BeTech: noticias de tecnología

PANTALLAZO AZUL

Cómo la pantalla de la muerte protegió Windows XP de Wannacry

Gran parte de los PCs con el viejo XP no se infectaban del todo.

0
Cómo la pantalla de la muerte protegió Windows XP de Wannacry

Presente en el sistema desde la primera versión, no hay pantalla que de más miedo al usuario de Windows que la temida Blue Screen of Death (BSOD) o Pantalla Azul de la muerte. Llamado también Pantallazo Azul, un informe reciente de expertos en seguridad señalan que fue la BSOD del viejo Windows XP la que salvó a esta versión del sistema operativo de Microsoft de ser infectado a un nivel mayor durante el ataque de Wannacry.

 

Cómo la pantalla de la muerte protegió Windows XP 

Hace unas semanas, el malware Wannacry -creado con xploits robados a la NSA y perpetrados supuestamente por hackers de Corea del Norte- infectó cientos de miles de ordenadores en 150 países por todo el mundo, y la culpa se le atribuyó a los ordenadores equipados con Windows XP, una versión del SO de Microsoft que hace años que no tiene soporte oficial de seguridad. Pero un reciente informe de la compañía de ciberseguridad Kaspersky Lab, autora del conocido antivirus, ha señalado que la mayoría de equipos infectados por Wannacry usaban Windows 7 y no XP.

Del 100% de los más de 300.000 equipos infectados, un astronómico 98% eran PCs con Windows 7, mientras que en el 2% restante estaban los ordenadores con XP y otras versiones. Un número que podía haber sido mayor en los PCs con XP de no haber sido precisamente por el temido pantallazo azul de esa versión concreta de Windows, según sostienen los expertos de ciberseguridad de la compañía Kryptos.

La mítica Blue Screen de Windows XP, ¿la recordáis?

La mítica Blue Screen de Windows XP, ¿la recordáis?

El pantallazo salvador

Al probar varias versiones de Windows, Kryptos descubrió que Wannacry no era tan efectivo en XP. En sí Windows XP es vulnerable a ETERNALBLUE, uno de los dos exploit que conforman el dañino malware, pero el otro exploit, DOUBLEPULSAR, no consigue desplegarse en XP porque el equipo que usa este viejo sistema se ‘crashea’, se rompe y muestra la pantalla azul de la muerte, lo que exige un reinicio manual del PC. Por este motivo Wannacry no consigue instalarse del todo en el ordenador y no lo infecta al 100% como sí hace en Windows 7.

Si instalásemos Wannacry a mano en un PC con XP, entonces el malware sí lo infectaría por completo, pero dada la manera en que el virus se expandió e instaló de forma remota en un equipo tras otro, él mismo provocó el error del sistema que activó el pantallazo azul y por tanto evitó que la cifra de ordenadores infectados fuese mayor en el mundo. Vivir para ver.