadas, por ejemplo, entre estaciones de tren y aeropuertos, o entre paradas especificas y centros de convenciones.

"Tendremos vehículos autónomos en la carretera dentro de los próximos 18 meses. Y no me refiero a coches en pruebas, sino a un caso real de transporte entre puntos prefijados”.

El futuro del taxi

En el pasado ya hemos visto como compañías del tipo de Uber están interesadas en el primer taxi volador del mercado, el cual se ha dejado ver en el último CES de Las Vegas. No obstante, antes de surcar los cielos, la compañía quiere controlar el transporte terrestre con estos vehículos sin conductor que podrían aparecer en las calles americanas a mediados del año que viene.

Khosrowshahi puso como ejemplo una situación ficticia en Phoenix, donde en el 95 por ciento de los casos el clima es difícil o el mareo de la ciudad para un vehículo autónomo puede ser algo complicado. En estos casos Uber enviaría un automóvil con un conductor humano, pero en el 5 por ciento de los casos restantes un taxi sin conductor podría realizar el trabajo de forma más que eficiente.

La idea principal del Uber es ir aumentando este 5% hasta el 100% a lo largo de los próximos años, pero para eliminar por completo el factor humano del sector del transporte parece que aún tendremos que esperar bastante tiempo.