BeTech: noticias de tecnología

ANTI-EPIDEMIAS

Cómo un satélite puede prevenir epidemias meses antes de suceder

Cómo un satélite puede prevenir epidemias meses antes de suceder

Brotes de Malaria y otras enfermedades causadas por insectos pueden predecirse desde el espacio.

Solo por Malaria, una enfermedad producida por parásitos y la primera en importancia entre las llamadas enfermedades debilitantes, mueren entre 700 000 y 2 700 000 personas al año por causa de la malaria, de los cuales más del 75 % son niños en zonas endémicas de África. Esta misma semana la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha iniciado la vacunación en Masa en Nigeria para prevenir una epidemia de Cólera. Y aún tenemos en la memoria el caos y el miedo surgidos en el mundo entero con la epidemia de Ébola que se inició en Guinea en 2013 y llegó a extenderse por Estados Unidos, España y Reino Unido.

 

Cómo un satélite puede prevenir epidemias

Epidemias y pandemias (epidemias masivas a una escala mucho mayor, como serían las plagas zombi que vemos en obras y escritos de la cultura popular actual) son una realidad que organismos como la OMS intenta erradicar antes de que surjan. Y en este campo de anticiparse al enemigo es donde entran en juego la NASA y su enorme red de satélites que orbitan en el Espacio, alrededor de la Tierra, ya que los investigadores están usando datos obtenidos de estos satélites -como los Landsat- para detectar y prevenir estallidos de malaria y otras enfermedades susceptibles de convertirse rápidamente en epidemias.

¿Cómo puede cortarse una cabeza antes de que esta salga? Fijándose en quien la provoca, en este caso los mosquitos que transmiten la malaria. Para ello los satélites son cruciales a la hora de identificar áreas en África y otros continentes que tengan un suelo húmedo que prodiguen la aparición de zonas en las que los mosquitos puedan reproducirse con rapidez. Por ejemplo una zona deforestada, o que acaba de ser arrasada por una inundación son grandes caldos de cultivo para que surjan masas de agua ideales para los mosquitos. Con una de estas de un tamaño adecuado, podría estallar una epidemia de malaria, pero si se identifican los terrenos con rapidez, la OMS puede atajar una epidemia hasta tres meses antes de que vaya a estallar.

Para dentro de unos años

El sistema, que está siendo probado, aún necesita varios años de refinamiento hasta que entre en pleno proceso operativo. Pero aunque ello signifique que todavía tardaremos en tener un ojo en el espacio listo para adelantarse a las posibles futuras epidemias que sufriremos en el siglo XXI -que según los expertos vendrán todas de África-, al menos está en marcha. Y en el futuro sitios como Perú, que ahora mismo usan apenas redes anti-mosquitos, sprays y otros elementos rudimentarios, puedan destinar recursos al saber dónde puede suceder una.