BeTech: noticias de tecnología

IMPLANTES CEREBRALES

En 4 años seremos más listos con el Neuralink de Elon Musk

En 4 años seremos más listos con el Neuralink de Elon Musk

La interfaz cerebral será el inicio de ‘la Era de los Magos’.
Apple Watch Series 3, el primer smartwatch con eSIM

En el día de San Valentín pasado, el jefe de Tesla Motors y visionario de la tecnología Elon Musk afirmó que “con el tiempo creo que veremos una fusión de la inteligencia biológica y la digital”, dejando caer un futuro de ciborgs híbridos al estilo de Robocop. Y hace un par de semanas conocimos su Neuralink, una tecnología en forma de interfaz cerebral igual que las ampliaciones de cerebro de la reciente Ghost in the Shell de las que precisamente Facebook también habló esta semana.

 

Más listos con el Neuralink de Elon Musk

De salir adelante, el proyecto Neuralink podría traer ese futuro de implantes cibernéticos antes de lo que pensábamos. Y eso es lo que quieren Musk y los suyos, ya que la intención es la de lanzarlo en el mercado “en unos 4 años”, con la intención de que el dispositivo cerebral pueda servir para tratar males como las lesiones cerebrales severas provocadas por ataques, lesiones cancerígenas, congénitas, etc. La tecnología para tratar pacientes con alguna discapacidad ya tardará un poco más, según Musk “de 8 a 10 años“ al menos.

El modelo con la fórmula de Neuralink

El modelo con la fórmula de Neuralink

Pero la cuestión es que a corto plazo podríamos tener en el mercado un hardware inalámbrico biocompatible que sería el inicio de una revolución tecnológica, en la que podríamos hablar los unos con los otros sin móviles, y usar los ordenadores sin tocarlos. En pocas palabras, fusionarnos con una inteligencia artificial y no que la IA nos reemplace. De hecho Elon Musk lleva tiempo advirtiendo sobre el peligro potencial de ceder el control a las inteligencias artificiales, de las que la misma Google nos advierte que ahora mismo sólo podríamos desconectar a un 40% de todas las IAs del mundo.

The Wizard Era

Poner el Neuralink en el mercado en 4 años y tratar primero lesiones cerebrales y más tarde a pacientes discapacitados no serían más que los primeros pasos para probar de lo que es capaz la tecnología que Musk está creando. Según su gráfico, el paso final, el inicio de la Era de los Magos, sería la “adopción masiva de la interfaz cerebral completa“. O sea, que al igual que la mayor Motoko Kusanagi de Ghost in the Shell, todos los seres humanos tendríamos una mezcla de cerebro real y potenciado con la tecnología, lo que según Musk lleva a “una oportunidad mejorada de un buen futuro”.