Qué podemos esperar de Ori and the Will of the Wisps

Magia sensorial, poderío visual y un sistema jugable a la altura de los más grandes. La nueva aventura de Moon Studios pretende llegar hasta el olimpo de los dioses plataformeros por medio de un videojuego que se atisba, además de espectacular en lo estético, fascinante en el plano interactivo.

Avance de Ori and the Will of the Wisps

Si hay algo en el mundo actual del videojuego que me fascina, es su abrumadora infraestructura creativa gracias a los cada vez más prolíficos estudios independientes. Hay casos como el de Drinbox, Playdead o Team Cherry cuyos —en principio limitados— recursos han dado como resultado obras que son capaces de competir de tú a tú con los grandes nombres del sector.

Por otra parte, equipos como Moon Studios, cuyo desarrollo se ha visto potenciado por la experiencia de un distribuidor a la altura de Microsoft, han sido capaces de mantener su política creativa y realizar obras a la altura del primer Ori. Lejos de lo que muchos podrían imaginarse, detrás de esta aventura de plataformas y acción ambientada en un mágico mundo de fantasía y protagonizada por unos carismáticos personajes, se esconde una de las mejores producciones de la generación.

La gran emotividad de la primera aventura de Ori, cuyo viaje nos llevó a descubrir parajes de ensueño gracias a las habilidades que íbamos desbloqueando, conociendo a misteriosos personajes —como el simpático Gumo o el inquietante Kuro— a la vez que aprovechábamos la compañía de Sein para superar desafíos, rompecabezas y todo tipo de situaciones, fueron elementos definitorios de uno de los videojuegos metroidvania más destacados del panorama contemporáneo.

La nueva aventura de Ori

Con semejante primera parte, no es de extrañar que muchos de nosotros tengamos Ori and the Will of the Whisps dentro de la lista de juegos más esperados de 2018. El material visual al que hemos tenido acceso hasta ahora deja bien claro uno de sus puntos fuertes: la excelencia estética de la primera parte parece estar a un nivel (tanto artístico como técnico) superior.

Decenas de planos de scroll, combinación de estructuras y personajes tridimensionales con elementos y efectos de partículas 2D novedosos y llamativos, unidos como un todo gracias a una delicada atención por la animación. En definitiva: todo cobra vida en pantalla en Ori and the Will of the Wisps, más aún cuando el espacio escénico interactivo se ve azotado por los impresionantes efectos atmosféricos. Analizando tanto el trailer inicial como los documentos visuales “detrás de las cámaras” que ha publicado el estudio, podemos apreciar el nivel alcanzado por Moon en cuanto al dominio del motor Unity y las herramientas específicas que han diseñado para este nuevo videojuego.

Pero, más allá del espectacular entorno gráfico del título, todo apunta a que Ori and the Will of the Wisps alcanzará cotas de altura dentro del género metroidvania. El control del personaje principal en la primera parte ya nos recordó, en cuanto a sensaciones jugables, a lo vivido durante los años 90 cuando nos pusimos a los mandos de títulos como The Lion King o Earthworm Jim: la suavidad de movimientos y la respuesta del mando fueron espectaculares. Eso se potenció rápidamente con el añadido de multitud de movimientos, como el doble salto, el planeo, la habilidad de nadar o la posibilidad de llegar a zonas inexpugnables por medio de variados métodos.

Escribiendo la historia contemporánea del género

Lo que hará de Ori and the Will of The Wisps un videojuego sorprendente, además de por su deslumbrante —y en algunos momentos abrumador— apartado audiovisual (memorable la banda sonora de Gareth Coker de la primera parte), será adaptar de forma fidedigna la base creada en Blind Forest perfeccionando sus carencias y añadiendo nuevas habilidades.

Una dedicación mayor en los enfrentamientos contra enemigos finales, con una cantidad de dinámicas de ataque y rutinas de movimientos a la altura de grandes como los Donkey Kong de Retro Studios, unido a un aprovechamiento del —excelente— equipo de diseño de niveles para hacer más complejo, gratificante y necesaria la infraestructura de backtraking pueden hacer de The Will of the Wisps un videojuego de aventura, acción y plataformas cercano a la perfección. Estamos deseando comprobarlo.

Ori and the Will of the Wisps

Ori and the Will of the Wisps, desarrollado por Moon Studios y editado por Microsoft para PC y Xbox One, es la secuela del plataformas Ori and the Blind Forest que mantiene las bases del original con mecánicas 2.5D, puzles y un diseño artístico maravilloso. Embárcate en una aventura completamente nueva y descubre los misterios que esconde el bosque de Nible, averigua las verdades ocultas sobre los perdidos y desvela el verdadero destino de Ori.

Ori and the Will of the Wisps