BeTech: noticias de tecnología

JUGUETES SEXUALES

RealDoll, un robot sexual realista de 10.000 euros

RealDoll, un robot sexual realista de 10.000 euros

La industria del sexo ve las nuevas tecnologías “con mucho potencial”.
Samsung Galaxy S9 y S9 Plus

Un elemento en el que coinciden no pocas obras sobre cómo será la sociedad del futuro es en el destacado papel de la tecnología en el ámbito de contenidos y productos para adultos. Los robots sexuales se dan por sentado en un futuro en el que estos serán como los de Westworld o Terminator: casi indistinguibles de un ser humano, al menos en cuanto a la apariencia.

 

RealDoll, un robot sexual realista de 10.000 euros

Las FemBot o Gynoid son los robots con cuerpos y cabezas de formas femeninas. Hace varios años que el mercado de juguetes para adultos tiene ‘muñecas’ a tamaño real tan hiperrealistas que no les falta ni el pelo ni la vagina según los requiera el cliente. Pero la tecnología avanza en todos los campos, y el futuro de este sector es pasar al siguiente nivel, y que la muñeca se convierta en un robot.

La cabeza robótica, el siguiente paso antes de los robots sexuales

Eso es lo que hacen en RealDoll, crear cuerpos con articulaciones de acero, esqueletos PVC y ‘carne’ y piel de silicona. Como hemos dicho esto es lo habitual en este mercado, pero en RealDoll van a ir un paso más allá este año e implementar a estos cuerpos inanimados pero movibles una cabeza robótica como leemos en la web Engadget.

La construcción de las muñecas (y muñecos) a tamaño natural de RealDoll hace posible que se les puedan intercambiar distintos modelos de cabeza. Y antes que termine 2017 la compañía pondrá en el mercado una cabeza robótica animada que costará ella solita 10.000 dólares, unos 9.400 euros al cambio actual, una cifra a la que aún hay que añadir lo que valga el cuerpo de la muñeca y los ‘extras’ que pidamos: color de ojos; tamaño, color y forma de los pechos y pezones; tamaño y forma de la vagina, etc.

No, no es una modelo en ropa interior, es una de las muñecas hiperrealistas de RealDoll

No, no es una modelo en ropa interior, es una de las muñecas hiperrealistas de RealDoll

Una cabeza robótica con IA

Pero no penséis que la cabeza de la RealDoll se quedará en algo con funciones animadas básicas, no. La verdadera revolución es que Abyss Creations, la compañía detrás de RealDoll, ha lanzado esta semana Harmony AI, una app para Android que permite acceder a RealBotix, plataforma diseñada para dotar a la cabeza robótica de la RealDoll de una Inteligencia Artificial que le permita interactuar con su dueño. Exacto, una muñeca inteligente para el placer sexual.

Pensad en Harmony AI como una novia virtual que tener en el móvil, una mezcla del personaje de Scarlett Johansson en el film Her y la asistente Siri de Apple que por 20 dólares al año se convertirá en nuestra pareja. Una pareja cuyo avatar podremos modificar cuanto queramos, añadirle distintas voces o dotarla de una personalidad diferente, pero que en el fondo desempeñará el mismo papel: una compañera virtual que del móvil puede saltar a la cabeza robótica para interactuar con ella hablando en voz alta.

Muñeca RealDoll con la cabeza robótica en la que irá Harmony AI, la Inteligencia Artificial con la que interactuar

Muñeca RealDoll con la cabeza robótica en la que irá Harmony AI, la Inteligencia Artificial con la que interactuar

El rechazo a lo no humano

Para sus creadores, ir directamente al paso siguiente, a construir un robot enteramente animado, “sería de tontos”, y prefieren ir poco a poco y lograr primero una IA realista que poder aplicar luego a un cuerpo enteramente robótico, que ahora mismo supone un gasto enorme tanto para los creadores como para los clientes en potencia. Aunque “no puedes construir algo que sea completamente pasable al 100% como un ser humano, mental y fisicamente, y no esperar que la gente se eche hacia atrás cuando lo vean. Eso es la naturaleza humana”, y el llamado ‘Uncanny Valley’ que muchos están deseando alcanzar, aunque pocos se han parado a pensar si deben.