BeTech: noticias de tecnología

SALTO BASE DRON

Saltar de un dron, nuevo deporte de riesgo

Saltar de un dron, nuevo deporte de riesgo

Mira cómo este paracaidista realiza el primer ‘Drone Jump’.

 Como tantas otras tecnologías, los drones empezaron siendo un alto secreto militar -igual que Internet, por cierto- y han acabado por ser abrazados por la sociedad a todos los niveles. Tenemos el uso puramente recreativo de volarlos como un vehículo más de radiocontrol; han conseguido su propia liga profesional de carreras; sirven para filmar espectaculares vídeos y proteger rodajes de cine. Y es la base detrás de los primeros taxis aéreos que prometen cambiar el transporte urbano para siempre. Pero hoy les añadimos un nuevo uso: El Drone Jumping.

 

Saltar de un dron, nuevo deporte de riesgo

El salto BASE es una modalidad del paracaidismo, consistente en saltar desde un objeto fijo y no desde una aeronave en vuelo, y en la actualidad, es considerado por muchos como el más extremo entre los deportes extremos. El riesgo es considerable aunque muy calculado y controlado. Los practicantes de este deporte estudian cada salto antes de realizarlo y solo si las condiciones son las adecuadas para hacer el salto, se realiza. Aceptado como un deporte aéreo en España, se usa un paracaídas rectangular especial y la técnica de tracción o deriva en caída libre, saltando de lugares como edificios, antenas, puentes, riscos o acantilados.

Pero, ¿y si no tenemos ninguna zona de estas, ningún punto alto a mano pero aún así queremos practicar el salto base? Pues la solución es simple: usar un dron. La empresa de vehículos aéreos autónomos Latvia ha creado lo que ha denominado como “el primer salto en dron del mundo”, usando para ello un enorme dron propulsado por 28 hélices que ha elevado a un paracaidista 1000 pies en el aire (más de 300 metros). Tras alcanzar la altura adecuada, el saltador se ha dejado caer y ha desplegado el paracaídas inmediatamente como vemos en el vídeo. ¿Se convertirá en tendencia? ¿Será la modalidad extrema más extrema de los deportes de riesgo? ¿Lo usarán espías para acceder a territorio enemigo? El tiempo y la tecnología dron lo dirán.