BeTech: noticias de tecnología

Fidget Spinner

Fidget spinner, el dispositivo barato de moda que hace olvidar el móvil

Fidget spinner, el dispositivo barato de moda que hace olvidar el móvil

¿Relajante o para divertirse? La opinión está dividida.

En los 80 fue el cubo de Rubik, ese puzzle físico 3D imposible para muchos que acabó en el desván (o el cubo de la basura); en los 90 se alternaron la peonza tradicional o su variante de plástico y lucecitas con el yoyó, que también pegó fuerte durante temporadas . Y a mediados - finales de esa época la locura se desató en todo el mundo con el Tamagotchi. Y es que siempre tiene que haber algo que se convierte de la noche a la mañana en un entretenimiento, absurdo o no, pero un entretenimiento a nivel global. Y este es el año del Fidget spinner

 

Finger spinner, el dispositivo barato de moda

¿Recordáis cuando os hablamos del Fidget Cube, ese cubo lleno de interruptores que sirve para aliviar el estrés? Pues el Finger Spinner es básicamente un Fidget Cube para adultos que usa un principio mucho más sencillo. Se trata de una minúscula base con rodamientos internos que cabe en la yema de un dedo, y una superficie alrededor que rota sobre esta. La mecánica es darle impulso a la parte rotatoria y sujetar el Spinner haciéndolo rodar para que no se caiga y mantenga el giro. Y ya está, partiendo de esto las variaciones son infinitas: Los hay sencillos, los hay con un botón central a modo de ‘freno’, los hay metálicos, de plástico, con luces LED, en forma de triángulo, de estrellas ninja, el original redondeado… el cielo es el límite en cuanto a las formas que un Fidget Spinner puede adoptar.

Convertido en fenómeno global como el Fidget Cube, el Fidget Spinner original surgió en Estados Unidos y la marca viene registrada por Brownshop, que los vende en webs como Amazon a 7 dólares la unidad. Pero como suele pasar con estas cosas, las imitaciones han inundado la Red y los clones no se han hecho esperar, de hecho si en vez Amazon acudimos a AliExpress, el ‘Fidget’ o ‘Spinner’ a secas como lo llaman allí -así evitamos querellas por Copyright aunque el plagio sea descaradísimo- se vende a la mitad e incluso menos, ya que por 2,58€ y gastos de envío gratis tenemos el nuestro en casa.

¿Para relajarse o para divertirse?

Sus fines más allá de hacerlo girar sobre el dedo no terminan de quedar claros, pero según quienes registraron la marca, “es divertido e interesante, también efectivo para concentrarse y especialmente aconsejado para relajarse”, recomendándolos para combatir “la ansiedad, la falta de concentración, el autismo, dejar malos hábitos, mantenerse despiertos, etc…“. En sí no ha sido el demográfico adulto del Fidget Cube el que lo ha adoptado (al menos en su mayoría), sino más bien los jóvenes de entre 11-14 años, que lo han convertido en una presencia fija en colegios y patios.

¿El punto positivo? Que aunque a alguno le parezca una chorrada, lo cierto es que les hace olvidar el smartphone aunque sea un rato, y desengancharlos del móvil aunque sea para engancharlos a otra cosa que al menos es más sana aunque sea una intrascendencia total. Pero hey, ¿acaso bailar la peonza o hacer el columpio con el yoyó no lo eran? Aunque los profesores se quejen ya de que es otro trasto para distraerlos de clase y que no presten atención.

Hasta Batman tiene sus propios spinners

Un éxito de ventas

Si algo ha traído consigo este nuevo juguete es desde luego un filón para muchos. Como leemos en el País, Steampunk Spinners es uno de esos negocios surgidos a raíz de la creciente popularidad que el juguete empezaba a tener desde finales del año pasado, y su fundador, Joe Garritano, cuenta cómo empezó a fabricarlos por encargo en Octubre y veía cómo la demanda se triplicaba a finales de enero pasado, con adultos incluso pidiéndole spinners de diferentes formas, materiales y hasta con su nombre grabado, atendiendo pedidos de Estados Unidos pero también de España y Latinoamérica.

Pero tal fenómeno se está convirtiendo también en pesadilla para algunos, ya que el spinner está siendo prohibido en colegios de ciudades como Nueva York o Minnesota, ya que los profesores señalan que los niños no los utilizan con la finalidad original con la que fueron inventados, sino para distraerse. Su ventaja es que al ser tan pequeños los camuflas en cualquier lado. Y la duda que ahora está en el aire es hasta cuándo durará el fenómeno, ya que si algo es el Fidget Spinner es ese típico entretenimiento que usas cuando está de moda y luego queda arrumbado en un cajón hasta que tenga un revival.