BeTech: noticias de tecnología

ASFALTO FUTURISTA

Adiós baches, las carreteras que se auto-reparan solas y recargan coches

Adiós baches, las carreteras que se auto-reparan solas y recargan coches

Este asfalto inteligente puede arreglar las roturas que se produzcan en el pavimento.

Una de las mayores huellas del ser humano en la Tierra son las carreteras asfaltadas, cientos de miles de kilómetros pavimentados para que circulen millones de coches por ellas. Pero en la época actual que vivimos, el asfalto es algo poco práctico, costoso y lento de reparar, y que se fractura, se rompe. Y no hay nada peor que los baches, esos agujeros que pueden ocasionarnos daños en el coche o provocar accidentes de tráfico según su gravedad. Por suerte, un grupo de investigadores holandeses han dado con la solución hasta que tengamos vehículos tipo como los que vemos en el nuevo tráiler de Blade Runner 2049 de esos que vuelen sobre las ciudades.

 

Carreteras que se auto-reparan solas

Erik Schlangen, un especialista en materiales de la Universidad de Delft en los Países Bajos, ha dado con un tipo de asfalto inteligente y conductivo hecho a base de pequeñas fibras de acero mezcladas que es capaz de hacer lo impensable: auto-repararse sólo, sin necesidad de operarios ni el tráfico cortado. Y lo hace mediante un proceso tan sencillo como un enorme imán capaz de calentar el asfalto y con él las fibras de acero para que las roturas y baches se arreglen. Está claro que no es totalmente autónomo, porque necesita de una máquina de inducción, pero sí mucho menos problemático que el asfalto actual.

Baches tan peligrosos como este serían cosa del pasado

Baches tan peligrosos como este serían cosa del pasado

Lo curioso es que esto no es ciencia ficción, ya que lleva nada menos que siete años, desde 2010, siendo probado en 12 carreteras diferentes por toda Holanda abiertas al público. Todas ellas en perfectas condiciones ya que este material está diseñado para no tener que arreglarse durante 7-10 años. Según su creador, el coste de implementar este tipo de asfalto en las carreteras del mundo sería un 25% superior al asfalto normal, pero a cambio duplica la vida útil de la carretera y ahorra dinero, ya que Schlangen calcula que de implantarse por toda Holanda, el gobierno del país ahorraría 90 millones de euros al año.

Incluso pueden recargar coches eléctricos

Lo mejor de este asfalto especial es que parece totalmente pensado para el futuro, ya que “poner fibras de acero en el asfalto significa que puedes enviar información por él, por lo que podría ser posible cargar coches eléctricos mientras circulan por la carretera”. Y quien dice coches dice proporcionar energía también para las señales de tráfico, por lo que cada vez que nos parásemos en un semáforo, el coche seguiría recargándose. Sin duda un futuro mejor que soluciona lo que hoy es un doble problema: carreteras viejas que cuesta mucho asfaltar fuera de núcleos urbanos, y coches eléctricos que necesitan tener estaciones de carga para no quedarse tirados.