BeTech: noticias de tecnología

FRACASOBOT

¿Se ha suicidado este robot de seguridad en una fuente?

¿Se ha suicidado este robot de seguridad en una fuente?

Si ahora no son capaces de esquivar fuentes, da miedo pensar cuando tengan el diseño de Robocop.

Según el futuro que hace 30 años exactos -felicidades, Murphy- imaginó el irreverente Paul Verhoeven en su genial Robocop, en el ‘futuro cercano’ (o sea, ahora) tendríamos policías robot patrullando y encargándose de los criminales al más puro estilo republicano: a tiro y ostia limpia en plan 'aquí te pillo, aquí te mato'. Pero como dice este estupendo tweet reconvertido en viral de la semana, “nos prometieron coches voladores, en vez de eso tenemos robots suicidas”.

 

¿Se ha suicidado este robot de seguridad en una fuente?

Tecnologías como vehículos autónomos y patrulleros robots es algo que ya está en pruebas. De hecho en Dubai ya tienen botcops, o policías robot por las calles. Y por lo que se ve también en la ciudad americana de Washington, en la que se está probando un modelo de robot llamado Knightscope K5 dentro del complejo de oficinas de Whashington Harbor.

Pobre STEVE...

Llamado STEVE, un acrónimo de Vehículo de Seguridad Tecnológica Mejorada, el K5 llevaba una semana de prueba poniendo a prueba las funciones para las que fue programado, como detectar cualquier tipo de actividad inusual e informar de inmediato a sus compañeros humanos para que investigasen. Dada la complejidad del entorno en el que se movía -pasillos, escaleras, entradas, puertas, plazas-, la fuente situada en una zona de accesos del complejo era el mayor desafío que STEVE tenía que superar. Y ya vemos el resultado: que se fue directo a ella, algo que Twitter ha hecho viral y ha disparado el cachondeo con la idea de en vez de tener a Robocop, nos ha tocado un ‘futuro’ de robots que no pueden ni esquivar una fuente que está como obstáculo a evitar en su programación básica.

Sólo estaba disfrutando del verano

Knightscope, la compañía que ha desarrollado al K5, ha hecho en la red lo mejor que podía hacer: tomárselo a broma y reírse un poco de ellos mismos. con un tweet que no tiene desperdicio: “Oí que los humanos pueden darse un chapuzón en el agua, pero que los robots no. Lo siento. Sólo quería disfrutar el verano”. Según la compañía, este ha sido un incidente aislado, y reemplazarán al difunto STEVE por uno nuevo sin coste alguno para las oficinas. No, en serio: ni aeropatines, ni ropa inteligente que cambia de talla, ni coches voladores -los drones con cabina no cuentan-, ni un Robocop patrullando las calles. Vaya futuro, aunque al menos no hay Terminators… De momento, porque los rusos andan en ello.